Comandante Masha, “Mi enfermedad nunca ha sido impedimento para defender mi país”

Foto: Cortesía / Maje
Muchos la conocen como, Comandante Masha, su verdadero nombre es Nahomy Urbina y es originaria de Diriamba.

Era un doce de junio cuando Nahomy Urbina, que se encontraba en su casa como de costumbre, se unió a la lucha desde el tranque del Colegio San José en Jinotepe, Carazo.

Ella es originaria de Diriamba, un pueblo vecino a Jinotepe, pero cuando se enteró que estaban atacando Jinotepe no dudó en viajar hasta el punto para unirse a la lucha, “no lo pensé dos veces para defender a los míos”, cuenta la joven.

Nahomy Urbina, de 21 años, padece una enfermedad mortal, cáncer linfático, pero ella asegura que eso no ha sido impedimento para ser parte de la lucha. 

Los mensajes al comisionado Avellán de MasayaComandante Macha durante peregrinación de obispos. Foto: Óscar Sánchez / Maje

Ella tira morteros para defender su localidad al igual que muchos jóvenes. Actualmente está bajo un tratamiento de quimioterapias que le demandan reposo y descanso, sin embargo ella no se ha detenido. 

Desde el tranque del Colegio San José, en Jinotepe, ha sobrevivido a ataques de antimotines y encapuchados armados. En este mismo punto también ha vivido momentos dolorosos al ver caer a chavalos, incluso amigos cercanos.

• Álvaro Gómez, el hijo del reconocido profesor monimboseño que murió en un ataque

Es popularmente conocida como Comandante Macha y pese a que su familia no estaba de acuerdo con que ella estuviera al frente del tranque, hoy cuenta con el respaldo de ellos. 

"La Masha"

No es necesario ver su rostro, pues muchos ya la reconocen. La llaman “Comandante Masha" y su sobrenombre se volvió popular en unas camisas que tienen plasmada su imagen. Ella, Nahomy nos cuenta que "el Masha viene porque solo yo ando de mujer en un grupo de amigos". 

• Los héroes con batas blancas durante las protestas

La “Comandante Masha” es originaria del departamento de Carazo y pese su enfermedad es una joven con sueños, aspiraciones y una vida cotidiana al igual que cualquiera. 

Comandante Macha posando con su camisa y la imagen que se hizo viral. Foto: Cortesía / Maje

Personas que se sintieron inspirados por ella, hicieron camisas con una foto de ella que se volvió viral y la acompañaron de la frase “Mire compañero, la verdad es que no se puede hacer la revolución sin la participación de las mujeres”.

Nahomy se fotografió con la camisa que hicieron en su honor. Esta instantánea también se viralizó y está en los muros y perfiles de muchos nicaragüenses que han sido motivados por su actitud valiente.

“Quiero estudiar veterinaria” 

La joven nació en una familia católica y hasta la fecha es su religión actual. Uno de sus sueños es estudiar veterinaria y tener sus propias tierras. Nahomy me contó que luego que la crisis de Nicaragua acabe, le gustaría enfocarse en sus sueños

¡Desde la trinchera de salud mental, hasta la victoria!

Antes dque el país entrara en una crisis sociopolítica la "Comandante Macha" tenía una vida normal, “salía con mis amistades los fines de semana, iba al mar, o sino a las hípicas". 

Escucha música de banda y tiene 2 tatuajes

Y en cuanto a preferencias y estilo, Nahomy podría tener el gusto de cualquiera, "escucho mucho música de banda”, confiesa. 

Me revela que tiene dos tatuajes, en uno de ellos están plasmados "los nombres de mis sobrinos", y en su brazo tiene tatuada la frase "Que se rinda tu madre”. 

• Este es el origen de la frase "Que se rinda tu madre”

Ella ha dejado claro que a pesar de su enfermedad, no abandonará la lucha y continuará defendiendo a su país hasta que sea libre de la represión.
 

Notas Relacionadas

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...

La UCA dedica una galería de fotos a las protestas en Nicaragua

El “Paseo de la memoria”, de la Universidad Centroamericana muestra fotografías de las protestas en Nicaragua.