¿Vos has comido en Maya?

Edelma Reyes/Maje
Los estudiantes de la UCA tienen un lugar donde comprar comida barata y rica.

Contacto Maya-Inca, no me refiero a nada relacionado con historia, sino a comida. Ese comedor que ha salvado los días de muchos estudiantes de la Universidad de Ingeniería (UNI) y sobre todo a los de la Universidad Centroamérica (UCA). 

En muchas ocasiones, Maya fue para mí el lugar ideal para resolver con buena comida y poco dinero, a lo largo de la carrera en la UCA era además el rincón idóneo para reunir a un grupo de gente importante, esos amigos que hacés en la universidad. 

Fue ahí donde salieron pláticas profundas, donde nos quitamos el estrés de las clases, donde en resumidas cuentas nos íbamos a meter para comer rico. 

Luto por La Cuevita, murió uno de los grandes
 

Edelma Reyes/Maje

El Maya fue fundado por la familia Flores-Berroterán, una familia nicaragüense con procedencia chilena. 

“La idea del negocio comenzó con mi mamá”, me cuenta Fresia Flores, una de las dueñas del negocio. Ella quería hacer un hotel-restaurante, de hecho empezó la construcción del hotel, por eso en el fondo de Maya hay unos cimientos, pero el proyecto nunca lo terminó, me comenta Fresia. 

La familia de Fresia vive en el reparto San Juan, pero el terreno de Maya es suyo, por eso no pagan ningún tipo de alquiler.  

 

Los inicios de Maya 


Cuando abrieron el restaurante, el local quedaba en la fachada del frente del terreno, tenían manteles guatemaltecos y decoraban con accesorios relacionados a la cultura americana. 

Fresia me dice que por eso los estudiantes al principio pensaban que era un lugar caro, algunos no se atrevían a entrar, pero poco a poco fueron preguntando los precios y probando la comida. 

Uno de esos primeros estudiantes que llegó a Maya fue José Flores, un joven que actualmente tiene 21 años y salió de la UCA hace un año. 

Edelma Reyes/Maje

Transcurría un día del año 2013, José acababa de iniciar sus estudios en la UCA, era su primer cuatrimestre, por suerte para él, tenía una amiga en segundo año de la carrera. Un día que no andaba demasiado dinero le recomendaron que comprara comida en un lugar cerca de la UCA. 

José preguntó cuánto costaba y cuando su amiga le dijo el precio, 35 córdobas, no le creyó. 

Fueron al comedor, pidieron, comieron. La comida según José, estaba rica, era casera y tenía una cantidad aceptable de alimentos. 

No estudiaste en la UNAN, si no comiste en el Moscú

Cuando terminaron de comer, comenzaron a pagar y José se quedó sorprendido por el precio de la comida, que “incluía el refresco” dice el joven, con una carcajada sarcástica. 

A partir de ese día, Maya se volvió como para muchos, una referencia en la comida para José, la última vez que fue, lo hizo cuando aún era estudiante. Actualmente estando fuera de las aulas de clase, una de las cosas que más extraña de la universidad, es la comida de Maya. 


¿Quiénes cocinan? 


La comida de Maya la hacen sus mismos dueños, Fresia y su hermano trabajan en el lugar todos los días, los dos aprendieron a cocinar desde pequeños. 

Cortesía/Maje

Fresia además estudió la carrera de Arquitectura y cuando se le presenta la oportunidad de trabajar en algún proyecto lo hace, pero la mayoría del tiempo está pendiente del comedor. 

El nombre “Contacto Maya Inca” lo eligieron porque fue en Nicaragua donde se dieron los primeros contactos entre los Incas, las tribus de América del Sur  y los Mayas.

Conforme fue pasando el tiempo, Maya fue subiendo de precio, las cantidades iban aumentando en cinco córdobas. 

Estuvo en 45 córdobas, hace aproximadamente dos años, María José Quintanilla, estudiante de la UCA, me contó que fue a Maya por primera vez en esa época, se dio cuenta de la existencia del comedor por un amigo. 

Probó la comida, pero no le pareció tan buena, de hecho no le gustó, incluso cuenta que por la noche le dio ganas de vomitar y estuvo con indigestión, después de eso, nunca más quiso volver a probar la comida de Maya. 

Edelma Reyes/Maje

Sin embargo la mayoría de experiencias que he escuchado de Maya son buenas. 


Las actuales generaciones en Maya


Todavía las generaciones actuales de la UCA siguen asistiendo a Maya. Celeste Morales, estudiante de último año, cuenta que la primera vez que fue al comedor fue en 2015, porque una amiga le comentó del lugar. 

En ese momento la comida costaba 50 córdobas. Celeste comió, le gustó  y a partir de entonces, de vez en cuando, se daba una vuelta por Maya, sobre todo porque “siempre varían el menú” dice la joven. 

Actualmente el precio de la comida es de 60 córdobas, todavía me sigue pareciendo relativamente barato. 

Según Fresia, venden alrededor de 60 platos por día y están pensando en expandir los horarios para ofrecer cena, además le pregunté a Fresia sobre la posibilidad de tener a Maya dentro de la UCA, pero me explicó que hasta ahora no se han puesto en contacto con la universidad. 

Creo que sería genial, así nadie tendría que salir de la UCA y recorrer ese camino bajo el sol, en el momento en que más intenso se siente. En todo caso, Maya es ese lugarcito que representa la mejor comida de la UCA, porque es barato y tiene alimentos casi como hechos en casa. 

 

Notas Relacionadas

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...

La UCA dedica una galería de fotos a las protestas en Nicaragua

El “Paseo de la memoria”, de la Universidad Centroamericana muestra fotografías de las protestas en Nicaragua.