¡Alerta! Así comienza una relación tóxica

Cortesía / Maje
Con pequeñas expresiones de control empieza una relación tóxica que puede llevarte incluso hasta la muerte.

Controlar tus amistades, obligarte a compartir la contraseña de redes sociales, hacerte sentir ignorante, son algunas de las primeras acciones que realiza un hombre en una relación tóxica. “Con un tono de dulzura, las relaciones tóxicas inician con el control”, indica la especialista Lorna Norori, coordinadora del Movimiento Contra el Abuso Sexual (MCAS). 

Este tipo de relaciones se convierten en una cárcel y tormenta para las mujeres, sobre todo en un país con una cultura sumamente machista como Nicaragua, donde se ha registrado un incremento en los casos de violencia en los últimos meses. Hasta el 12 de agosto se han registrado 44 femicidios, según datos de la organización Católicas por el Derecho a Decidir. 

Recientemente el caso de Seylit Yecalin Parrales Selva, una  joven de 26 años de edad, estremeció al país luego que su ex pareja intentara asesinarla. Hoy ella se debate entre la vida y la muerte, después que Gerald Josué Álvarez Rojas la hiriera con una navaja tras un año de haberse separado. 

 Estos son los pequeños detalles con los que comienza una relación tóxica. Foto: Cortesía / Maje

Según la familia de Seylit, este hombre desde hace varios años agredía física y emocionalmente a la joven, desencadenando esto en un intento de asesinato. 

Con el objetivo de alertarte sobre los pequeños detalles con los que comienza una relación tóxica, hemos preparado  una recopilación de algunas situaciones que te llevan a perder tu autonomía, libertad y autoestima.  


Aislamiento total 


Emma (seudónimo) tiene 22 años y hace tres años decidió ponerle fin a una relación tóxica que mantuvo durante cuatro años. El control en su relación comenzó con pequeños detalles, primero su ex novio le pidió que no le hablara a algunos de sus amigos. 

Posterior a esto, cada vez que Emma le decía que iba a salir con amigas por un café, él respondía que quería acompañarla. “Me decía que si yo no iba a hacer nada mal, por qué no podía ir con  él”, recuerda Emma. 

Esta clase de comportamientos puede acabar aislándola incluso de su familia. Foto: Cortesía / Maje

De hecho Emma no podía salir a ninguna fiesta, cena, celebración sin él. “Me celaba con cualquier figura masculina”, dice la joven. Los celos llegaron hasta tal punto, que cuando Emma tenía trabajos en la universidad que eran en grupos, intentaba no hacerse con hombres, porque esto representaba una discusión en su relación. “Tampoco me sentaba al lado de ningún varón en el aula, porque él llegaba a esperarme cuando salía de clases”, relata.

Según Lorna Norori, estas son las situaciones en las que la mujer empieza a ceder. “Todo se dice con cariño, para que ella sienta que no lo está sometiendo, sino que está siendo protegida”, explica la experta. 

Esta clase de comportamientos puede acabar aislándola incluso de su familia y al mismo tiempo hacerla sentir que lo hace porque la  quiere. 


Sin privacidad y con culpabilidad 


Emma cuenta que en muchas ocasiones él (ex novio) la hacía sentir culpable, inclusive ella llegaba a justificar su forma de ser. Una de las situaciones que Emma más recuerda, es que debido a que su ex novio revisaba su celular, ella borraba conservaciones con amigos para que él no se enojara. “Después de alguna forma él descubría que las borraba, entonces me decía que no podía confiar en mí”, cuenta.

En ese entonces Emma pensaba que era su culpa que él fuera celoso, que era ella quien debía cambiar y mejorar. “Yo pensaba, él es así porque me ama”, dice, agrega que en medio de su relación,  ella sentía que no encontraría a nadie más que la “amara” como él. 

La experta Lorna Norori, indica que este tipo de control de revisar el celular, lleva a las mujeres a sentir que viven en una cárcel. “Ellas como no tienen nada que ocultar, lo aceptan y ellos quieren demostrar poder y autoridad con esta acción”, explica. 


