Paso a paso para armar el Cubo de Rubik

Edelma/Maje
Hace poco logré armar el Cubo de Rubik, ese cuadrito de colores que mantiene entretenido a cualquiera.

Hace aproximadamente un mes compré por primera vez un Cubo de Rubik. Supe desde el principio que se necesitan algoritmos para hacerlo, así que recurrí a internet. Habían muchas páginas que explicaban cómo hacerlo, algunas no lograron más que confundirme. 

En muchas ocasiones lo dejé, casi resignada, en otros armé gran parte del cubo pero siempre llegaba un momento en que me confundía y todo el trabajo anterior se esfumaba. Era frustrante. 

• ¿Quién es Josefa Toledo de Aguerri?

Pero un día de estos lo logré armar, después de saber hacerlo te entran demasiado ganas de armarlo una y otra vez, por eso les voy a comentar cómo lo logré. 

Cortesía/Maje


Paso 1: La cruz 

El primer paso para armar el cubo, es elegir el lado con el que querés comenzar, en mi caso recomiendo hacerlo con el blanco. 

Los cuatro lados del cubo tiene colores diferentes, en lo que te fijarás es en el color del cuadro central de cada lado del cubo. Una vez que tenés la parte del cubo del color blanco arriba, podés comenzar. 

• ¿Alguna vez jugaste con legos?

Lo primero es hacer una cruz con el color blanco, que encaje en las esquinas con los demás colores del cubo. Hay algoritmos para armar esto, pero a mí me gustó más aprenderlo a hacerlo sola, es decir, no es difícil, solo tenés que prestar atención y jugar con el cubo un momento. 

Maje


Paso 2: Completar los colores 

Una vez que tengas la cruz arriba junto a uno de los colores de la primera capa puesto en su sitio, toca completar los demás colores de la primera línea del cubo, poniendo el blanco arriba. Eso también se puede hacer sin algoritmo. 

Maje


Paso 3: A por la segunda capa

En este caso te fijarás en el color que tienen los cuadros centrales de la última línea del cubo (la tercera). 

Es decir, buscarás el recuadro de en medio de la última línea del cubo y si es color anaranjado por ejemplo, lo unirás con la capa de su color. Es importante que te fijes en el color que tiene ese cuadro en la parte de abajo del cubo, no podés elegir uno que tenga amarillo, porque esos no se tocan hasta después. 

• Las becas internacionales que ofrecen las universidades nicas

El caso es que, una vez que emparejés el color donde corresponde, y te fijes en el color de abajo, asegurándote que no es amarillo, harás el siguiente algoritmo. 

Ejemplo: Si el color del cuadro es anaranjado y abajo verde, (color que está al lado derecho del anaranjado) harás lo siguiente. 

Maje


1-    Movés las líneas de abajo del cubo (donde está el color anaranjado) hacía la izquierda. 


2-    Bajas hacia las aristas anaranjada, los cuadros blancos de la línea derecha del cubo. 


3-    Movés a la derecha la última línea de la parte anaranjada del cubo. (La misma que moviste en el uno). 


4-    Subís la misma que bajaste en el segundo paso. 


5-    Movés hacia la derecha (la misma del paso uno, tres).


6-    En esta parte, tiene que haber en la zona blanca del cubo, una línea que esté incompleta, es decir que haya perdido un cuadro blanco, esa la debés girar a la derecha, pero de manera vertical. 

7-    Tenés que buscar el cuadro blanco perdido y emparejarlo, te darás cuenta que se formará la segunda línea del color anaranjado. 

Harás estos mismos pasos, con los otros cuatro colores. 


Paso 4: Cruz en cara amarilla 

Te comenté al principio que los amarillos no se tocaban, porque son la parte de debajo del cubo. Pues llegó la hora. Lo que haremos será armar una cruz, igual que como hicimos con la parte blanca cuando iniciamos a armar el cubo. 

