Las voluntarias de los Juegos Centroamericanos

Cortesía /Maje
¿Cuál es el trabajo de las voluntarias de estos Juegos Centroamericanos?

Es un trabajo muy importante el que están realizando los y las voluntarias de los XI Juegos Centroamericanos Managua 2017, están atentos a cualquier sugerencia que tengan los atletas, a la limpieza y a  darle instrucciones al público. 

Desde la 7:00a.m. Yamileth Obando está en el Polideportivo España, lo primero que hace es llegar a ordenar las sillas y supervisar la limpieza del lugar. 

¿Cómo le están dando mantenimiento a las nuevas piscinas?

Se abren las puertas para los atletas y ella se encarga de recibirlos. Yamileth  y sus compañeros  se dividen en grupos de diez personas, unos se encargan del gimnasio de yudo en el Polideportivo y los otros diez se quedan en el gimnasio de pesas.

Polideportivo España. Edelma Reyes/Maje 

Yamileth está de pie junto al escenario de pesas que hay, esperando a que alguno de los deportistas necesite ayuda. Lo que más le piden explica Yamileth, es agua porque se están hidratando constantemente. 


¿Qué piden los deportistas? 


Además del agua, una de las cosas que más le solicitan los deportistas a Yamileth, es salir de los recintos deportivos e ir a una venta, así aprovechan para conocer un poco de Nicaragua, para juntarse con la gente. 

De los deportistas Yamileth no tiene quejas, de hecho dice que la han tratado bien, siempre con amabilidad y le hacen caso a las recomendaciones que ella les da para seguir con los protocolos de la organización. 

¿Es Cristiano el mejor jugador de la historia?
 

Si tuviera que destacar a las personalidades más amigables serían las de los panameños, que son personas muy sueltas y se han portado bastante alegres con ella. 

 

 

Es tiempo muerto y Yamileth debe hacer su trabajo. Ordena las sillas para dejarlas alineadas y que no estorben el espacio de entrada de los atletas, trata de levantar cualquier basura que esté en el piso. 

Yamileth acaba su trabajo y me dice, “ahora puedo descansar un minuto”, mientras comienzan otra ronda de pesas. 

A la hora del almuerzo, Yamileth tiene una hora para comer y usualmente la acompañan tres compañeros, luego entran otros tres, y van rotandose hasta que todos almuerzan, lo mismo hacen con la cena, puesto que terminan sus labores hasta las 9:00p.m. cuando se  marcha toda la gente y los deportistas. 

Yamileth estará en los juegos hasta que terminen, el 17 de diciembre. Su voluntariado comenzó desde mucho antes de los juegos. 


¿Qué preparación tuvieron los voluntarios? 


Exactamente el jueves 30 de noviembre, comenzaron las charlas de capacitación para los voluntarios, donde le explicaron lo que eran los Juegos Centroamericanos, qué atletas venían a Nicaragua y le dieron sugerencias de cómo tratar a los deportistas. 

Además le dieron clases de historia de Nicaragua, para que si los deportistas o cualquier persona de las delegaciones extranjeras preguntaran ella pudiese responder correctamente, de esta manera mostrarle a los deportistas un poco más de Nicaragua. 

Yamileth Obando/Maje

Al igual que Yamileth, Bianca Murillo es voluntaria en estos Juegos Centroamericanos, es estudiante de la carrera de Administración Turística y Hotelera, decidió, aprovechando las vacaciones, participar de voluntaria en los Juegos Centroamericanos. 


Otra voluntaria 


Ella se encarga de despedir a los atletas, asegurarse que estén en los lugares adecuados cuando se retiren y de darles la bienvenida, pero no solo a ellos, sino a todo el público en general.

Pesistas mujeres nicas conquistan la mayoría de medallas de oro

Bianca explica que ella les da  la bienvenida, les enseña los lugares de salida, servicios higiénicos y trata de atender también al público, que en su mayoría son nacionales, pero que llegan también algunas personas de los países centroamericanos. 

Bianca Murillo, voluntaria en los Juegos Centroamericanos/Maje

Bianca admite que en algunas ocasiones ha querido tomarse fotos con los deportistas, pero debido a que está trabajando prefiere ser profesional y no molestarlos, de hecho ni siquiera ha hablado con ninguno, más allá de las palabras justas para indicarles lo que deben hacer. 

Después del tiempo muerto, Bianca y Yamileth vuelven a sus puestos, las  voluntarias con la camisa rosada que dice “Orgullo de mi país”, están atentas a lo que piden los pesistas y tienen una sonrisa para recibir a todos los que entran al Polideportivo España. 


 

Notas Relacionadas

Netflix podría bajar las tarifas de suscripción

La empresa ya está probando disminuir las tarifas en varias partes del mundo.

El nieto de Pedro Joaquín Chamorro, que denuncia al gobierno sandinista en Harvard

Mateo Jarquín estudia en la Universidad de Harvard su tesis doctoral sobre la revolución sandinista y actualmente está realizando presentaciones so...