Lo que debés saber sobre los pseudo fanáticos

Dos jóvenes nos explican por qué se sienten mal si una película o canción favorita de repente se vuelve famosa y comercial.

Eden Martínez es un joven de 23 años aficionado al cine, sobre todo a las películas de ficción. Desde que en 2005 se estrenara la película Batman Begins, una producción basada en los DC Comics de Batman, Eden se volvió aficionado de quien la dirigió, el cineasta ingles Christopher Nolan.

A partir de entonces comenzó a ver todas las películas en las que él estaba involucrado desde “El gran truco” en 2006, “El caballero oscuro” en 2008, y “Origen” en 2010. Cuando en 2013 anunciaron que el cineasta ingles dirigiría “Interstellar”, una película que trata sobre el fin del mundo en la tierra y de cómo un equipo de astronautas se encarga de viajar a través de un agujero de gusano en búsqueda de otro planeta para los humanos.

En ese momento Eden era aficionado a leer folletos sobre viajes espaciales, agujeros de gusano y literatura de ficción, por esta razón estaba emocionado con el estreno de la película.

¿Por qué nos identificamos con el cine?

El blog del Centro de Psicología de Santander- España,  “Psicología en la Red”, indica que el cine es un proceso terapéutico con el que se pueden revivir traumas, deseos, sueños, preocupaciones y vivencias personales.

Por lo tanto el ser humano se identifica con estas obras cuando se reconoce la raza, el sexo o edad de los personajes y son parecidos a los del espectador, además se pueden seleccionar algunos personajes por características situacionales como vivir en una gran ciudad, ser madre o padre de familia, o compartir principios éticos y valores.

Cuando se estrenó la película “Interstellar”, Eden quedó satisfecho con el espectáculo que ofreció la historia, pero no con su objetividad científica, ya que la trama tenía muchos aspectos que en realidad eran mitos de la ciencia.

“En la historia, es más importante la relación del padre y la hija que el resto” comenta Eden.

Luego de algunos meses la película se fue popularizando, las personas que no eran tan expertas hablaban del director y los autores, “yo escuché a compañeros de clase y en internet que decían que era la mejor película que se había hecho” dice Eden.

Además agrega que la mayoría de gente a la que ha escuchado hablar de esta obra, dicen que no le entienden a la trama pero es buena por eso. A partir de entonces le gustó menos la producción y agrega que le caen mal los “pseudo fanáticos”.

Pseudo fanáticos es un concepto aplicado a personas que siguen algo solamente por imitación y que en realidad su disfrute por esas obras es falso.

 

Eden agrega que los jóvenes se sienten mal cuando una obra que los identifica se vuelve famosa, porque se ven amenazados  que otra persona se apropien de algo a lo que se le ha dedicado individual e internamente mucho tiempo.

La psicóloga Isabel Castellón explica que es normal que los jóvenes se identifiquen con ciertas creaciones, porque suelen asociar sus propias vivencias a esas expresiones artísticas y encuentran algo que es común con su manera de pensar o incluso de expresarse.

Otra Historia, esta aplicada a la música

Arely Valdivia de 20 años, es estudiante universitaria y aficionada a la música Indie, ella al igual que Eden en algún momento se ha sentido mal porque una banda musical que le gustaba de repente se volvió famosa.

“Son nuevas bandas, pequeñas  y casi desconocidas” comenta Arely, que además explica que muchas veces las descubre porque pasa horas en YouTube y una canción la lleva a la otra, hasta dar con algún grupo que suene bien y tenga buena letra.

Pero como las bandas necesitan darse a conocer para ganar más dinero, sacan alguna canción comercial y se hacen famosos, dice la joven. Eso es una de las frases que más se escuchan entre los jóvenes; “esa canción es comercial”.

Cinco conciertos de artistas internacionales que se realizarán en Managua

La música comercial

La música comercial son las canciones que tienen una melodía fácil de comprender, con rima que se repite  cuatro o cinco veces.

Según explica Jamil Zeledón integrante de la banda nicaragüense Nadsat, la música comercial es la que se hace pensando en vender y es dirigida para un público determinado.

Sin embargo se diferencia de una creación musical  interna, porque esas suelen hacerse con mucha espontaneidad, “alguien empieza a tocar y los demás lo seguimos, si nos gusta entonces la sacamos” comenta Jamil.

Lo que si le parece mal es que se mire la música exclusivamente como un negocio,  porque si se hace música solamente para vender, encasillas la obra ya que debe estar dirigida a un segmento de personas, sin embargo aclara que si se quiere vivir de la música,  se tiene que hacer música comercial.

A finales del siglo XIX con el apogeo de la radio y posteriormente de la televisión, las productoras vieron en la música una industria millonaria. Los compositores que se encargaban de hacer estudios de mercados sabían la manera en que las canciones debían ser escritas para que le gustaran a un gran público, luego buscaban a cantantes con talento y con características físicas adecuadas para interpretar la canción.

Arely explica que ella es una persona que evita seguir las cosas comunes y cuando le ha pasado eso siente que algo que forma parte de su identidad pasa a estar en las manos de todos, “sentís como que te están quitando un pedacito de lo que sos” explica la joven.

La razón por la que nos sentimos amenazados a la hora de ver que a otras personas también les gusta algo con lo que nos identificamos, es porque las obras son un espejo de un estado anímico y si las demás personas dicen haber establecido un vínculo afectivo con la obra, entonces quienes ya tenían ese vínculo sienten miedo de ser descubiertos, concluye la psicóloga Isabel Castellón.

Notas Relacionadas

Eugenio Derbez sobre crisis en Nicaragua “somos más los buenos que los malos”

El artista mexicano Eugenio Derbez dedicó algunas palabras a la crisis de Nicaragua mientras su paso por una alfombra roja realizada en 2018.

Rosalía y sus mejores memes

Dos temas musicales de la cantante española Rosalía se han popularizado en internet con divertidos memes.