#ElChat | Juana Francisca Reyes: “Ayudé en las barricadas por la libertad de mi pueblo”

Levantar ladrillos para construir barricadas frente a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), fue el gesto de solidaridad de Juana Francisca Reyes, que se volvió viral en las redes sociales.

Las arrugas en sus manos son muestra del paso de los años por Juana Francisca Reyes; esas mismas que sostienen una canasta para vender golosinas en las calles de Managua, las manos que también levantaron adoquines para crear barricadas y ayudar a los jóvenes universitarios de la Universidad Nacional de Ingenierías (UNI).

El lunes 28 de mayo Juana Francisca escuchó que en el sector de la Universidad Centroamericana (UCA) “la cosa estaba fea”, le dio curiosidad y se fue con su hija menor, Sugey Reyes, a este sector.

La ruta las dejó a varias cuadras de la UCA; a pesar de sus 64 años ella asegura que camina rápido y llegó en pocos minutos al sector de la UNI, donde estaban reunidos varios jóvenes.

Doña Juana ayudando a crear las barricadas. Foto: Facebook / Maje

Ese día los estudiantes se habían atrincherado en la UNI, después de eso fueron atacados por grupos de choques afines al Gobierno.

•  #ELCHAT | Dos generaciones diferentes: del fusil a las redes sociales

Juana Francisca miró que los estudiantes estaban alarmados, “la policía les estaba disparando como si fueran animales”, añadió esta señora.

Entre el sonar de las balas y los gritos de los jóvenes, Juana Francisca escucha “hay que levantar una barricada”, entonces ella dijo “hagámosla pues”.

Para quitar los adoquines solo tenían dos tubos y una barra de hierro, recuerda, “yo estaba dando consejos a los chavalos, que no colocaran los adoquines seguidos, porque la barricada se podía caer”.

Juana Francisca. Foto: Bryam Martínez / Maje

Cuando terminaron de levantar la primera barricada ella observó cómo algunos chavalos quedaron con heridas en las manos.

¿Sus manos quedaron lastimadas también? le pregunté.

“Si, pero yo estoy acostumbrada, aquí en la casa cuando tengo hacha rajo mi leña para cocinar”, contestó.

•  #ELCHAT | “Las madres nicaragüenses no tenemos nada que celebrar”

Después de varios minutos escuchando detonaciones y viendo como algunos de los jóvenes resultaba herido, Juana Francisca  recuerda como los antimotines retrocedieron paulatinamente.  

“Nunca pensé que me iban a subir al Facebook”

Después de los enfrentamientos, recuerda que se quitó el delantal porque este tenía mucho lodo, se despidió de algunos muchachos y se fue con su hija del lugar.

Tres días después algunos vecinos le dijeron “doña Francisca usted anda en Facebook”, y vio su fotografía en la pantalla de un celular.

Sus nietos también le  mostraron los videos, “yo nunca pensé que los chavalos iban a hacer tanta algarabía”, comentó con una leve sonrisa en su rostro.

Ella asegura sentir con un poco de vergüenza, porque nunca esperó nada a cambio, ayudó a los jóvenes “por el amor a su pueblo”.

Varias personas han llegado a visitarla, para agradecer lo que hizo por los estudiantes.

“Hasta en la procesión me reconocieron, miren a la señora de las barricas, decía la gente”, añade Juana Francisca.

Trabajar “aplanando las calles”

En el año 1973 Juana Francisca llegó a Managua, ella es originaria de la comunidad Las Maderas, en Tipitapa. Desde que vive en la capital asegura que le ha tocada trabajar “aplanando las calles”, vendiendo cajetas.

Fue madre y padre para sus cuatro hijos, por esta razón no había día feriado para ella, “los 24, 25 o 31 de diciembre yo no podía descansar, en esos días las ventas subían un poco”, comentó.

Con el paso de los años ella dejó de preparar cajetas, ya se siente cansada, ahora lo que vende son “chiverías” y caramelos.

En estos días ella no ha salido a las calles porque asegura que las ventas están malas.

Juana Francisca. Foto: Bryam Martínez / Maje

La historia se repite

Toda esta violencia y represión a la población y estudiantes que está viviendo el país, a Juana Francisca le trae recuerdos de la dictadura somocista que terminó en 1979. 

Para ella era muy triste escuchar como la guardia somocista mataba y torturaba. Uno de los momentos más difíciles de esta época fue cuando se realizó el paro nacional de 1978.

Sus hijos estaban pequeños cuando esto ocurrió, no había comida en Managua, a los niños a veces les tenía que dar agua con azúcar para calmar el hambre.

“Fue muy triste para todos, no encontrabas ni una tortilla, los que tenían comida era la gente con dinero o las personas que andaban saqueando”, narró.

•  #ELCHAT | Víctor Cuadras: Le declamé a mi madre el poema de Rosario Murillo

Juana Francisca no quiere volver a vivir estos momentos; ha escuchado la posibilidad de otro paro nacional, pero no está a favor.

La edad no fue un impedimento para que esta señora ayudara a los jóvenes; otra vez la solidaridad de los nicaragüenses queda demostrada en las pequeñas acciones.

Notas Relacionadas

Nicaragüenses exiliados en Costa Rica se reúnen para protestar contra el gobierno de Ortega

Este domingo un grupo de nicaragüense exiliados en Costa Rica, se reunieron en San José para protestar contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosari...

¿La Yasuri ganó Miss Universo?

El popular personaje de redes sociales, “la Yasuri”, sorprendió a sus seguidores con un video-parodia de Miss Universo.