Sumar cartas de +4 y +2 en UNO, es trampa

Cortesía / Maje
Los creadores del juego explicaron por qué es trampa sumar +4 y +2 en UNO.

Muchos hemos visto a personas que juegan UNO con una técnica sencilla para escapar de las cartas de castigo como el +4 o el +2. Lo que hacen es agregar otra carta de la misma categoría para salvar su juego y que el castigo le caiga al jugador siguiente.

Sin embargo, esta forma de jugar según los mismos creadores del juego, está prohibido, por lo tanto es hacer trampa. Desde la cuenta oficial de Twitter, los responsables de UNO aclararon que las reglas oficiales del juego prohíben esta forma de proceder. 

Red Dead Redemption 2 es la sensación del momento

Si alguien usa una carta +4, debes coger cuatro cartas. Foto: Cortesía / Maje

Algunas personas incluso esperan el color, que puede ser azul, verde, amarillo o rojo, para poder usar su +2 y no recibir el castigo del +4. 


¿Cómo se juega legalmente? 

Según los creadores del juego, la persona a quien le toca las cartas del +2 o +4, debe recibir el castigo e incluso pierde su oportunidad de tirar una carta, así que dejá de guardar estas cartas de ataque para defenderte, porque estarías haciendo trampa. 

Juan Sebastián, entre el sarcasmo y YouTube

 

 

En su tweet desde la cuenta de UNO escribieron; “si alguien usa una carta +4, debes coger cuatro cartas y pierdes tu turno. No puedes colocar una carta de +2 sobre ella para hacer que el siguiente jugador coja 6 cartas. Sabemos que lo has intentado”.

El mejor episodio de GOT,  según los actores

En el UNO existen los colores rojos, azul, amarillo y verde. Foto: Cortesía / Maje

Lo mejor es jugar de acuerdo a las reglas, a partir de ahora no hay defensa para los +4 o +2, si usabas esta forma de juego para ganar, es hora de ir buscando otra estrategia. 

Notas Relacionadas

Las mejores frases de Nairobi en La Casa de Papel

Nairobi, la P… ama del atraco ¿está muerta?

Autoconvocados realizarán primer encuentro mundial

Primer Encuentro de Autoconvocados de Europa para discutir la crisis que atraviesa Nicaragua desde abril de 2018.