¿Existe la friendzone?

Cortesía /Maje
Historias de desamor a las que algunas personas llaman friendzone

G.A (iniciales de su nombre) es una joven de 22 años, que hace unas semanas conoció a una persona que le pareció interesante. 

Todo comenzó con la típica conversación de “hola” en Facebook, después de eso salieron un par de veces y hubo una conexión en esas “citas”, las dos se confesaron que se gustaban, que sentían alguna atracción entre ellas. 

Pero conforme fue pasando los días la otra persona empezó a exigirle exclusividad, quería que G.A le dedicara casi todo su tiempo, pero ella no podía hacer eso porque tiene una relación estable y aunque la otra persona le parezca interesante, no pretende dejar a su pareja. 

•¿Qué es el amor?
 

Fue ahí cuando empezaron los momentos incomodos, se alejaron, la otra persona inició a salir con otras, G.A siguió con su pareja. 

Cortesía/Maje

G.A me comentó que ella entendió que solo podía haber amistad,  de hecho me dijo que a veces ni ella comprende qué está pasando, no sabe qué es lo que la otra persona pretende, porque siempre quiere que sea G.A  quien tome la iniciativa de hablarle, pero en realidad está decidida a no hacerlo más, porque es caer en demasiados “juegos y tonterías”. 

A pesar de los sentimientos encontrados, y las sensaciones negativas, G.A comenta que la friendzone no es culpa de nadie, es simplemente un término inventado para describir una situación que nos sucede como seres humanos. 


La psicología de la Friendzone 


Antes de continuar hay que definir lo que significa friendzone, de acuerdo al diccionario Oxford  es “una situación donde existe amistad entre dos personas, una de las cuales posee un interés romántico o sexual, no correspondido por la otra persona".

La psicóloga  Jeanine Lasso, explica que cuando sucede un desamor como el de la “friendzone” lo que pasan las personas es muy parecido a terminar con un novio o novia, es como un duelo, porque en la etapa de enamoramiento es cuando las personas suelen obsesionarse e idealizar a los demás. 

Pero cuántas de nosotras hemos escuchado a alguien burlarse de él o ella misma por estar en la friendzone, es como una catarsis para darle algún nombre a la relación que llevas con alguien del que no sos nada. 

Esto pasa muy seguido entre los jóvenes, de hecho hablé con Isaac Levi, un joven de 21 años que el año pasado se enamoró de un amigo. 

Cortesía/Maje

Lo conoció una noche casual y simplemente comenzó a “agarrar “ con él, pero conforme fue pasando el tiempo resulta que la otra persona se ponía celoso que Isaac tuviera a alguien más, o saliera con otras personas. 

Fue pasando el tiempo y a Isaac le empezó a gustar para algo serio; un día se atrevió a preguntarle qué pasaba con ellos, a lo que la otra persona respondió que nada, solamente eran amigos. 

Isaac lo entendió, pero cuando se juntaban en realidad no se trataban como amigos, así que decidió alejarse de él, porque simplemente se aburrió que nunca concretaran nada. 

•Hijo, soy gay

Después de un tiempo renovaron su amistad, actualmente se hablan y se supone que son amigos, a Isaac le sigue pareciendo atractivo “porque lo es”, pero no quiere tener nada con él, ni siquiera algo pasajero. 


Pero, por qué nos cuesta confesar


En este caso Isaac le confesó a la persona lo que sentía y cuando miró que los dos no querían lo mismo simplemente se alejó de ese tipo de relación, no todos somos capaces de confesar los sentimientos y respetar el derecho de la otra persona de decir que no. 

Por ejemplo Alex DeLarge, nombre ficticio, es un joven de 20 años estudiante de ingeniería, confiesa que alguna vez le ha gustado una amiga, pero en realidad nunca se ha atrevido a decirle porque para hacerlo necesita “algunas señales” por parte de ella.

Según  la psicóloga Jeanine Lasso, es muy típico sentir miedo al rechazo, es normal, pero ella recomendaría que si te consideras una persona emocionalmente madura para entender que la otra persona te puede decir que no, lo mejor es hablar de tus sentimientos, sobre todo porque incluso se puede salir ganando. 

Cortesía/Maje

Aunque también dice que entiende a las personas que no confiesan sus sentimientos, de hecho me comentó que en algún momento llegó un hombre a su consulta porque no podía decirle a una mujer que le gustaba, la conocía desde hace cinco años, pero le costaba expresarle sus sentimientos. 

Al final se lo dijo, anduvieron tres meses y luego cortaron. Él había pasado cinco años intentando decirlo, comenta la psicóloga, que también explica que el gustar puede ser solo enamoramiento.

Desde una perspectiva científica la friendzone se define por el principio de Bateman, una teoría que explica cómo funciona la mente de las especies hembras, según dice el estudio ellas tratan de ser más selectivas, mientras los machos tienen la capacidad de reproducirse con más personas. 


La friendzone cuando te ilusionan 


Por eso es que se supone que la friendzone les pasa más a los hombres, aunque no es una ley, por ejemplo Andrea Cruz, una joven de 20 años, me comentó que estuvo enamorada muchos años de una persona que la ilusionó. 

•El arte de burlarnos de nosotros mismos en redes sociales

Resulta que se conocieron desde pre escolar, a Andrea le gustó, pero era una niña -fueron buenos amigos- con el tiempo evidentemente desarrollaron nuevas ideas y sentimientos.

 En primer año de la secundaria, al muchacho le gustaba Andrea, pero ella lo había olvidado, hasta que en quinto año comenzaron a hablar de nuevo, se hacían juntos en los trabajos de pareja, cuando había trabajos en grupo él llegaba primero a su casa y se iba de último, porque pasaban hablando y escuchando música.

Cortesía/Maje

Un día que sus compañeros de clase los estaban molestando, diciendo lo típico de “estos majes se gustan”, él dijo, no, a mí no me gusta ella, solo la quiero como amiga. 

Andrea se sintió apenada, se arrepintió de haber querido algo sentimental cuando la otra persona solo estaba jugando. Sin embargo también está consciente que él tiene derecho a decir no y ella debe aceptarlo. 

El profesor y psicólogo  Jeremy Nicholson hizo un artículo en el portal Psychology Today, en donde explica que la friendzone aparece cuando hay relaciones en las que no se cumplen las necesidades emocionales de los individuos. 

Es decir cuando una persona se siente atascada porque la otra persona está recibiendo todo lo que quiere, pero hay otro que no está plenamente satisfecho, dice el artículo. 

Los seres humanos necesitamos una explicación para las situaciones que vivimos, pero en este caso es simplemente aceptar un rechazo, puede que en realidad la otra persona ni siquiera desee ser tu amigo, sin embargo para crear algún tipo de lazo emocional le nombramos friendzone al derecho de las personas de elegir con quién estar y con quién no. 

En cualquier caso no existe tal estado, él o ella simplemente no te quiere para una relación, y eso no significa que vos seas mala persona, o que debás perder autoestima, es cuestión de entender los sentimientos de ambos. 
 

Notas Relacionadas

Flavio David: “Mis seguidores en redes sociales me motivan a publicar más videos”

El creador del personaje “la Yasuri”, narró cómo ha sido el proceso de adaptación viviendo en otro país, además de sus planes en el mundo de la par...

#UnmajeEditaMaje | "Ante la crisis, eliminé amigos de mis redes sociales”

Para evitar discusiones, por seguridad o intolerancia, muchos jóvenes eliminaron varios contactos de sus redes sociales, a raíz de la crisis que es...