“Corro para correr a Daniel Ortega”, el mensaje del maratonista veterano Alexander Vanegas

Alexander Vanegas se ha hecho viral en redes sociales por correr en las rotondas y marchar con las manos y pies amarrados.

Cuando tenía unos 30 años se convirtió en maratonista, pero tras una complicación en su columna tuvo que desistir de realizar esta actividad física. Hoy, a sus 62 años y desobedeciendo la orden médica, Alexander Vanegas volvió a correr, esta vez como una forma de manifestación cívica en la crisis sociopolítica que vive Nicaragua.

“Dejé de correr durante 15 años, pero lo retomé el 21 de abril que empecé dando una vuelta por cada asesinado en las protestas”, asegura el veterano maratonista.

• Abogada con máster, psicólogo, comerciante, campesinos: los rostros de los presos

Cuenta que tiene desgastados los últimos 5 discos de su columna y pese a su condición física, le duelen más “las muertes de los jóvenes”.

Alexander Vanegas tiene prohibido correr por orden médica. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Lo curioso de este maratonista no son las vueltas que corre, sino cómo viste y los accesorios que utiliza en su cuerpo: un mecate que tapa su boca, otros dos que amarran sus manos y pies. Además, sus camisas van ralladas con frases puntuales “corro para correr a Daniel” y “maratón por justicia”.

Para “Alex”, a como le llaman las personas cercanas, correr es su tipo de manifestación para “no olvidar a los asesinados, a los que están siendo arrestados injustamente y secuestrados, por los despidos de médicos, profesores y personas que trabajan en instituciones del Estado y por toda la injusticia”.

• Los universitarios de la UNAN León hacen honor a su historia

En esta entrevista el maratonista de 62 años confiesa que corre todos los días, “hoy corrí 3 horas en la Rotonda Jean Paul Genie”.

Ya no da vueltas, cambió la técnica

La primera vez que Alexander fue filmado corriendo fue en la Rotonda Rigoberto López Pérez, en el sector de la UNAN Managua, el 15 de mayo, ese día dijo que daba “63 vueltas, una por cada caído”.

Hoy, confiesa que se ha visto obligado a cambiar la técnica de su manifestación, pues no se esperaba que la cifra de muertos aumentara demasiado, “ahora lo que hago es correr por hora, porque tendría que pasar más de medio día dando las casi 500 vueltas”, confiesa.

Alexander Vanegas corre desde el 21 de abril por los muertos en las protestas. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

 Hasta la fecha hay entre 300 y 448 muertos según organismos de derechos humanos.

Desde el 21 de abril, Alex confiesa que ha gastado alrededor de 8 pares de zapatos.

Amarrado y con pancartas

Además de dar vueltas en las rotondas,  el veterano maratonista ha captado la atención de muchos porque acude a las marchas con la boca tapada y pies y manos amarradas.

Él dice que taparse la boca es la representación de la ley del bozal y amarrarse las manos y pies es para animar al pueblo a seguir luchando aún en condiciones críticas.

• Los mensajes que retratan las calles de Managua

“Yo lo que quiero expresarle al pueblo es que ni que nos amarren o nos impongan la ley del bozal nos van a detener”, afirma.

Es por eso que él invita a las personas a no desistir de marchar y a controlar el miedo que impone el gobierno, “tenemos que controlar el temor para manifestar con lo que no estamos de acuerdo,  ellos (el gobierno) no van a poder más”, dice.

Alexander también ha corrido en sentido contrario, es decir, hacia atrás, como forma de expresar que Daniel Ortega está llevando al país a un retroceso y “para representar todo está al revés en Nicaragua”.

Además carga con un cartel emblemático que dice “No + presos”, chimbombas, flores y camisas rayadas con diferentes mensajes.

Correrá hasta las últimas consecuencias

Para Alexander vivir otra etapa de represión en Nicaragua es sorprendente e increíble “espero que esta sea la última vez, porque no es posible que se esté repitiendo esto (represión) en el país sobre todo en estos tiempos tan modernos”, asegura.

• Jeancarlo López: “Los estudiantes no se venden ni se rinden”

Cuenta que él luchó en los años setenta para derrocar a Somoza y dice que ahora “igual que en la década de los 70, era prohibido ser joven”.

Tiene 62 años de edad y correr es su manifestación cívica. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Desde el 21 de abril que empezó a manifestarse públicamente él ha recibido amenazas y ataques por parte de simpatizantes del gobierno, “me han sacado armas, me han tratado de golpear pero en la calle siento que la gente me protege”, dice.

No obstante sostiene no sentirse amedrentado “yo me controlo… me pueden amenazar, echar preso o mandarme en la tumba, pero yo voy a seguir brincando porque nada me detiene”.

• Personajes que han estado presos en El Chipote

Es administrador de empresas, pero lleva muchos años alquilando apartamentos. Asegura que la crisis “me tiene mal económicamente”.

A raíz del asedio a su persona, él no duerme en el mismo lugar como medida de seguridad.

Su salud se está viendo afectada

Pese a que Alexander está muy entusiasmado corriendo, esta actividad física que le fue prohibida hace 15 años le afecta su salud, en estos meses ha experimentado dolores musculares “es incómodo y agotador pero seguiré hasta donde pueda”, dice.

5k Nicaragua quiere justicia

El maratonista es el principal promotor del primer 5k “Nicaragua quiere justicia” que se realizará en el país en torno a las protestas, será mañana domingo 12 de agosto a las 9:00 am, el punto de partida es la Rotonda Jean Paul Genie.

“Dígale a las personas que mañana lleven sus monopatines, patines, patinetas, bicicletas, motos y que participen. No vale nada la inscripción”.

.

Notas Relacionadas

Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

La mujer transgénero Kysha López es acusada de financiar los tranques en Diriamba. En la cárcel ha sufrido discriminación por su orientación sexual.

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...