Broderick Hernández, el deportista de judo que ganó oro en sambo

Cortesía /Maje
El ganador de medalla de oro durante los Juegos Centroamericanos Managua 2017, Broderick Hernández planea migrar a Costa Rica por la crisis.

Broderick Hernández tiene 20 años, practica judo desde los 15 años, luego aprendió otros deportes como el sambo y las artes marciales mixtas, representó a Nicaragua en los Juegos Centroamericanos Managua 2017 y cursa tercer año de la carrera de Derecho en la Universidad Centroamericana (UCA). 

De pequeño era una persona bastante tímida, “alguien bien dócil, un poco dejado” comenta, pero con el tiempo el deporte le ayudó a confiar en su potencial. Del fútbol al judo, sambo y artes marciales mixtas, este joven ha explorado tanto las disciplinas deportivas como ha querido.  

• El tricking en las calles de Managua

Un entrenador de fútbol le recomendó al joven practicar judo. Foto: Óscar Sánchez / Maje

Por su venas corre sangre deportiva y así ha quedado demostrado desde 2012, cuando por primera vez comenzó a practicar deportes. Empezó con fútbol y demostró tener talento, tanto así que formó parte de una liga local.  

Con su constancia en los entrenamientos y su habilidad, empezó a practicar judo paralelo al fútbol, pues esta disciplina le ayudaría a no lesionarse. En su búsqueda por mejorar, Broderick iba cada día a la Universidad de Occidente (UDO) en Montoya a practicar judo, ahí fue entrenado por Marlon García, uno de los entrenadores de la selección de Nicaragua. 

• La historia de Roberto Clemente, el beisbolista que murió por ayudar a Nicaragua

 

El comienzo de una carrera deportiva 

Un año después, en 2013 Broderick empezó a entrenar en la Universidad Centroamericana (UCA), donde fue guiado por José María Lanuza, uno de los deportistas que el joven más admira a nivel nacional. 

Desde 2013 comenzó a practicar judo en la UCA. Foto: Cortesía / Maje

En 2015 retó al destino y venció su propio miedo, ganó una competencia de judo a nivel nacional tras dos intentos fracasados en el pasado. Ese mismo año viajó a México para representar a Nicaragua y logró el cuarto lugar entre los países centroamericanos y el Caribe.


 
Tiempo después representó a la UCA en torneos nacionales y gracias a eso, en 2016 obtuvo una beca deportiva de esta casa de estudio y comenzó un nuevo reto para este joven. 

• Joel Chávez, el surfista de tola representa a Nicaragua en Japón

Empezó una etapa difícil para el nuevo atleta, debía dividir su tiempo entre las clases, familia y sobre todo el deporte. Practicaba todos los días por la tarde, en las mañana tenía clases y por la noche realizaba sus trabajos de la universidad. 



La primera gran lesión 

En primer año de la universidad, mientras Brodercik participaba en competencias universitarias, tuvo una lesión que le dejó por varios meses fuera. 

Después de una competencia, el joven no podía comer, tenía dolor de cabeza constantemente, vomitaba, tampoco podía dormir “bajé como 20 libras” recuerda. 

•  Jonathan Loáisiga, el pelotero nica en los Yankis de Nueva York

Su último gran triunfo fue su participación en los Juegos Centroamericanos. Foto: Óscar Sánchez / Maje

Según le dijeron los doctores en esa ocasión, Broderick se había reventado una vena en medio de una pelea, eso le provocaba todos los malestares, “para dormir tenían que frotarme zepol en la cabeza” explicó el deportista.

Esta mala experiencia no lo detuvo y siguió con la idea de ser un deportista destacado, su último gran triunfo fue su participación en los Juegos Centroamericanos Managua 2017. 


Medalla de oro con otra disciplina

Cuando anunciaron los Juegos Centroamericanos en Nicaragua, Broderick tenía la ilusión de clasificar en judo para representar al país, pero le ganaron en las fases clasificatorias y no lo logró, “me ganaron, así que probé con sambo“, comentó el joven. 

 Manuel Rosas, el futbolista al que no le gusta ver fútbol

Con esta disciplina deportiva sí logró la clasificación y meses antes que comenzaran los juegos, el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) envió a los deportistas nicas de karate, taekwondo, judo y sambo a Cuba, donde pasaron varios días entrenando.

Según Broderick estuvieron en un hotel frente al mar, pero nunca se metieron porque el entrenamiento era tan fuerte que no les quedaba fuerza para disfrutar del turismo. “Hubo gente que lloraba porque quería regresarse”, afirma. 

Broderick se entrenó en Cuba para los Juegos Centroamericanos. Foto: Cortesía / Maje

En ese momento les controlaban la comida y los ejercicios, porque debían dar el peso adecuado, “no nos permitían comer helado por ejemplo”, dijo.


El día del sueño cumplido 

Fue el 16 de diciembre que Broderick cumplió uno de sus sueños, ganó el oro para Nicaragua en los Juegos Centroamericanos en la disciplina de sambo. 

Según el deportista, en esa ocasión los dirigentes del deporte nica incluyeron a “Sambo” como un deporte de exhibición, porque no sabían del nivel que podía dar, “fue algo increíble, yo logré agarrar el primer lugar”, expresa.

• ¿Por qué Carles Puyol no vino a Nicaragua?

Una de las mayores motivaciones que tenía Broderick, era lograr el triunfo para dedicárselo a su abuelo, quien había fallecido en agosto del 2017. Según el joven, su abuelo residía en Estados Unidos y siempre le decía que quería verlo ganar una competencia internacional, pero no logró hacerlo. 

"Fue uno de los momentos más nostálgico y alegres". Foto: Cortesía / Maje

Broderick le dedicó todas sus victorias, además que portó una camisa en honor a su abuelo durante la ceremonia final, “fue uno de los momentos más nostálgico y alegres porque te ponés a pensar lo que venís haciendo desde 2011”, expresó. 


Las protestas y el cambio de planes 

Cuando comenzaron las protestas de los estudiantes en abril, Broderick dejó de asistir a los entrenamientos porque la UCA estaba cerrada, fue hasta en septiembre que se reincorporó a la actividad deportiva. 

Para seguir acumulando experiencia e intentar crecer como deportista, Broderick comenzó a practicar artes marciales mixtas, un deporte que según el joven, es un poco más liviano que el judo y se parece al sambo. 

• Santiago Solari, nuevo entrenador del Real Madrid: un lector voraz y admirador de Messi

Hasta el momento ha acumulado dos peleas en esta nueva disciplina, una ganada y otra perdida, su objetivo este año es terminar su carrera universitaria, para eso piensa en salir de Nicaragua hacia Costa Rica y en el país vecino seguir creciendo en el deporte. 

Notas Relacionadas

Elsa Valle es hospitalizada por secuelas psicológicas

La joven excarcelada Elsa Valle presenta secuelas psicológicas tras tortura psicológica y física recibida en la prisión.

Estudiantes presos: “han profanado la autonomía universitaria”

Los estudiantes presos en el contexto de la protestas en Nicaragua, envían una carta desde la cárcel destacando la lucha histórica de la autonomía ...