El jugador con una lesión extraña

Santi Cazorla es jugador del Arsenal, equipo de Inglaterra, un futbolista que desde 2013 ha vivido un calvario producto de una lesión nunca antes vista en el fútbol.

En algún momento los médicos le dijeron a Santiago Cazorla que no volvería a jugar al fútbol, porque sufrió una de las lesiones más extrañas que se recuerden en este deporte. Todo comenzó en un partido en que la Selección de España jugaba contra Chile en 2013. 

En ese encuentro Cazorla salió lesionado por un golpe en el tobillo que le afectó incluso el hueso. A partir de ese momento Cazorla comenzó a jugar con dolores, pero con ayuda de los médicos de su equipo, logró continuar jugando. 

•Los nicas convocados al partido contra Republica Dominicana
 

Durante los primeros 45 minutos de los partidos Cazorla aguantaba relativamente bien, pero con el descanso el cuerpo se le enfriaba y cuando volvía al terreno de juego muchas veces no soportaba el dolor e incluso llegó a llorar, según  dijo el futbolista al diario español Marca. 

Injerto de piel realizado a Cazorla. Cortesía/Maje


Una segunda lesión 


Después de esta lesión, Cazorla sufrió una rotura en el ligamento externo de la rodilla izquierda, eso hizo que tuvieran que operarlo. Estuvo algunas semanas fuera de los terrenos de juego, pero esta lesión sanó y le permitió volver. 

El problema seguía siendo su tobillo, que aún con todas las revisiones médicas le causaba dolor. 

Para mejorar la situación, Cazorla se sometió a una operación en el tobillo, pero las cosas le salieron mal, porque las heridas de la operación  se abrían en los días posteriores a la cirugías, por eso tuvo que someterse hasta a ocho operaciones en el mismo lugar de su cuerpo. 

•Maradona en cinco frases
 

En ese momento incluso peligró que Cazorla volviera a caminar, por ello se había casi que despedido del fútbol. Según las declaraciones que dieron los médicos que atendieron al jugador, este caso de Cazorla es el primero de esas características que se da en el fútbol actual. 

Pero el hecho de que la herida no cicatrizara complemente no solo le causaba dolor al futbolista, sino que provocó que surgiera una infección. 

La infección le estaba afectando los huesos, incluso le comió parte del tendón de Aquiles, solo le dejó ocho centímetros de las fibras del musculo. 

Inmediatamente Cazorla tuvo que tomar medicamentos para la infección. Actualmente se está recuperando, lo que le impide curarse totalmente es un edema óseo, es decir una inflamación en su tobillo. 

Cazorla comentó al diario Marca, que no sabe cuánto tiempo estará en rehabilitación, pero que hasta ahora no quiere hablar de plazos, sin embargo se espera que esté de vuelta en los terrenos de juego el próximo año. 
 

Notas Relacionadas

Lo más buscado de Google en 2018

Google dio a conocer la lista de lo más buscado durante el año 2018.

¿Quién es la actriz de Patito Feo que denunció haber sido violada en Nicaragua?

Thelma Fardin, o mejor conocida como Josefina en Patito Feo, denunció a un actor de la misma novela por violación.