El mejor jugador de ajedrez nica

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje
Mauro Ampié el ganador de dos medallas de oro en los Juegos Centroamericanos, nos habló de su vida y sus metas a futuro.

Mauro Ampié es un joven de 20 años, que no tiene rasgos de timidez, habla bastante y muy fluidamente, de vez en cuando incluso hace bromas de sus respuestas en la entrevista. 

Mauro es el ganador de dos medallas de oro en estos Juegos Centroamericanos en ajedrez y tiene la máxima puntuación en el país. Comenzó a jugar torneos de ajedrez desde que tenía once años.

¿Quiénes cuidan a los atletas en Managua 2017?

Desde niño le gustaron los juegos de mesas, fue tanto su afán que se volvió cada vez mejor en ajedrez. Un día un amigo de su familia les sugirió a sus padres que lo ayudaran a mejorar contratando un entrenador personal, porque Mauro tenía futuro. 

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje

Desde entonces, a Mauro le llamó mucho más la atención el juego y comenzó a estudiarlo de manera más profesional. Participó en varios torneos, que lo llevaron a  países como: El Salvador, Colombia, Barbados, Costa Rica, Trinidad y Tobago, entre otros.


¿Carrera universitaria o ajedrez? 


Cuando cumplió 18 años se enfrentó a una de las decisiones más difíciles que ha tomado, debía elegir en qué universidad estudiar, pero esto no solo abarcaba lo académico, sino la posibilidad de tener una carrera profesional con el ajedrez o estudiar alguna ciencia. 

Mauro pidió becas para estudiar en universidades de Estados Unidos, podía optar a la Universidad de San Luis o la Universidad de Washington. En la primera le ofrecían una beca deportiva, en la segunda una académica. 

Optó por la segunda, porque sintió que esa le permitiría sacarle provecho a las dos opciones, quería estudiar una carrera y también seguir mejorando con el ajedrez. 

 

 

En 2015 se fue a Estados Unidos y empezó a estudiar sicología, se apartó de su familia y se sumergió en los estudios de su carrera. Mauro confiesa que extraña a sus padres, que en la universidad siente los días iguales, porque cuando llegan los domingos, usualmente se queda estudiando. 

Ajedrez nica logra dos medallas de oro en Managua 2017

Cada periodo de vacaciones, Mauro viene a Nicaragua, usualmente son cada tres meses. La última vez que vino lo hizo acompañado de su novia, con quien recorrió varios lugares de Nicaragua, uno de los que más le gusta es San Juan del Sur, donde siempre encuentra paz. 


La paz de San del Sur 


“Al principio creí que las aguas me daban paz, pero con el tiempo aprendí que es San Juan del Sur el lugar que me relaja”. San Juan es la playa a la que Mauro asistía desde pequeño con su familia. Me cuenta que recuerda cuando  se acostaba en la arena y dejaba que las olas cubrieran su cuerpo, se sentía bien, relajado, era como una “experiencia religiosa” me dice entre risas. 

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje

Enseguida reacciona y me comenta que en realidad no se considera una persona religiosa, que es difícil dejar de creer en todo lo que le enseñaron desde pequeño, pero que por el momento está tratando de encontrar su camino, no considera que es parte de ninguna religión, tampoco un agnóstico o ateo, sino que  está buscando en qué creer. 

Mauro trata de ser moral con el juego, me comentó de una experiencia negativa que tuvo hace años en la clasificación de unos juegos estudiantiles centroamericanos. 


¿Trampas en ajedrez? 


Mauro jugó contra varios adversarios y les ganó, en la última ronda le tocó un adversario “fácil” alguien que tenía mucho menos puntaje que él, Mauro pensó en que no quería jugar esa partida, él ya estaba clasificado y decidió hacer un movimiento, le propuso a su adversario que decretaran un empate. 

Dalila Rugama gana medalla de oro en los Juegos Centroamericanos
 

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje

Su contrincante se levantó, lo pensó por un momento y luego lo aceptó. Al final de la competencia sucedió que la persona con quien Mauro había hecho el trato, clasificó a los juegos, por ese empate. 

Él confiesa que después se sintió mal, porque pensó que hubo otros jugadores que estuvieron todo el torneo esforzándose y no lograron clasificar por su decisión. Después de eso no volvió a pensar en hacer algo así, de hecho trata de ser siempre un jugador limpio en esos asuntos. 


La sicología y el ajedrez 


Con respecto a su carrera (sicología), Mauro planea ejercerla más adelante, pero la quiere ligar a su afición por el ajedrez, así que piensa en especializarse en psicología deportiva y quizás lograr ser el sicólogo de una selección de ajedrez. 

Cortesía Nayira Valenzuela/Maje

Aunque no descarta la posibilidad de estudiar psicología clínica y enfocarse en los trastornos mentales, para analizar  de qué manera el ajedrez puede contribuir para controlar las emociones. 

Al  terminar la entrevista con Mauro, le pregunto que cuál es la pieza de ajedrez que más le gusta, me contesta entre risas; “la que pueda darme el mate en el juego”. Además me confesó que sus películas favoritas son los clásicos como “La Naranja Mecánica” o “El Padrino”, de música escucha rock, pop y electrónica. 

Lo que quiere es seguir juagando ajedrez  porque le gusta, no por dinero, sino para convertirse en gran maestro en ajedrez, además de culminar su carrera, pero me aclara que no son metas inmediatas, porque él sabe que puede tardarse mucho o poco, ahora solo quiere seguir día a día y aprender. 
 

Notas Relacionadas

Lo más buscado de Google en 2018

Google dio a conocer la lista de lo más buscado durante el año 2018.

Se estrenará un videojuego basado en ‘Stranger Things 3’

La serie original de Netflix, estará acompañada de un videojuego la próxima temporada.