Netflix | Maniac, una ecuación mental que no llenó expectativas

Foto: Cortesía / Maje
Maniac, la serie que prometía adentrarse en un laberinto mental no logró llenas las expectativas. El resultado no fue desastroso, pero no logró subir el nivel.

 

 

La primera vez que hablamos de Maniac las expectativas eran muy altas, pensamos que la serie de Netflix ayudaría a subir un poco su nivel. Si llegamos a esto, fue porque la idea del director, Cary Joji Fukunaga, de guiarnos por el laberinto de la mente era prometedora, agregando el protagonismo de Emma Stone y Jonah Hill

El resultado no fue desastroso, pero no logró las expectativas que muchos generaron días antes de su estreno. 

Un espacio psicodélico y tecno-vintage

Maniac tiene un estilo muy quemado y cliché, la tecnología más avanzada parece un videojuego ochentero, en cuanto al laboratorio es el típico escenario donde los científicos japoneses trabajan bajo luces de neón. Esto es algo que ya hemos visto en otras producciones audiovisuales. 

¿Qué ver hoy? | Netflix estrena una serie de comedia negra

La  época es psicodélica con tecnología vintage y un capitalismo agresivo, es decir, que la sociedad que refleja la serie solo le interesa avanzar en la tecnología y olvidar los derechos de las personas. 

Foto: Tomada de Pinterest / Maje

La serie deja muy en claro que el capitalismo domina el mundo, tan así que el matrimonio, la familia y la amistad es parte del negocio; si no tenías dinero para comer o tomar el metro solo debías de acceder a “un amigo” quién pagará lo que necesites a cambio de bombardearte con publicidad. 

Los estrenos que Netflix trae en octubre

En esta sociedad viven Annie Landsberg y Owen Milgrim, personas de distintas clases sociales que se encuentran en la prueba de Neberdine Pharmaceutical and Biotech, ambos se ayudan a solucionar sus traumas que es el motivo que los une. 

Múltiples universos 

Maniac es una mezcla múltiples universos que son originados por el subconsciente de los personajes. Esto sucede cuando Annie y Owen toman tres pastillas A, B y C (que son parte del experimento), cada una es un significa un paso para enfrentar los problemas del pasado de cada paciente. 

Y cuando intenta ir a sus momentos más traumáticos los personajes producen un viaje que puede llevarlos a comedias baratas de los 80, películas de Elfos y agentes secretos. La línea de la historia se debía y con mucho sentido, ya que el control de los acontecimientos es controlado por la mente de los personajes, la iluminación, el género y el tono del drama cambia. 

Annie Landsberg como Emma Stone Foto: Toma de Pinterest / Maje

A medida de que sus viajes avanzan los protagonistas descubren el origen de sus traumas, por otro lado los científicos encargados del proyecto pierden el control del ordenador y deciden destruirlo. 

El problema de Maniac 

La serie trata mostrar al espectador los lugares que Annie y Owen visitan en su mente, con el objetivo de llegar al origen de sus traumas; mientras visitamos esos escenarios y vemos como los protagonistas se lucen en los diferentes papeles, el interés se va perdiendo ya que irónicamente esos eventos producidos no enriquecen la trama. 

Owen y Annie Foto: Tomada de Pinterest / Maje

En resumen, lo que parecía un juego mental con colores neón es solo una simple sumatoria de eventos diferentes que no logran conectar con los traumas de Annie y Owen. 

Capitana Marvel: El tráiler y los cambios en el cómics

La idea de esta ecuación mental en la que el espectador se adentraría en la mente de un esquizofrénico y una drogadicta prometía una buena experiencia, pero parece que al director se le fue de las manos. 
 

Notas Relacionadas

¡No me queda más! Que ver la nueva serie de Selena Quintanilla

Netflix anunció una serie sobre la vida y muerte de la cantante Selena Quintanilla.

Se estrenará un videojuego basado en ‘Stranger Things 3’

La serie original de Netflix, estará acompañada de un videojuego la próxima temporada.