Hacerte sentir menos, otra estrategia 


Luego de tres años de relación, Emma y su ex novio tuvieron un hijo, el niño se convirtió también en una estrategia de control. “Él decía que debíamos estar juntos, hacer las cosas funcionar, poner ambos de nuestra parte porque teníamos un niño”, dice Emma. 

Irónicamente el niño de ambos fue el motivo por el cual ella decidió terminar la relación, puesto que a pesar de estar recién nacido, lloraba cada vez que sus padres discutían. “Las cosas estaban empeorando, hasta el punto que ya nos estábamos agrediendo física y verbalmente”, recuerda. 

Revisar el celular, lleva a las mujeres a sentir que viven en una cárcel. Foto: Cortesía / Maje

Cuando ella decidió terminar con su ex, se lo comunicó por medio de un mensaje, porque él se encontraba fuera del país. La primera reacción de su ex fue asumir que todo era un  enojo del momento y que lo superarían con el tiempo. “Él regresó a Nicaragua, yo ya había tomado mi decisión pero fue un proceso largo, porque él pensaba que yo no sabía lo que hacía”, rememora la joven. 

Lorna Norori explica que en muchas ocasiones los hombres en una relación tóxica, intentan hacer sentir a su pareja que son ignorantes. “De repente con cariño le dicen, ay mi amor que loquita que sos”, dice. 

 

“Voy a cambiar”, la verdad detrás de esta frase 


Según relata Emma, luego de haber tomado la decisión de terminar la relación, durante los primeros meses su ex pareja no se adaptó a la idea, sino que le prometió que cambiaría, pero al ver la negativa de Emma intentó recuperarla con otras formas. 

“Él me seguía, llegó el punto de pagarle a alguien para que me tomara fotos” narra. Además hackeaba sus cuentas en redes sociales, si la miraba con otro hombre en la calle la hacía pasar por pena gritándole o diciéndole cosas feas en público. 

 Es muy difícil que un hombre que mantiene una relación tóxica, cambie su forma de ser. Foto: Cortesía / Maje

En una ocasión en la que Emma llegó a casa de su ex pareja a traer a su hijo, él le dijo que entrara a la casa porque el niño estaba dormido, estando dentro de la vivienda  mientras ella esperaba que él ordenara la ropa del niño, intentó forzarla a tener relaciones sexuales con él. 

“Yo no lo denunciaba porque es el papá de mi hijo, entonces lo protegía o justificaba”, acepta Emma. 

Para Lorna Norori, del Movimiento Contra el Abuso Sexual, es muy difícil que un hombre que mantiene una relación tóxica, cambie su forma de ser. “Todos dicen que quieren cambiar, pero en realidad eso no es cierto”, indica. 

Lo que sucede es que las parejas tienen un periodo de explosión, luego se reconcilian, el hombre dice que cambiará. “Los hombres cambian por un tiempo, pero después vuelven a lo mismo”, relata Norori. 

Lo mejor, es tener una relación en la que ambas personas se vean como autónomas. Foto: Cortesía / Maje

Para cambiar, los hombres deben luchar contra los constructos sociales que tienen heredados del sistema machista, donde poseen la necesidad de demostrar su hombría de una forma equivocada. “Son hombres que con el tiempo se quedan solos, que están constantemente cambiando de pareja”, concluye Norori.

Lo mejor, es tener una relación en la que ambas personas se vean como autónomas, que pueden formar un equipo en ocasiones, con lealtad y  sinceridad y que entiendan que no se pertenecen el uno al otro. 
 

Notas Relacionadas

Xiomara Blandino reactivará Miss Teen Nicaragua en plena crisis

Miss Teen Nicaragua se reactivará en plena crisis y luego de haber estado inactivo durante más de un año.

Spotify Premium Duo, el nuevo plan de suscripción para parejas

Spotify Premium Duo llega a Nicaragua y otros países de Latinoamérica, según anunció la plataforma de música streaming.