Entre pinceles, el lado artístico de Madelaine Caracas

Foto: Cortesía / Maje
La joven Madelaine Caracas se ha convertido en una de las mujeres más influyentes durante las protestas de Nicaragua, sin embargo uno de sus sueños ha quedado en pausa.

Al hablar de Madelaine Caracas, es inevitable no recordar su participación durante las primeras protestas causadas por el incendio de Indio Maíz y su conmovedora intervención en la primera sesión del diálogo nacional; cuando leyó los nombres de los primeros caídos en el país.

Más allá de ser uno de las mujeres que más ha resaltado en la lucha del país, Madelaine dejó uno de sus sueños en pausa. 

•  Las acciones que convierten a Madelaine Caracas en una mujer desafiante

Meses atrás, la vida de esta joven era como la de muchos, asistía a la universidad, salía con sus amigos y se dedicaba a trabajar en sus sueños, el arte. 

Acoso, Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

Desde muy pequeña Madelaine se sintió atraída por el dibujo y la pintura. De niña, ella jugaba con plastilina y le gustaba pintar. Actualmente es su pasión. 

“Siempre fue algo muy latente, no teníamos dinero para pagarme clases de dibujo, me tocó aprender sola, trataba de ver, de pintar,  luego me fui involucrando en talleres de niños y jóvenes impartidos por la reconocida artista nicaragüense Patricia Belli”, cuenta la joven. 

 ¿Por qué El lago de los cisnes es una obra tan importante?

Los talleres le ayudaron a desarrollar y a explotar la creatividad, a hacer arte con todo el entorno y a tener un pensamiento crítico, “los sábados iba al Palacio de la Cultura a ver como pintaban, yo miraba y trataba de aprender”, confiesa Madelaine. 

Su primera exposición a los 14 años

La joven fue autodidacta y a los 14 años ya disfrutaba de su primera exposición en el Palacio de la Cultura. 

Escultura "Retrato" de Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

“Presenté una escultura cuando tenía 14 años, estaba metida un montón en la filosofía y como toda adolescente hablaba sobre el interior y la humanidad, entonces recuerdo que la escultura se llamaba “Retrato”, era sobre la desesperación y tristeza”, relata. 

Va más allá de pintar y dibujar 

“Yo no solo pinto, hago arte contemporánea, tiene que ver con videos, fotografías, performance y las artes más formales como la escultura y al pintura. Mis inspiraciones son un espectro muy amplio, una de mis pintoras favoritas es Louise Bourgeois, una mujer feminista y del arte contemporáneo, otros de mis pintores favoritos es Francis Bacon”, comentaba Madelaine.

Resitencia, Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

Su mamá fue uno de los principales pilares para que Madelaine pudiera desarrollarse en el arte, su familia no tenía dinero para pagar talleres, así que su madre buscó talleres gratuitos. Por otro lado a su papá no le asustaba la idea de que el arte fuera su principal fuente de ingresos, ya que en Nicaragua es muy difícil vivir del arte. 

Conectar el arte con la comunicación 

Madelaine es estudiante de la carrera de Comunicación en la Universidad Centroamerica (UCA), cuando ella recién ingresaba a esta institución, formó parte de un grupo de artistas emergentes, en donde trabajaba propuestas más conceptuales, “más allá de pintar cosas bonita”. 

Madelaine Caracas y la caravana informativa continúa gira por Europa

Los temas que Madelaine abordaba eran el acoso hacia la mujer, la sexualidad en la mujer, la salud mental, crítica a los distintos grupos sociales y aspecto que la sociedad nicaragüense aún mira como tabú. “Quería hablar de las realidades de Nicaragua, todo esto era un proceso de investigación como cualquier otra ciencia, pero básicamente la llevás a un producto creativo”, explicó la joven de 20 años. 

Serie 1,1 Frustración, Ansiedad, Dolor, Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

Madelaine lo interpretaba como procesos de comunicación, es por eso que decidió estudiar esta carrera, ya que el arte y la comunicación lograban conectarse.

“Mi meta era terminar la carrera y encontrar un posgrado que tuviera relación con la investigación, pero también con el arte, entonces iba a unir como la parte sociológica con el arte, o irme con el arte terapia”, explica.

Madelaine Caracas, la voz de Nicaragua en el mundo

Antes de que la crisis iniciara en Nicaragua, la joven se encontraba colaborando con DesacosArte, un evento organizado por el Observatorio Contra el Acoso Callejero Nicaragua, un espacio que busca erradicar el acoso sexual en las calles.

Madelaine participó como fotógrafa, en el evento se presentaron esculturas, murales y fotografías que reflejaban las experiencias y expresiones de acoso sexual callejero en Nicaragua. 

“No puedo olvidar mis sueños... ahorita Nicaragua es lo más importante” 

Aunque Madelaine ha pasado por cosas muy duras, sus sueños no han cambiado. 

“No puedo olvidar mis sueños, he pasado 10 u 8 años dedicándome a esto, tratando de perseguir el arte y no se va a ir, simplemente ahorita Nicaragua es lo más importante para mí, ahorita estoy dedica al país. A veces trato de pintar, hace unos días pinte a una mujer, algo sencillo, era como no olvidar lo que quiero”, me comentó la joven. 

 El día que Van Gogh cortó su oreja

 

 

La joven de tez clara confiesa que tiene tiempo de no pintar y que si volvía a hacerlo sería de Nicaragua, aunque ella “continúa procesándolo”, pues aún le duele mucho todavía y se “le hace difícil no llorar”.

Autorretrato 1, Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

Por ahora no ha realizado muchos bocetos, pero gracias al arte logra desahogarse un poco. 

 Las desnudos más emblemáticos en la historia del arte

“Yo cargo con pequeñas acuarelas y si ocupo mucho eso (dibujar), no son pinturas de verdad, es como cuando estas rayando un cuaderno, son como bocetos rápidos, pintar flores, pintar cosas básicas, es como volver al inicio”, expresó Madelaine. 

Los tres momentos más duros 

Durante la lucha, Madelaine ha tenido muchos momentos difíciles, ella cuenta los tres que más la marcaron. 

- Abandonar su hogar: Antes del 18 de abril la joven tuvo que salir de su casa, cuando enfrentó al diputado sandinista Edwin Castro, porque recibió amenazas y ella “no sabía a lo que se enfrentaba”. 

 Desde la trinchera de protesta de la música

Retrato paciente Hospital Psicosocial, Madelaine Caracas Foto: Cortesía / Maje

- El diálogo nacional: Fue uno de los días más dolorosos en su vida, “recuerdo todo el dolor que sentía, ahí iniciaron las amenazas más fuertes”. 

- No ver a sus padres: Mientras Madelaine se encontraba de viaje por Europa con la Caravana Informativa de la Solidaridad para Nicaragua, a la joven le llegaron reportes de amenazas a su familia. "Hemos pasado muchas cosas duras, nosotros nos quedamos con las familias nicaragüenses que nos acogen y las amenazas hacia mi familia mientras estoy lejos, ha sido doloroso”, contó la joven. 

Notas Relacionadas

La vez que Rosario Murillo acudió al Cenidh

Tras 20 años de la visita de Rosario Murillo al Cenidh, diputados del gobierno sandinista le quitan la personería jurídica al organismo de derechos...

Cuatro ONGs afectadas por el gobierno sandinista

Durante la represión en Nicaragua que empezó desde abril, muchas Organizaciones sin Fines de Lucro denunciaron las violaciones a derechos humanos, ...