Biodanza, el movimiento de la vida

En Nicaragua existen más de 20 facilitadores capacitados para impartir talleres de biodanza, una terapia corporal con muchos beneficios para quienes la practican.

Conocí la biodanza en un ciclo de formación en temas de igualdad de género y diversidad sexual. Lo primero que la facilitadora explicó fue que ese día tendríamos una conexión distinta con nuestros cuerpos.

Buscamos un acompañante de baile, no importaba que tan coordinados bailáramos, lo importarte era moverse, sentir que tu cuerpo estaba feliz y lograr percibir la energía de tu pareja o la del grupo.

Con la biodanza las personas se conectan más con sus cuerpos. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Realizamos ejercicios de respiración, tocamos nuestros cuerpos al ritmo de una música muy relajante.

El taller duró más de una hora, al finalizar el humor del grupo cambió, había más confianza y nos sentíamos más relajados. La facilitadora de ese taller de biodanza fue Bernardette Vallecillo Gross, pero a ella le gusta que le digan Berna.

Taller de biodanza. Foto: Cortesía / Maje

 

La danza de la vida

La biodanza es un sistema que trabaja con la música, los movimientos y el contexto grupal. Varios sitios especializados, apuntan que la biodanza fue creada por Rolando Toro, educador y psicólogo de origen chileno.

“No hay movimientos perfectos, todo movimiento que surge de tu cuerpo es genial”, explica Berna.

La biodanza ayuda a eliminar el estrés. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Berna tiene 35 años y es psicóloga de profesión, conoció las terapias energéticas del cuerpo en el año 2005 y las aplicó a su vida. Como este tipo de terapias le funcionaron, decidió compartirlas con otras personas.

En el año 2010 Berna inició con sus estudios de biodanza, porque varios especialistas en esta materia estaban en el país. En Nicaragua hay un grupo mayor a 20 personas especializados en biodanza, todos fueron compañeros de estudios de Berna.

Para elegir la música de los talleres, hay un catálogo autorizado con las canciones, todo este descubrimiento llevó años de estudios y experimentación.

Las cinco líneas

La biodanza trabaja 5 líneas: vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia.

Berna asegura que antes de conocer la biodanza, tenía una relación "tóxica" con su cuerpo. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Hay ejercicios y movimientos para lograr determinados objetivos. Para conectar con nuestro interior, conocer mejor el cuerpo o recordar la fuerza interna que todos tenemos. Después de realizar biodanza “la gente sale mucho más contenta, mucho más ligera, más sonrientes, eso depende también de qué línea trabajes”, detalla Berna.

Biodanza, el antes y el después

¿Qué ha significado la biodanza en tu vida?

Reconozco que tenía una relación muy tóxica con mi cuerpo, una relación muy dañina, pero cuando hacía biodanza pasaba algo distinto.

La biodanza ayuda a la renovación orgánica -por ejemplo- podés llegar al taller con dolor de cabeza o estrés, pero luego el cuerpo sale distinto. Hay un movimiento en la vida, yo siento un impulso, no es el impulso que deseara, pero noto que es más potente después de la biodanza.

¿Qué les explicas a los participantes de un taller antes de realizar los movimientos o ejercicios?

Les cuento que la biodanza tiene que ver con la vida, con celebrar la vida, les explico que no hay movimientos perfectos, todo movimiento que surge de tu cuerpo está genial, lo importante es disfrutarlo.

¿Cuánto tiempo dura un taller de biodanza?

Un taller dura lo que la gente me pida, yo he pasado hasta cuatro días haciendo biodanza, pero normalmente la gente pide una sesión, que es de una hora o tres.

¿Cómo se prepara un taller de biodanza?

La gente normalmente me dice un tema o yo lo propongo, en biodanza se trabaja desde los potenciales humanos, como la alegría, el coraje, el valor.

Las terapias tradicionales trabajan con la parte enferma. La biodanza trabaja conectando con lo positivo, con el potencial.

Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Con la actual crisis sociopolítica, ¿Consideras que muchas personas están optando por terapias no tradicionales como la biodanza?

No puedo generalizar, pero te puedo asegurar que jamás había hecho tanta biodanza como en el último año. No es la única alternativa ni debería ser el único tratamiento porque hay aspectos más fuertes que están pasando sobre los cuerpos, que la biodanza va a ser nada más un rato.

La biodanza como tal, puede ir de la mano de cualquier terapia convencional para mejores resultados.

Esta psicóloga asegura que no es muy “buena con las nuevas tecnologías”, pero está trabajando en crear su plataforma en redes sociales, para que más personas conozcan los beneficios de la biodanza, el movimiento de la vida.

Notas Relacionadas

Lo que no sabías sobre el Acta de Independencia de Centroamérica

El Acta de la Independencia de Centroamérica, es uno de los documentos más importantes , por ello en su 198 aniversario te traemos algunas curiosid...

Ludwika Vega asegura haber sido víctima de un ataque de odio

La activista transgénero desconoce quiénes fueron los dos sujetos que la agredieron y los motivos que tuvieron para atacarla.