¿Agregar o no a mi jefe en Twitter?

Cortesía /Maje
Cuando te llega la notificación que alguien te ha seguido en Twitter y resulta que es tu jefe, enseguida pensás en lo que deberías o no publicar.

Las redes sociales para los millenials se han convertido en catalizadores personales, algunas personas las usan casi como diarios. 

Mis cuentas por ejemplo, tienen cuestiones personales, pero no íntimas, nada que se pueda tomar a mal. Sin embargo, hay quienes son más extrovertidos, en mi caso, pienso que mi vida me interesa a mí y a unas cuantas personas a mi alrededor. Pero al fin de cuentas es asunto de cada persona.

Pero, ¿qué pasa cuando tu jefe te sigue a Twitter?

Instagram avisará cuando hagan capturas de pantalla

En el texto hablaremos de las personas que usan Twitter para expresar sus sentimientos, emociones, sus planes de cada día y de repente se encuentran con una solicitud de seguimiento de su jefe. 

Cortesía/Maje

Primero analicemos por qué las personas tienen la necesidad de publicar su vida en Twitter, no digo que esté mal o bien hacerlo. 


¿Por qué publicamos todo en las redes sociales? 

Según la psicóloga Jeanine Lasso, las personas suelen publicar todo sobre sus vidas en las redes sociales, porque se sienten inseguras y necesitan victimizarse en las redes para obtener algún tipo de respuestas. 

Pero no todas las personas son iguales, hay quienes quieren compartir experiencias personales para ayudar a los demás, lo hacen de manera positiva. 

En general la mayoría de los jóvenes tienen cuentas de Twitter dedicadas a contar su día a día o chistes, memes, es decir son cuentas relajadas y poco profesionales. 

• ¡Por fin! los gifs llegaron a Instagram

Por ejemplo, Ernesto Barreto tiene 21 años, abrió su cuenta de Twitter en 2015,  trabaja en una empresa de contaduría y hace seis meses su jefa inmediata empezó a seguirlo.

Cortesía/Maje

 

Ernesto también la siguió, pero admite que le bloquea muchas de sus publicaciones porque separa lo laboral de lo personal. Ella solo publica cosas de su carrera.


¿Los aceptamos o no? 

En realidad, ¿los jefes deberían enviar solicitudes de seguimiento y nosotros estamos obligados a aceptarlas?

Han pasado cosas bastante complicadas por esta situación, de hecho en 2015 fue famosa una noticia en la que una joven de Mansfield, Estados Unidos, publicó en su cuenta de Twitter que iba a comenzar a trabajar “en un trabajo de mier**”.

Cortesía/Maje

La cosa no quedó ahí, sino que su futuro jefe miró el tweet y se lo respondió diciendo "No... no vas a empezar en ese trabajo de mier**. Acabo de despedirte. Buena suerte con una vida sin dinero y sin empleo", contestó desde su cuenta Robert Waple, el jefe de la pizzería en la que iba a trabajar la joven. 

¿Qué características tienen los trabajadores exitosos?

Al final lo que publicás no es tan privado, para usar saludablemente Twitter hay cuatro recomendaciones que hacen expertos desde el blog “Tres Pasos Consultores”.


·    Borrar fotos: Deberías subir fotos decentes, no en situaciones comprometidas, como fiestas. 


·    Política y Religión: Estos temas son delicados, por lo tanto no es bueno emitir comentarios. 


·    Perfil público: Mostrar todo, si no tenés nada malo que ocultar. 


·    Actualizar perfil: Mostrar los cambios en tu vida, al menos en lo que se refiere a lo profesional. 

Para la psicóloga Jeanine Lasso, las personas que están acostumbradas a publicar la mayoría de su vida en las redes sociales, solo pueden cambiar cuando pasa algo fuerte en su vida o cuando se miran en la necesidad de hacerlo, por buscar un trabajo.

Cortesía/Maje

 

Sí son mis redes, ¿por qué tendría que aceptar a mi jefe?

He escuchado a  muchos que aceptan a sus jefes porque sienten presión de hacerlo, otros tienen dos cuentas y aceptan a los jefes en la cuenta profesional. 

Por ejemplo, sé de la cuenta de una joven de 21 años que está tramitando papeles para entrar a un nuevo trabajo y que tiene publicaciones como “buenos días mi gente, feliz jueves, acepto invitaciones para beber guaro” o “estoy genuinamente enturcada”. Esto es real.

• ¿Con quién chateas en las redes sociales?

Según ella, que prefiere el anonimato, escribe lo que se le viene a la mente, usualmente solo se refiere a cuestiones divertidas, como memes. 

Cortesía/Maje


 

Pero ahora con el trabajo, las cosas pueden cambiar. De hecho, ella admite que ahora que está en búsqueda de empleo, creará otra cuenta en Twitter, para no mezclarlo con lo profesional. 

Por lo tanto, si tu cuenta es privada y tu jefe te envía solicitud de seguimiento, estás en el derecho de negarla o bloquear información, porque simplemente es decisión personal no mostrar todo de tu vida privada en relaciones que solo buscan lo profesional. 
 

Notas Relacionadas

“Baby Shark”, la canción viral más pegajosa que el “Taki Taki”

La canción infantil “Baby Shark” acumula millones de reproducciones en YouTube.

Lo que se sabe del paramédico Chester Navarrete de Masaya

El joven Chester Emanuel Navarrete fue apresado el 10 de noviembre, después de brindar servicios médicos en Masaya durante las protestas.