¿Por qué no nos gusta leer a Rubén Darío en secundaria?

Cortesía /Maje
Alguna vez recitaste los poemas de Darío sin saber bien qué significaban.

Hace 151 años nació el nicaragüense que probablemente mejor ha representado a Nicaragua en el extranjero, les hablo de Rubén Darío. 

A los jóvenes ¿qué tanto nos hablan de Rubén Darío? No me refiero al Rubén estructural que conocemos en clases de español, cuando nos obligan a memorizar sus poemas, sino a saber apreciar la literatura que lo hizo tan famoso y admirado en todo el mundo. 

• Las heroínas de la literatura

En mi caso odié sus poemas y su legado, porque cada año me hablaban de él y me obligaron -como a la mayoría- a memorizar sus poemas: “A Margarita Debayle” y “Del Trópico”. 

Cama de Darío en León. Cortesía/Maje

Lo que sucedió fue que por lo menos en primaria y los primeros años de secundaria, nunca puse atención a lo que decía el poema o lo que yo interpretaba, sino que solo los leía para luego recitarlos para mis compañeros en el salón de clase. 

Eso solo logró que me alejara de Darío y cualquier obra literaria de un nicaragüense. 


El primer encuentro ¿siempre es malo? 

Lo mismo le sucedió a Isaías Galán, un joven de 22 años, a quien durante los primeros años de secundaria no le hablaron nada interesante de Darío, solo leía los cuentos y poemas como obligaciones de clases. 

Una de las situaciones más usuales en los colegios son los recitales. Andrea Cruz de 20 años, participó en uno de estos recitales, en un colegio de San Marco, Carazo. 

• ¿De qué están escribiendo los jóvenes nicas?

Andrea me comenta que de niña le gustaba recitar los poemas, aunque en realidad no los entendía, pero le encantaba la manera en que sonaban las rimas,  por eso repetía por ejemplo los de “Azul” o los de  “Cantos de Vida y Esperanza”. 

Cortesía/Maje


¿Entendimos el erotismo de Darío? 

Uno de los mayores retos para los profesores es transmitir lo que en realidad quieren decir los poemas de Rubén Darío, porque muchos de ellos están lleno de una sensualidad y erotismo admirable, que en muchas ocasiones a los colegios no les gusta transmitir y los estudiantes no están aptos para comprender. 

Sobre esto el profesor Juan Pablo Patiño Káram, de la Universidad Iberoamericana Puebla, escribe en su blog que Rubén Darío realiza un culto a la sensualidad,  Darío tiene  “en el centro de sus pensamientos la hembra, un poco al modo pagano, carnal y disfrutable por los sentidos”.

¿Cómo escribir un libro de prostitución?

Hay ciertos ejemplos en algunos poemas como “La Ninfa”, en los que Darío desde el titulo le da un toque sensual a su escritura.

Darío en España. Cortesía/Maje

 
Las letras sensuales de Darío 

Una parte del poema dice: “Lesbia, esta actriz caprichosa y endiablada que tanto ha dado que decir al mundo por sus extravagancias”. Utiliza adjetivos con los que  se puede dejar volar la imaginación. 

En el poema  “Palacio del Sol”, Darío escribe “que hay algo mejor que el arsénico y el fierro, para encender la púrpura de las lindas mejillas virginales”

El caso es que este tipo de poemas, los entendemos -y eso que con un poco de ayuda- quizás cuando entramos en la universidad o en los últimos años de secundaria. 

• ¿Por qué no terminamos de leer a Don Quijote de la Mancha?

Cortesía/Maje

En el caso de Isaías, me comentó que durante su último año de secundaria, con una profesora de español, que le mostró a Darío de manera diferente, logró apreciar la literatura nicaragüense, sobre todo lo referente a la vanguardia nicaragüense. 

“Aprendí a leer sus obras con mayor minuciosidad, porque en cada línea hay recursos literarios que le dan una subjetividad muy bella a la obra”, dice Isaías.

 Sus favoritos son “El Rubí y “Lo Fatal”, admite que este último lo entendió hasta que llegó a la universidad.

Entonces, si aún con profesores mejores capacitados y siendo personas más maduras, nos cuesta entender algunos poemas de Rubén Darío, ¿por qué nos ponen en primaria y secundaria a memorizarlos? no tiene demasiado sentido, no logramos apreciar la verdadera calidad de su obra y terminamos odiando al tipo más grande que ha tenido Nicaragua en lo que se refiere a literatura. 

Notas Relacionadas

Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

La mujer transgénero Kysha López es acusada de financiar los tranques en Diriamba. En la cárcel ha sufrido discriminación por su orientación sexual.

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...