Cortesía/Maje

Esto funciona así: en algunas ocasiones el cubo incluso puede tener la cruz ya armada, en otras ocasiones podés tener solo el punto amarrillo del centro. Con el siguiente algoritmo la cruz se arma progresivamente, es decir con cada vez que lo hagas, la cruz irá avanzando, primero con una L, después con una línea recta hasta acabar en la cruz. 


1-    Tenés que voltear el cubo, poniendo la parte amarilla encima. 


2-    La primera línea amarilla, le das vuelta a la derecha, pero de manera vertical. 


3-    Poniendo la parte azul del cubo frente a vos, subí las aristas blancas de la línea derecha, de tal forma que del color azul que tenés frente a vos, haya una línea blanca. 


4-    La línea de arriba, la primera la volteas a la derecha, de manera horizontal. 


5-    Bajas la misma que subiste en el paso tres. 


6-    Movés la capa de encima del cubo, hacia la derecha, de manera horizontal. 


7-    La capa de azul que tenés en frente, la subís a la izquierda de manera vertical, buscando los colores amarillos. Luego harás esto mismo hasta que tengás la cruz completa. 

 

 Paso 5: Extender la cruz

Teniendo la cruz en la parte amarilla, buscarás que el amarillo calce con el centro de los colores de al lado

Por lo menos dos colores tendrán que calzar bien. Es lo mismo que cuando buscamos la cruz del color blanco. 


Paso 6: Colocar los vértices 

Cortesía/Maje


Tenés que encontrar una esquina que esté bien colocada, es decir, que al menos tenga los colores correspondientes. Las esquinas tendrán tres colores, esos debén corresponder con los colores de los lados del cubo, es decir con los que tiene a la par. 

• ¡Feliz cumpleaños Stan Lee, el creador de famosos superhéroes!

Una vez que tengás la esquina, hacés lo siguiente. 


1.    Bajas la línea amarilla de la derecha, de tal forma que el color amarillo sustituya al azul, en esa línea. 


2.    Luego movés a la derecha de manera horizontal, la capa superior del cubo.


3.    Devolvés el amarillo a su sitio, es decir, subís la capa que moviste en el primer paso. 


4.    Volvés a mover a la derecha (lo mismo que hiciste en el segundo paso).


5.    Bajas de nuevo la capa del amarillo. (la que usaste en el primero y tercer paso). 


6.    Movés a la derecha dos veces. (la misma capa que usaste en el segundo, cuarto paso). 


7.    Subís la capa. (la misma del primero, tercero, quinto paso) de tal manera que el amarillo vuelva a su lugar. 


Esto mismo lo hacés con cada esquina del cubo. 


Paso 7: Ya casi 

Con el azul frente a nosotros. 

Maje


1-    Bajamos la línea amarilla derecha, hacia la parte azul. 


2-    Giramos a la izquierda de manera horizontal la última línea azul del cubo


3-    Subimos la línea izquierda que bajamos (en el primer paso). 


4-    Giramos hacia la derecha (la misma que giramos en el paso dos). 


Hacemos esto mismo cuatro veces. En algún momento el cubo se desarmará, pero tranqui porque así es como funciona. 

Luego, lo que harás es mover la parte superior del cubo, es decir la parte donde está el amarillo. Moverás las esquinas y la pondrás cada una en el lado azul del cubo, es decir, una por una y repetirás los mismos cuatro pasos de arriba, cuatro veces, con las cuatro esquinas. Cuando acabés, tendrás hecho el cubo de Rubik. 
 

Notas Relacionadas

Samsung Galaxy Fold, lo que tenés que saber del celular plegable

Este miércoles Samsung presentó su esperado modelo de smartphone plegable, el Samsung Galaxy Fold, este cuenta con 3 cámaras.

Andrés Somarriba: “El arte nunca me ha dejado morir”

La música ha acompañado a Andrés Somarriba desde que era un niño; actualmente es el vocalista y compositor de la banda The Camels.