¿Qué aprendí de mi primera vez en un campo de Golf?

En el golf sabía que tendría que aplicar la filosofía de Bill Gates, aquello de no lo sé se ha convertido en no lo sé todavía.

En el complejo turístico Guacalito de la Isla, se celebró el PGA Tour Latinoamérica, la gira más importante de la región, que ahora seguirá con el calendario en la ciudad de México para completar los eventos.

Una de las cosas que más me sorprendieron, fue el silencio de un campo en el que se está llevando a cabo un torneo deportivo, era increíble que en el lugar solamente se escucharan las olas del mar y el pasar de las abejas, ni siquiera el ruido de las cámaras era permitido, porque eso distrae al jugador.

A pesar de que en primera instancia me pareció exagerada la medida, me di cuenta que repercute en el golfista, porque el golf a diferencia de otros deportes, lleva quizás menos emociones y más razón, necesita más concentración para medir y lograr precisión en la bola.

Un atardecer en el campo de Golf de Guacalito de la Isla

El ganador del Tour PGA Latinoamérica es un estadounidense de 29 años. Durante todo el torneo mantuvo las mejillas rosadas por el sol, estuvo concentrado, pero sin perder de vista las reacciones del público, incluso en algún momento se percató de un niño que miraba el juego y le regaló una bola.

Antes de empezar el torneo el jugador tiene que marcar su bola para así no confundirla con la de alguien más, por lo que la firma del ganador del PGA Tour Latinoamérica, le quedó al niño que miraba el juego.

 

El ganador, Michael Buttacavoli

 

Michael Buttacavoli parece ser un hombre serio, cuando se concentra en los toques de la bola, luce como si no existiera nada más alrededor, se inclina un poco hacía adelante sin dejar de tener la espalda recta, hace el movimiento de pegarle a la bola una o dos veces, luego le pega y falla.

Buttacavoli debutó en 2010 como profesional y un año después comenzó a jugar el NGA Pro Golf Tour, que existe desde 1988 en Estados Unidos. Fue creado para dar la oportunidad a jugadores jóvenes de surgir y conseguir estabilidad económica.

En 2013 Buttacavoli también participó en el Tour PGA Latinoamérica y ganó el torneo. Este año las cosas fueron más complicadas, porque el juego quedó empatado en la cuarta ronda con 264 golpes, su contrincante era su paisano Michael Davan y llegaron a repetir hasta 10 veces el hoyo para lograr un ganador.

 El ganador del Tour Michael Buttacavoli/ Foto: Melvin Vargas

De acuerdo a las reglas del golf, para ganar un partido, el jugador debe aventajar a su contrario en el número de hoyos, y esto debe ser mayor que el número de hoyos que queda en el juego. En el caso de haber un empate, el comité puede estipular el número de hoyos que sea necesario.

En el torneo también aprendí que no debía usar los caminos construidos sobre la grama, en este caso lo correcto era pisarla, porque los carritos de golf tenían que pasar por los caminos y debían ser rápidos para llevar los utensilios a los golfistas.

Cada vez que Buttacavoli fallaba, levantaba el palo al cielo y emitía un grito de lamento, incluso una o dos veces se quitó la gorra en señal de desesperación. Los comentarios de “tenía que haberla metido, esa era la oportunidad” sin duda llegaron hasta sus oídos, y para aumentar su calvario, es un gringo que habla hasta donde escuché, muy bien español.

Es muy apegado a su familia, a quien les dedicó el triunfo, especialmente a sus sobrinos, que dijo eran las personas que lo apoyaban y hacían que él tuviera la motivación para ganar estos torneos.

 

Adiós silencio

 

Luego de un rato y debido a la cantidad de tiempo que se extendió el partido, el “oe, oe” empezó a surgir en las gradas, fue gracias a ello que a pesar del cansancio y de la oscuridad porque ya eran las seis de la tarde, los dos jugadores permanecieron intentándolo, hasta que la décima fue la vencida.

Este juego según algunos historiadores nació en Escocia, a principios del siglo XV, sin embargo también se sabe que los romanos jugaban algo muy parecido a este deporte, ellos lo llamaban "pagánica", en el que utilizaban un palo y golpeaban en un campo abierto una pelota rellena de plumas.

El caso es que no se sabe a ciencia cierta quien fue el inventor, más bien diríamos que fue una combinación de ideas de muchos pueblos y culturas diferentes, que lo que tenían en común era que vivían en Europa.

En 1488 el rey Jacobo IV de Escocia, dejó que la gente jugara golf como deporte oficial del país, e incluso después su nieta María I Estuardo, que vivió en Francia, llevó el juego al país vecino, fue entonces cuando nació la palabra Caddies, que se refiere a las personas que cargan con la mochila del golfista.

Estados Unidos hizo parte de su cultura el golf, tanto que cuando el astronauta estadounidense Alan Shepard pisó la luna en 1971, una de las imágenes más icónicas es la de éste jugando al golf en la superficie del único satélite natural de la tierra.

Michael Buttacavoli, estadounidense también, no se olvidó de sus caddies, a pesar del alboroto por el triunfo.

Calentamiento de los golfistas/ Foto: Edelma Reyes

La complicidad de los Caddies

 

Estuvo pendiente de que ellos tuvieran las fotos que quisieran con él, luego públicamente les agradeció durante el discurso ante la prensa, fue tanta la complicidad que cuando Michael dijo “primero quiero agradecer a la gente que hizo posible este torneo, a los caddies por la organización”, entre el público se escuchó “gracias” de un grupo de mujeres que estaban extasiadas de ver el agradecimiento del norteamericano.

Los caddies, que son quienes cargan con los utensilios del golfista, manejan en sus mochilas 14 palos, porque ese es el número reglamentado, es decir no se puede tener más, además por ningún motivo el jugador debe pedir prestado un palo, ni siquiera a personas que estén en el campo y no participen en el torneo.

Michael que no había almorzado ni cenado, dijo que ni siquiera tenía hambre, porque durante la competencia nunca se mantuvo tranquilo, pero explicó que necesitaba tener confianza en el mismo y por eso se tomaba su tiempo con cada tiro.

Además, dijo que el campo de Guacalito es una belleza y con la vista del mar atrás, hacía de ese, un lugar y momento especial.

Notas Relacionadas

Así se está viviendo el paro vehicular en Nicaragua

La Unidad Nacional Azul y Blanco, convocó a un paro vehicular durante todo el día de hoy martes.

Eugenio Derbez sobre crisis en Nicaragua “somos más los buenos que los malos”

El artista mexicano Eugenio Derbez dedicó algunas palabras a la crisis de Nicaragua mientras su paso por una alfombra roja realizada en 2018.