Más periodistas renuncian de la TV nacional

Mario Medrano, Eveling Lambert y otros comunicadores decidieron ya no seguir colaborando en medios de comunicación afiliados al gobierno.

Varios periodistas están renunciando en los medios de comunicación, esta mañana Mario Medrano manifestó que ya no colaborá para Canal 10.

En las redes sociales se publicó el video donde el periodista Mario Medrano explica las razones de la renuncia.

Nastassja Bolivar: “Lloro con vos mi Nicaragua”

“Creo que es el momento de emprender nuevos retos, de buscar nuevas oportunidades y dejar escenario para que las nuevas generaciones asuman estos desafíos”, expresó Medrano.

“La comunicación tiene que ser siempre abierta, he apostado por un periodismo que dignifique a las personas, que engrandezca a Nicaragua y que busque sobre todas las cosas la verdad”, finalizó.

•  Varios periodistas y presentadores de tv renuncian en los medios de comunicación

La comunicación desde las redes sociales

Luego de su renuncia muchos de los periodistas y presentadores de televisión están utilizando las redes sociales para expresar su opinión ante los actos de violencia que están ocurriendo.

•  Apoyando a Nicaragua desde afuera

Maritza Rivas, está constantemente haciendo un llamado a la paz y la verdad. Otro que está expresando su opinión es Arnulfo Peralta, él escribió el siguiente mensaje después de la muerte de su colega periodista Ángel Gahona.

“Asesinato de un Periodista en Bluefields, uno de los hechos más repudiables en la jornada de protestas que se registran en diferentes partes del país, condenable actitud y cobarde que no se justifica en ninguna circunstancia, estamos de duelo y es urgente un basta ya de violencia, no es justo que Nicaragua siga poniendo sus muertos, el diálogo es ya, Ángel Eduardo Gahona era periodista de Canal 6 y tenía su programa local”.

La comunicadora,  Eveling Lambert, también se pronunció en sus redes sociales:

.

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.