Harvin Lesage: “Mi plan es atrincherarme en la música”

Cortesía / Maje
El joven Harvin Lesage ha grabado dos temas musicales relacionados a las protestas que comenzaron desde abril en Nicaragua y planea sacar un disco.

Harvin Lesage se interesó por la música desde que tenía 13 años, en ese momento era un experto en cantar canciones románticas porque su voz se acoplaba a la suavidad de las baladas. Sin embargo, hace un año cambió radicalmente su estilo musical, ahora según el joven, le canta a la libertad, a Nicaragua y a la inmortalidad de los caídos de abril. 

El apellido Lesage se hizo conocido en las marchas de Jinotepe, porque los tres hermanos Luis Miguel, Jean Carlos y Harvin Lesage se dedicaron a cantar en contra del Gobierno durante las manifestaciones azul y blanco. Harvin es el menor de ellos, tiene 20 años, ha escrito cuatro canciones dedicadas a las protestas, de las que solo ha podido grabar dos “Vandálica” y “Que gran amigo”. 

Vandálica, la nueva canción el excarcelado Harvin Lesage

Harvin se involucró en las protestas el 19 de abril, “indignado por las reformas del INSS”, dice el joven músico. La indignación del joven hacia el Gobierno, no hizo más que aumentar cuando el 21 de abril su hermano Luis Miguel recibió un balazo en el brazo derecho.  “Ese día decidí que quería hacer música de protestas”, recuerda Lesage. 

Harvin participó en las protestas armado solamente con su voz para denunciar las injusticias. Foto: Cortesía / Maje

Desde entonces, Harvin participó en las protestas armado solamente con su voz para denunciar las injusticias. “La situación de crisis me hizo cambiar mi forma de pensar, antes no tenía pensado cantarle a las injusticias”, confiesa el menor de los tres hermanos Lesage. 


“Predicador de la libertad”, la canción de Eddy Montes 


El jueves 16 de mayo, fue un día trágico para Harvin Lesage, quien se encontraba en la cárcel y presenció la muerte del matagalpino Eddy Montes. “Tuve la idea de crear una canción para que él (Montes) pueda ser recordado”, explica el cantante. 

¿Quién es Hugo Hernández, el primer actor de cine nicaragüense?

Ese 16 de mayo, en el silencio que quedo en las celdas del Sistema Penitenciario de La Modelo después de la muerte de Eddy Montes, Harvin junto al estudiante Dilón Zeledón, comenzaron a crear las primeras ideas para la canción. “Él (Dilón) me ayudó a darme ideas, en unas dos horas compusimos la canción”, narra el jinotepino. 

Esta no fue la primera canción que Harvin compuso en honor a un caído de abril, meses antes, en julio del año pasado, ya había compuesto una canción para su amigo José María Campo, quien murió durante la denominada operación limpieza en Jinotepe.

“Que gran amigo”, es el nombre de la canción que Harvin le dedicó a “el Chema”, como él le llamaba. Un día después del 8 de julio, el jinotepino se encontraba en una casa de seguridad cuando se dio cuenta que murió José María Campo, una persona que Harvin conocía desde infancia. 

Jandir Rodríguez sobre héroes de abril: quería una canción que inspirara a la gente

“Lo lloré un montón, era una persona popular aquí en Jinotepe”, narra Harvin, agrega que en medio del dolor por la muerte de su amigo, un 11 de julio del año pasado la Policía lo capturó mientras estaba en un almuerzo familiar.

“Que gran amigo”, es el nombre de la canción que Harvin le dedicó a “el Chema" de Jinotepe. Foto: Cortesía / Maje

Desde las celdas de El Chipote, el joven no dejó de pensar en la muerte de su amigo y pensó que la mejor forma de hacer catarsis era componer una canción. “Compuse las primeras estrofas y se las enseñé a mi hermano”, relata Lesage, a partir de entonces entre los dos compusieron la canción. 

