La versión de la modelo tica sobre la cárcel La Esperanza

Adriana Corella Rojas, la modelo costarricense reveló lo que sufrió en la cárcel de mujeres La Esperanza.

Lo más importante que tiene un ser humano es su libertad, así lo expresó Adriana Corella Rojas, quien tuvo de pasarela la cárcel de mujeres de Nicaragua durante un año y tres meses. ¡Ojo, la mujer fue una diva en todo momento, ante los medios siempre lució arreglada!

Adriana sorprendió a todos en los juzgados por su aspecto: alta moña, collar y un elegante vestido. Foto: Henry Padilla /Maje

Primero debo decir que no sé si sentirme mal o bien por el nombre de la cárcel, es como un recuerdo de lo que en algún momento podés perder encerrada en cuatro paredes, y no digo que debería tener un nombre depresivo, pero es irónico y cruel ponerle La Esperanza.

• Trabajo en exceso termina con la vida de una modelo

El punto es que Adriana decidió romper el silencio y contar con detalles lo que vivió en ese lugar donde estuvo encerrada, según ella, por un crimen que no cometió, comentó que su familia gastó mucho dinero en todos los procesos legales que se llevaron a cabo, porque algunos abogados nicaragüenses se aprovecharon del momento, comenzaron a pedir dinero e hicieron el proceso largo para ganar más.

Antes de acabar tras las rejas en Nicaragua, estudiaba Medicina y posaba para algunas revistas de Costa Rica, país de donde es originaria.

Todo inició con su pareja

La vida le cambió cuando conoció a Walter Mauricio Pereira, un hombre que según investigaciones de la Policía Nacional, estaba involucrado en tráfico de drogas, sin embargo, la modelo fue condenada por lavado de dinero, una práctica que los informes policiales revelaron que  realizaba con su pareja.

Los malos momentos para Adriana comenzaron cuando junto a su pareja decidió hacer unas vacaciones en Nicaragua, se instalaron en un condominio privado situado en la carretera de Managua-León. De acuerdo con declaraciones de la modelo a un diario local, ellos no estaban metidos en ningún tipo de delito, solo disfrutaban como pareja de la normalidad de sus vidas.

• Las polémicas medias de las concursantes a Miss Perú

La Policía tenía información que Walter Mauricio Pereira (su pareja) era miembro del cártel Los Caciques. De hecho, el informe oficial dicta que cuando la Policía llegó al lugar a buscar a Walter, que estaba en compañía de la modelo y la hija de ambos, se suicidó para evitar que los agentes policiales lograran atraparlo.

Sin embargo, cuando se le preguntó sobre esto a la modelo, ella respondió que esa información sobre el suicidio o no de su pareja era algo privado de la familia, dejando entrever que existe la posibilidad que hayan asesinado a Walter Pereira.

Con respecto a él, Adriana le comentó a un diario nacional, que si lo tuviera en frente, le agradecería por haberla hecho feliz, por haber sido un buen padre y porque según ella, siempre quiso lo mejor para su familia.

Sin delito en Costa Rica

Adriana Corella Rojas, con ayuda de su abogado recurrió a la Ley número 95 del Código Penal para salir de la cárcel. En esa ley se explica que una persona extranjera puede pedir- en caso de haber sido condenada por menos de cinco años a cárcel- ser expulsada del país sin derecho a regresar en diez años.

Fue así que Adriana pudo volver a Costa Rica, donde no tiene registros de ningún delito, nunca ha sido investigada, tampoco su expareja. Por lo tanto, actualmente la modelo se dedica a promocionar algunas marcas de ropa que aparecen en sus redes sociales y en algunas revistas de Costa Rica, además de unos cuantos videos con mucha sensualidad para ganar seguidores.

Notas Relacionadas

Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

La mujer transgénero Kysha López es acusada de financiar los tranques en Diriamba. En la cárcel ha sufrido discriminación por su orientación sexual.

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...