Liberan a feministas tras ser capturadas por pedir libertad de manifestantes

Las feministas fueron capturadas en horas de la madrugada por exigir la liberación de los manifestantes presos con mantas y calcolmanías.

Cinco activistas feministas fueron liberadas luego de permanecer cinco horas arrestadas luego de haber sido capturadas Policía cuando se encontraban colocando mantas y calcomanías con mensajes alusivos a la liberación de los más de 120 manifestantes presos.

Las cinco mujeres fueron arrestadas a las 5:50 am en el sector del Colegio La Salle, en Managua y fueron trasladadas al distrito UNO de la Policía, donde estuvieron retenidas hasta las 8:00 am. Posteriormente fueron remitidas a la Dirección de Auxilio Judicial, mejor conocido como El Chipote.

Las activistas feministas que fueron arrestadas y posteriormente liberadas son: Tamara Dávila, Mirna Blandón Gadea, Neyma Hernandez, Amelia Urbina Ramos, Guisella Ortega. No obstante señalan que no vieron a Doris Mercedes Hernández y desconocen de su paradero. 

Fotos con el traje azul

Durante su arresto, las activistas aseguran que no fueron golpeadas por las autoridades judiciales. No obstante, a Guisella, Amalia y Tamara les hicieron ponerse los trajes azules y les tomaron fotografías durante estuvieron en El Chipote. “A tres nosotras nos pusieron el uniforme azul, nos tomaron fotos y después nos hicieron desvestirnos y ponernos (su) ropa. Era un afán intimidatorio”

En el distrito uno de la Policía “ni siquiera nos investigaron, nos preguntaron cómo nos llamábamos, números de cédula, recogieron pruebas que no tenían porque no nos agarraron con nada en la mano, hasta hablaron de unas camisetas blancas, misma que desconocemos, no sabemos”, relata Mirna Blandón. 

Además llenaron 10 veces un acta “mostraban y nos intimidaban y nos presionaban porque era como para darnos miedo”, señala Blandón. A su vez, fueron sometidas a interrogatorios “una preguntadera para ver si nosotras nos contradecíamos", agrega.

Ellas cuestionaron a los agentes del porqué las arrestaron y ellos se limitaban a responder que no era una detención. Estando en El Chipote “nos hicieron quitarnos todo (ropa). Nos llevaron a otra sala a tomar fotos y después nos dijeron ‘vayan a retirar sus pertencias’”

Para ellas la detención es un acto de “intimidación” porque “no hayan como detener a un pueblo que está decidido a luchar por su libertad”, estima Tamara Dávila. A su vez, es una advertencia a la población que se atreva a realizar una protesta cívica.

La organización IM-Defensoras señala que “la violencia que se ejerce en Nicaragua en contra de las personas privadas de libertad por participar en actos de protesta hace temer por su seguridad”.

 Esta no es la primera vez que las activistas feministas son capturadas por realizar algún acto de protesta cívica.

La policía de Nicaragua tiene encerrados a 120 manifestantes por participar en las protestas antigubernamentales, según el recuento de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Notas Relacionadas

Los puntos contundentes sobre Nicaragua del informe de la ONU

En Nicaragua persiste un estado policíaco y las violaciones de derechos humanos, aseguró Michelle Bachelet en su informe en la ONU.

CIDH confirma que en Nicaragua hay 130 manifestantes presos

El reciente informe de la CIDH contabiliza 130 manifestantes presos en Nicaragua.