10 cosas inolvidables de tu niñez

Foto: Cortesía Pinterest /Maje
Estas 10 cosas te llevarán directo a tu infancia.

De niños nos gustaba explorar e imaginar cosas grandes, también éramos muy inoportunos, siempre se nos ocurrían cosas en los peores momentos, pues de pequeños no pensamos solo lo hacíamos porque sí. De hecho, nos impresionábamos con cosas pequeñas y sencillas y por eso nuestra niñez fue más feliz que la que viven ahora.

 Recuerdo que de niña era muy solitaria pero tenía una imaginación muy extraña; a mí me gustaba jugar a la escuelita, pero como era una niña sin amigos, inventé que las plantas de mi abuela eran mis alumnas, las formaba en hileras y procedía a dar mi clase. 

Los animes más populares que marcaron tu infancia

Quizás tu infancia fue más divertida que la mía o quizá te podés identificar. Lo cierto es que todos tuvimos infancias muy distintas, pero sí hay algo que todos tenemos en común, son aquellas cosas que solían decirnos en forma de “regaños” o para asustarnos. Ya saben, aquel “cuidadito tal cosa sino te sale la mona”, o algo así. 

Es por eso que aquí te dejo 10 cosas que les ocurrían a los niños nicas

1. Te van a llevar los duendes

De niño te decían que si no estabas bautizado te iban a llevar los duendes, también que si eras mentiroso en la noche te llevarían los duendes. Esto era típico de las abuelas. Aunque pensabas que era mentira, escuchar las historias te daba un poquito de miedo y no podías dormir en la noche por pensar en eso. Cerrar fuerte los ojos o cobijarte de pies a cabezas era el máximo refugio.

 2. La luna me sigue 

Sentías curiosidad por el cielo y las estrellas, te quedabas ido viendo hacia arriba, pero cuando decidías caminar sentías que la luna te seguía, ¿te pasaba esto? Es chistoso, en algún momento hasta te detuviste para que la luna dejara de seguirte.  
Aunque la luna no se mueve con nosotros, lo sentimos así debido a que está a una larga distancia y es difícil percibir su movimiento. 

Cortesía: GIPHY/ Maje

3. El Hada de los Dientes 

Cuando teníamos un diente flojo, ni modo, tocaba aflojárselo con la lengua o los dedos. Nos decían que si lo colocábamos debajo de nuestra almohada, el Hada de los Dientes nos dejaría una moneda. Aunque, algunos salados nunca experimentaron esto, unos porque les tocó a las malas, que les amarraran un hilito y les jalaran el diente. A otros los llevaron al dentista

4. Te pegabas a la tele

Nuestra amiga era la televisión y nos gustaba pasar viendo “tele” todo el día, pero teníamos una maña de pegarnos demasiado y nuestras mamás nos regañaban porque decían que íbamos a quedar ciegos. 

Cortesía: GIPHY/ Maje

5. Planta explotadora 

En la calle nos encontrábamos algunas plantas que producían unas semillas verdes, luego de que éstas tomaran un color café las arrancábamos y las sumergíamos en el agua para que explotaran. Y los más tuani, le echaban saliva. Esto era algo sorprendente y lo hacíamos lo más grande.

6. Te comías los mocos

Si hacías esto te decían “cochino” y te regañaban, si te los comías ¡qué asco! Bueno, si no te los comías, te gustaba sacártelos y limpiarte en cualquier lado, tu mamá te regañaba siempre por esto, aunque conozco a gente que aún lo hace. 

Cortesía: GIPHY/ Maje

7. Las profesiones de niños

Después de que mirábamos una película de acción nos creíamos espías y andábamos escondiéndonos por la casa, aunque siempre se daban cuenta de que los andábamos vigilando, era divertido. También en nuestros juegos éramos; doctores, policías, bomberos, estilistas y maestros.

8. Los cuentos para que te fueras a dormir

Siempre nos costaba dormir, porque a nadie le da sueño temprano y nuestros padres lo hacían más difícil cuando nos decían “dormite chavalo que va a venir la mona”, era peor dormirse porque te metían en miedo. 

Adiós Bulma

9. Mordíamos el lápiz y solo escribíamos a un lado del cuaderno

Quizás hacer esto nos relajaba o al contrario, mordíamos la cabeza del lápiz  porque estábamos nerviosos. Cuando era el primer día de clases nos gustaba escribir solo al lado derecho del cuaderno porque el otro estaba vacío y se miraba feo, la cuestión es que nuestros padres nos regañaban porque desperdiciábamos  los cuadernos. 

Cortesía: GIPHY/ Maje

10. Los bares del colegio

Cuando sonaba el timbre para ir a receso era un desorden total, porque para tantos niños en el colegio solo había un bar, te pasabas todo el recreo haciendo fila y no te daba tiempo de comprar. 

Seguramente hicimos muchas cosas que no recordamos, ser niño es una de las etapas más divertidas y nostálgicas para recordar. 

¿Qué hacías vos de niño?

 

Notas Relacionadas

El Diciembre Victorioso del que habla Rosario Murillo

Hace 44 años y precisamente en el mes de diciembre, el FSLN logró concretar una operación que marcó la lucha contra Somoza.

¡No me queda más! Que ver la nueva serie de Selena Quintanilla

Netflix anunció una serie sobre la vida y muerte de la cantante Selena Quintanilla.