Como una novela, la vida de Agatha Christie

Cortesía /Maje
La escritora inglesa de novelas policiales falleció un día como hoy, al sur de Inglaterra.

La escritora de crímenes por excelencia, Agatha Mary Clarissa Miller, murió un día como hoy pero en 1976, después de haber logrado publicar 66 novelas policiales y ser, según el libro de los Guinnes Récords, la novelista más vendida de todos los tiempos. 

La vida de Agatha estuvo llena de momentos felices, amor,  desamor y mucho drama, por eso te traemos algunos datos de su vida, que influyeron en su escritura. 


1.    Crisis amorosa 

Agatha se casó con el militar indio Archibald Christie, con quien estuvo por 14 años, pero una buena lista de amantes de él  pusieron final a su matrimonio en 1928.

Recomendaciones de libros sobre asesinatos

Estatua de Agatha Christie. Cortesía/Maje

Después de la ruptura, Agatha quedó mal emocionalmente, tanto que un día agarró su auto y se fue de la casa, al día siguiente su auto apareció abandonado cerca de una carretera. 

Las autoridades inglesas se dispusieron a buscarla, de hecho la prensa estuvo pendiente de su desaparición y fue noticia de primera plana en los diarios ingleses. 

Once días después de haber desaparecido las autoridades descubrieron que se había registrado en un hotel con el nombre de una de las amantes de su ex marido. Estuvo en tratamiento psiquiátrico y luego de eso se recuperó. 


2.    El arte de envenenar 

En el transcurso de la Primera Guerra Mundial, Agatha trabajó de enfermera en un hospital de Inglaterra, de hecho fue en ese momento que aprendió de las sustancias venenosas como la estricnina. 

• Las heroínas de la literatura

Personaje Hércules Poirot. Cortesía/Maje

A partir de este episodio nació su primera novela “El misterioso caso de Styles”, en el que la trama es sobre un posible caso de envenenamiento, es en esta novela que Agatha utiliza todos los conocimientos aprendidos de su vida como enfermera. 


3.    Un nuevo amor 

Luego de su primer matrimonio y lo destrozada que quedó, Agatha hizo un viaje a Oriente, donde conoció a un arqueólogo británico llamado Max Mallowan. 

¿Cómo leer La Divina Comedia en Twitter?
 

Un año después de estar juntos decidieron casarse, a partir de entonces Agatha estuvo al lado de su esposo durante los viajes que Max hacía a Irak y Siria, de estas experiencias nacieron “Asesinato en Mesopotamia” (1930),  "Muerte en el Nilo" (1937) y “Cita Con la Muerte” (1938). 

Cortesía/Maje


4.    La versión romántica

Después de varios éxitos con sus novelas negras, Agatha quiso desintoxicarse un poco de tanto crimen y escribió algunas novelas románticas como: “Un amor Sin Nombre” (1930), “Lejos de ti esta Primavera” (1944), pero las hizo bajo el seudónimo de Mary Westmacott.

Libros rusos para leer en vacaciones

Fue hasta en 1949 que Agatha confesó la verdad, cuando las novelas eran reconocidas, no tanto como las de crimen, pero si llegaron a tener buena aceptación. 

Sin duda, Agatha fue una de las mentes más sucias y brillantes de la literatura, en particular es una de mis escritoras favoritas, quizás porque su género es también uno de los que más me gusta, por eso leerla y saber de su vida, es una manera de entenderla.
 

Notas Relacionadas

Dinorah Sampson, el amor prohibido de Somoza

La mujer que cautivó al ex presidente de Nicaragua, Anastasio Somoza Debayle. Por muchos años, Dinorah Sampson fue su amante, de hecho estuvo con é...

Ernesto Cardenal, poesía y la teología juntas

El poeta y sacerdote de la teología