La música ha sido para la familia Lesage, un destino voluntario tomado de generaciones. “A mi mamá le gustaba cantar cuando era joven”, explica el joven, luego los hermanos mayores de Harvin se dedicaron a cantar género urbano, mientras él siendo el  más pequeño de la familia, cantaba música romántica. 


El adolescente que le cantaba al amor 


 Harvin Lesage nació en 1998 en el departamento de Carazo, su madre es originaria de Santa Teresa, mientras su padre es de Jinotepe. 

Mariano Torrez, el Masaya que trabaja con ingeniero ganador de 5 Grammys

Rodeado de sus dos hermanos y sus padres, Harvin creció en el barrio de San Antonio en Jinotepe, de sus primeros años de vida recuerda los paseos familiares, casi siempre a lugares con bosques o montaña”, donde no hay mucha gente”, recuerda el joven, agrega que la música siempre ha sido parte de su familia. 

La música ha sido para la familia Lesage, un destino voluntario tomado de generaciones. Foto: Cortesía / Maje

A sus 13 años, Harvin miraba a sus hermanos cantar, hacer presentaciones o grabando canciones para los discos. Él pensaba que quería ser como ellos, pero en ese entonces solo cantaba en la ducha. “A los 13 años cantaba música romántica, sentía que era acorde a mi voz, como las notas musicales de Sin Bandera o Luis Fonsi”, dice Lesage. 

Dos años después, Lesage cantó por primera vez en una actividad pública, representó a su Colegio San José en una competencia municipal de canto, donde obtuvo el tercer lugar interpretando una canción de la popular agrupación estadounidense “Backstreet Boys”. 

Un concierto de rock para los perritos de la Fundación Adán
 

“Ese día lo tengo grabado en la mente, me sentía súper observado, había un jurado y un público bastante atento, al finalizar la canción la gente aplaudió bastante”, relata. 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

❤🇳🇮

A post shared by Harvin lesage (@harvin_lesage) on

 

Gracias a su buena interpretación en la competencia, después de salir de secundaria Harvin pensó en estudiar una carrera de música, pero no tenía el dinero necesario para pagar las clases, así que ingresó a la Universidad Central de Nicaragua (UCN), donde  empezó a estudiar Mercadotecnia. 

“La música también es un mercado, así que la carrera es un complemento para la música”, explica el joven, quien no pudo continuar con sus estudios porque el año pasado fue apresado acusado de terrorismo y estuvo en la cárcel durante 11 meses. 


“Mi plan es atrincherarme en la música”


Por ahora los planes de Harvin están concentrados en su música, su familia y la lucha azul y blanco. 

Exiliado, la nueva canción de Jandir Rodríguez
 

Para este estudiante, la música es su trinchera de lucha, él espera seguir componiendo canciones que hablen de las injusticias que se cometieron en Nicaragua, de las muertes y sobre todo quiere hacer composiciones que le den ánimos al pueblo. “No quiero que se apague la llama de la lucha”, afirma el joven. 

 ingresó a la Universidad Central de Nicaragua (UCN), donde empezó a estudiar Mercadotecnia. Foto: Cortesía / Maje

Ante la pregunta de si tiene miedo, Harvin afirma que después de haber pasado por el encierro de la cárcel ya no tiene más miedo. “Además yo no ando haciendo nada malo”, defiende el joven de 21 años. 

Su meta principal por ahora es publicar un disco con canciones dedicadas a la lucha, hasta el momento ha escrito cuatro composiciones “Vandálica”, “Que gran amigo”, “Predicador de la libertad” y “Homenaje a los caídos de abril”. “Sería un honor que mi primer disco sea un homenaje a mi país”, concluye Harvin.
 

Notas Relacionadas

La Alianza Cívica pone fecha a la reanudación de la negociación nacional

La Alianza Cívica solicitó al Gobierno reanudar la negociación nacional y fijó la continuación para el 31 de julio.

De la música a las protestas, artistas exigen el cambio en Puerto Rico

Los artistas de Puerto Rico, siendo una de las principales cunas de la música latina, lideran las protestas en su país.