La sesión de Playboy en la que participó Salvador Dalí

Foto: Cortesía: Pinterest/ Maje
Surrealismo, huevos, desnudos, collage entre otras cosas que encantaron en la sesión de Playboy que dirigió Salvador Dalí.

Entre conejitas, huevos gigantes y surrealismo, así fue la sesión de fotos que dirigió Salvador Dalí para Playboy

En 1973 el gran Salvador Dalí dijo sí a la famosa revista, procedió a dirigirla y a realizar los bosquejos. 

Según la revista Playboy, la sesión ocurrió en verano, en la costa de Cadaqués, España. Dalí trabajó junto al fotógrafo de Playboy Pompeo Posar.

Los desnudos más emblemáticos en la historia del arte

Él estaba esperando al equipo de Playboy en su casa, “Dalí se levantó, ofreció su mano, y comenzó a gritar ¡mariposa, mariposa!”, cita la revista Playboy en su artículo “El mundo erótico de Salvador Dalí”.

El verdadero significado de los huevos gigantes

La famosa sesión no solo destacó por cuerpos desnudos, también por el retrato de un huevo gigante, una serpiente y algunos collages como una botella de Coca Cola.

Foto: Cortesía: Pinterest/ Maje

Los huevos gigantes estaban por toda la casa de Dalí, de hecho ahora son un gran atractivo para los turistas. Según la revista Playboy estos huevos gigantes estaban vinculados con algunos recuerdos de Dalí por el paso del vientre materno. 

Para que entendás mejor la importancia de los huevos para Dalí, tenemos que hablar un poco de la mitología griega. 

La hermana olvidada de Van Gogh

Zeus fue convertido en cisne y tuvo relaciones con Leda, producto de eso ella tuvo dos huevos, uno puro y el otro común. En el huevo puro se encontraban Pólux y Helena de Troya. 

Foto; Cortesía; Pinterest/ Maje

Rumaguere era un doctor que probó que Dalí no estaba loco, él descubrió que Pólux y Helena eran Dalí, volviendo a la explicación de los dos huevos, Dalí comentó a la revista que en el huevo común habían dos personas entre ellas Cástor el hermano mortal de Pólux. 

Para Dalí, Cástor es su hermano, quien murió de Meningitis a los 7 años, el nombre de él era Salvador, es por eso que a Dalí decidieron ponerle Salvador. 

Salvador Dalí y sus pinturas más controversiales

“Ése es mi gran trauma, la mayor tragedia de mi vida, pero también mi mayor virtud. Desde que nací, mi familia me habló toda mi vida, en todo momento, sobre el otro Salvador. Nunca me hablaron a mí, le hablaban a él. Eso se convirtió en una gran obsesión. Creí que mi cuerpo y mi alma eran parte de mi hermano, el Salvador mortal”. Dijo Dalí

Foto: Cortesía: Pinterest/ Maje

Es por esta razón que a él gran Dalí le encantaba el exhibicionismo, su gran bigote y sus escandalosos cuadros dejaron en claro quién era el verdadero Salvador Dalí.

Las decapitaciones en el arte

“A través de este exhibicionismo, como Pólux, me he vuelto inmortal, mientras que el otro Salvador ha muerto. Por eso, son tan importantes los huevos en mi vida”. Salvador Dalí

Notas Relacionadas

La Navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una Navidad roja.

Netflix podría bajar las tarifas de suscripción

La empresa ya está probando disminuir las tarifas en varias partes del mundo.