El concierto de Residente, estuvo anormal

Les contaré un poco cómo estuvo el concierto ayer.

Resulta que llegué tarde, por eso no pude mirar a ninguna de las bandas nicas que iban a comenzar con el concierto, de hecho cuando estaba llegando al lugar, sonaba “Mujer de Miel” de Manifiesto Urbano. La última canción que cantaron. 

Esperamos como cuarenta minutos a que saliera René, hasta el punto que la gente empezó a sentarse en el suelo. Pero de repente sonó el intro de “Somos Anormales”, el público enseguida empezó a gritar y a dar saltos. 

Luego de un espacio instrumental de la música, salió René y hubo un grito generalizado, con aquello de “tres ojos, cuatro orejas, mucho pelo entre medio de las cejas”, la gente comenzó a corear la canción y todo se descontroló con el coro y los gritos de “soy anormal”.
 

•El playlist para el concierto de residente
 

La cosa fue mejor cuando cantó una de mis canciones favoritas de Calle 13. Sí, aunque él se presentó como Residente, la mayoría de lo que cantó fueron las canciones que lo hicieron famosos como “El Aguante”. 

Las personas emocionadas gritaban las letras con el puño levantado. El sistema de luces era muy bueno, la mayoría de veces blancas y azules, no molestaban la vista y hacían un escenario perfecto. 

 

¿Qué dijo René? 


Después de cantar “El Aguante”, René hizo una pausa para dar una introducción a su próxima canción. El puertorriqueño dijo que él trata de hacer música de verdad, de los sentimientos y las cosas que le molestan, tanto situaciones sociales, como el amor o el sexo. 

Por eso en una canción que escribió con Calle 13 puso todas esas quejas que tenía de la sociedad. Así comenzó a sonar “nací mirando para arriba el 23 de febrero”, una de las canciones más representativas de lo que es general su música. 

La gente se volvió loca, las cervezas se desperdiciaron cuando un grupo de jóvenes comenzaron a tirarla por los aires, los saltos y movimientos de cabeza con el coro fue un sentimiento de gritos y quejas reprimidas que probablemente salieron en ese momento con “calma pueblo que aquí estoy yo”

La energía del escenario y la que transmitía el público fue una unión equitativa de disfrute. La conexión llegó a tanto que en un momento de pausa musical, René comentó que todos éramos hermanos, entonces le pidió al público que abrazaran a la personas que tenían al lado. 

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje

Ahí estaban un grupo de personas en un concierto, abrazándose unos con otros. Todo tuvo sentido cuando empezó a decir que no existían emigrantes, porque todos somos humanos, los mismos; hermanos. 

“Tengo tu antídoto”  cantó, la gente lo siguió con la letra, pero las personas que estaban frente al escenario, literal todos tenían un celular con el que estaban grabando, René se fijó en eso, y aprovechó una pausa musical para decirle a la gente que disfrutaran del momento y guardaran los celulares. 

Por algunos segundos las personas le hicieron caso, pero después todo volvió a la normalidad, y las primeras filas del concierto se llenaron de celulares. 

•La propuesta musical de las bandas del Son Nica 2017



Latinoamérica 


El mejor instante fue cuando Residente mencionó a Nicaragua como un pueblo luchador, ensalzando la figura de Sandino y posteriormente sonó uno de sus mejores clásicos; “Latinoamérica”, la gente cantaba con todo, los puños levantados, las banderas de Nicaragua empezaron a salir, y para darle un toque más celebre al momento, resulta que empezaron a caer unas cuantas gotas de agua, las luces azules inundaban y se fundían con el cielo, y la música te intoxicaba los oídos. 

Pero de un momento a otro Residente cambió el estilo de música,  sonó “Atrévete”, vaya clásico. Estaban entre el público los que se sentían raros  con el reguetón y los que perreaban sin ninguna pena, al final todos acabaron haciendo lo segundo, porque es casi imposible no saberte alguna parte de la letra de esa canción y todavía es mucho más difícil no moverte a su ritmo. 

 

 

Con el concierto avanzado René dijo que como parte de su gira por Estados Unidos y Latinoamérica, está grabando su video musical de la canción “El Futuro Es Nuestro”, y los países que visite en esta gira, saldrán en el vídeo, así que le pidió al público nica que saltara, cuando la letra dijo “yo calculo que en dos segundos brincarán como canguros”, se acabó cualquier tipo de tranquilidad, hubo un bonito caos con los saltos y solo quedaron  los gritos de un público entregado a la necesidad de expresarse a través de la música.

Notas Relacionadas

Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

La mujer transgénero Kysha López es acusada de financiar los tranques en Diriamba. En la cárcel ha sufrido discriminación por su orientación sexual.

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...