César Stubber, el brasileño que enseña artes marciales en Nicaragua

Cortesía /Maje
Ha practicado karate, taekwondo y artes marciales mixtas. Cesar Stubber ahora se dedica a dar clases de artes marciales.

César Stubber nació en Minas Gerais, Brasil, aprendió karate desde los 3 años, también ingresó a taekwondo y artes marciales, esto lo llevó a representar a Nicaragua en torneos internacionales, porque también tiene nacionalidad nicaragüense. 

César fundó una de las primeras escuelas de artes marciales mixtas que existen en el país, lo hizo después de practicar Jiu-jitsu brasileño por muchos años, un deporte que incluye movimientos de varias disciplinas deportivas y tiene pocas reglas. 

Deportistas nicas: los ídolos del pueblo, sin pueblo

La pasión por el deporte para César nació de una manera muy inesperada, de niño sufrió de bullying en su colegio, entonces su mamá para intentar protegerlo lo llevó a una escuela de karate, “mi mamá me decía que me defendiera”, comentó César. 

La pasión por el deporte para César nació de una manera muy inesperada. Foto: Tomada de Facebook / Maje

A pesar de practicar karate y años más tarde  taekwondo, César admite que nunca se protegió del bullying, “nunca me defendí, porque tenía los conocimientos pero no tenía el valor” narró. 


El Jiu-jitsu brasileño lo cambió 


Con 13 años empezó a practicar Jiu-jitsu brasileño, un tipo de deporte que abarca varias formas de combate, en ese entonces se practicaba sin ningún tipo de reglas.

Este deporte incluye golpes, patadas, rodillazos, empujones, proyecciones, derribos, y estrangulamientos. 

A César le llamó la atención porque no tenía reglas, “después se fue transformando en lo que actualmente es la UFC”, explicó el peleador. 

Broderick Hernández, el deportista de judo que ganó oro en sambo

Lo que más le costaba de este deporte, era lograr la dieta que exigía el Jiu-jitsu,  “yo no tengo vicios, mi vicio es la comida”, confesó. 

Alumnos de César practicando en Escola Da Luta. Foto: Orlando Valenzuela / Maje

Pero el hecho de ser constante en la práctica y sus ganas de aprender, le ayudó a convertirse en un buen peleador “mis entrenadores me decían que vine a innovar”, afirmó César. Aunque él no tuviera el físico adecuado, le ayudó la disciplina. 

César considera que sus entrenadores en Brasil lo alentaron para entender que la mente y el cuerpo trabajan juntos en el deporte, “mis entrenadores me ponían a jugar ajedrez, armar rompecabezas porque tenía que entrenar la mente”, expresó César. 

Aunque nunca hizo una pelea en esta disciplina mientras estuvo en Brasil, César pasó todos los niveles de este deporte, “llegué hasta cinta negra, en ese entonces era algo nuevo  y te daban un diploma”, explicó. 


La explosión de adolescencia 


A medida César fue creciendo, aprendió cada vez más de la disciplina Jiu-jitsu, esto cambió su vida totalmente. César sufría de bullying en el colegio, hasta que un día decidió detenerlo. 

Con 13 años César empezó a practicar Jiu-jitsu brasileño. Foto: Tomada de Facebook / Maje

En una ocasión César iba caminando por los pasillos de su escuela, cuando apreció un compañero que siempre lo molestaba en clases, lo agarró de la mochila y lo llevó al suelo, “fue un día que nunca se me va a olvidar”. comentó César. 

Después de ese empujón del otro joven, César devolvió los golpes, llevó al piso a su compañero, el director del colegio llegó a separarlos. Al final acabó en la dirección, se cambió de colegio y por mucho tiempo tuvo que asistir al psicólogo para canalizar el odio. 

Miguel Mendoza: “no quiero ser amigo de los deportistas”

Según César, a él le hacían bullying porque su madre y hermanas lo mimaban bastante, entonces era una persona “dejada”, cuando lo golpeaban lo único que hacía era “ponerme a llorar de enojado” confesó César. 


Viaje a Nicaragua 


Durante los años 90, César junto a su familia se mudó a Nicaragua, porque su mamá era diplomática y viajó al país. 

César empezó a enseñar sus ejercicios en el garaje de su casa. Foto: Orlando Valenzuela / Maje

Eso provocó un cambio de vida para este expeleador, que en Juegos Centroamericanos participó representando a Nicaragua en taekwondo, ganando una medalla de bronce. 

Como en Nicaragua no tenía un lugar donde entrenar, César empezó a realizar sus ejercicios en el garaje de su casa. Con el tiempo varios amigos empezaron a llegar a su casa para verlo entrenar y copiar sus movimientos. 

Se fue aumentando cada vez más  la cantidad de personas que llegaban a entrenar, “yo combinaba patadas y  golpes, por lo que había aprendido en el Jiu-jitsu”, manifestó César.

El tricking en las calles de Managua

Llegó un punto en que César les informó que no podía seguir entrenándolos porque ya no tenía tiempo, pero sus pupilos le pidieron seguir con los entrenamientos aunque tuvieran que pagar. Así fue creciendo la cantidad de personas que César entrenaba. 


Ricardo Mayorga, uno de sus pupilos 

Ricardo Mayorga iba a pelear contra Din Thomas, entrenó con César. Foto: Cortesía / Maje

 
En 2010, cuando el boxeador nicaragüense Ricardo Mayorga iba a pelear contra el luchador norteamericano de artes marciales mixtas, Din Thomas, Mayorga acudió a César para entrenarse. 

Mayorga llegó un par de veces al garaje de César para practicar sus movimientos, eso hizo que el lugar se hiciera popular, y más personas comenzaron a llegar. 

Joel Chávez, el surfista de Tola representa a Nicaragua en Japón

Con el tiempo no hubo espacios para la gente, así que cambiaron de lugar y se mudaron al Casino Palms, donde acudían 82 alumnos entre niños, hombres y mujeres. 

Después nacieron proyectos nuevos, como veladas de peleas de artes marciales mixtas y de otras disciplinas como boxeo, karate o taekwondo. 

El deporte fue creciendo hasta convertirse en una escuela de entrenamiento llamada “Escola Da Luta”, que significa escuela de lucha, según César, los peleadores nicas como Chimmy  Morales  y Cristian “Robocop” Soto de la UFC, salieron de su academia. 

Notas Relacionadas

Manuel Rosas: “Jugar vs Argentina será como David contra Goliat, pero en el fútbol hay sorpresas”

El defensa de la Selección Nacional de Nicaragua, Manuel Rosas, espera hacer una buena presentación contra jugadores de “talla mundial” como son lo...

¿Hay escasez de medicamentos para el VIH en Nicaragua?

Denuncian que los pacientes con VIH, no están accediendo a sus medicamentos.