¿Por qué cuando dormís mucho, tenés más sueño?

Dormir ocho horas para levantarse con mucha energía y después descubrir que tenés más sueño de lo habitual, tiene su explicación.

Creo que la mayoría alguna vez nos hemos dormido temprano, con la idea de que al siguiente día podemos levantarnos con mucha energía por haber dormido lo suficiente. 

Pero después pasamos todo el día con sueño, de hecho desde que te levantas tenés sueño y pensás, pero dormí las ocho horas o al menos siete y el cuerpo sigue adormilado sin demasiada energía. 

En realidad esto tiene una explicación, algunos científicos le denominan "embriaguez del sueño", se refiera a las personas que acumulan muchas horas de sueño, esto les provoca síntomas de resaca, como dolor de cabeza y  las extremidades se sienten pesadas. 

Los regalos para navidad más buscados en google
 

Cortesía/Maje

Sucede esto porque el cuerpo pasó demasiado tiempo dormido y eso hizo que el cerebro se confundiera, puesto que generalmente estas horas de sueño no son el ciclo del sueño que cotidianamente tenemos y luego volver al funcionamiento normal del cuerpo cuesta un poco más. 

De hecho dormir tantas horas incluso puede causar enfermedades. 


1.    Un sueño ligero 

Un psiquiatra de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), en un estudio afirmó que cuando dormimos ocho o más de ocho horas según la gente para reponer energías, lo que tenemos es un sueño ligero que no te deja descansar del todo. 


2.    Afecta al cerebro 

Un sueño prologado y ligero provoca estragos en el cerebro, hace que envejezca  más rápido, por ende pierde funciones en menos tiempo, de acuerdo a una investigación del Diario de la Sociedad Geriátrica de Estados Unidos.

¿Se puede estar enamorado de dos personas a la vez?
 

Cortesía/Maje


3.    Despertarse muchas veces 

A veces sucede que tenemos muchas horas para dormir y queremos aprovecharlas, pero cuando ya ha pasado cierto tiempo durmiendo, empezás a despertarte, es porque se cumplió el ciclo del sueño al que tenés acostumbrado al cerebro y el cuerpo no descansa aunque estés intentando dormir. 


4.    El sueño y enfermedades mentales 

Dormir demasiado también puede estar ser un síntoma de alguna enfermedad mental, por ejemplo la depresión, las personas quieren alejar el sentimiento y duermen para evitarlo. 

Quienes están diagnosticados con depresión e intentan dormir más de la cuenta, esto les puede empeorar la enfermedad. 

Cortesía/Maje


5.    Lo recomendado 

Según estudios de la Universidad de Pittsburgh, publicados por el medio PBS, actualmente las personas están cada vez más preparadas para dormir menos horas, por lo tanto lo ideal cuando se quiere recuperar las horas de sueño perdidas en la semana, es levantarse, tener alguna actividad y luego volverse a dormir.

 Es una manera de engañar al cerebro, pero eso te permitirá dormir más horas y no sentirte cansado. Así que ya sabés aquello de “me dormiré temprano para levantarme bien mañana” no es del todo cierto. 
 

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.

Netflix podría bajar las tarifas de suscripción

La empresa ya está probando disminuir las tarifas en varias partes del mundo.