Agresiones policiales a menores de edad

Cortesía / Maje
Desde que comenzó la crisis de Nicaragua en 2018, han ocurrido varias agresiones policiales que involucran a menores de edad.

Las denuncias por agresiones de policías en contra de menores de edad se han incrementado en los últimos meses. Entre julio y agosto al menos 3 adolescentes han sido golpeados y sometidos a procesos investigativos que violan sus derechos. El último caso ocurrió el pasado lunes 12 de agosto en Matagalpa. 

El adolescente fue confundido con su hermano el excarcelado Moisés Alfredo Chavarría, quien denunció que un grupo de agentes policiales llegaron hasta la casa de sus padres en el barrio Sor María Romero en Matagalpa, preguntaron por él pero en ese instante no se encontraba en la vivienda.

Las denuncias por agresiones de policias no han sido una cuestión aislada. Foto: Cortesía / Maje

Los policías identificaron que el hermano de Moisés, un menor de 12 años, portaba una pulsera azul y blanco en su mano derecha, por ello el teniente de Matagalpa Arlen Fonseca le dio una patada en la frente, dejándole marcas en la cara, según la denuncia que interpuso la familia del adolescente ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). 

Esta no ha sido la única denuncia, en los últimos meses varios adolescentes han manifestado ser víctima de agresión policial. 

Hasta noviembre de 2018, al menos 77 adolescentes habían sido detenidos por la Policía Nacional, 18 de ellos estaban enfrentando procesos judiciales por supuestos delitos de terrorismo, crimen organizado, entre otros. 

A continuación recopilamos las agresiones policiales en contra de adolescentes ocurridas en los últimos meses:

Dos adolescentes en Masaya

Hace unos días, el adolescente Bryan José Putoy, de 15 años y originario de Monimbó, Masaya, estuvo preso durante cuatro días en una estación policial, luego de ser capturado por agentes antidisturbios por supuesto abastecimiento y financiamiento de bombas artesanales. 

Foto: Cortesía / Maje

El adolescente estuvo aislado y fue sometido a interrogatorios. Las autoridades policiales liberaron a Putoy en horas de la noche y dejaron que se fuera solo a su casa. El adolescente llegó golpeado y nervioso. 

En 13 julio de este 2019 también fue capturado otro adolescente de esa ciudad por razones similares, bombas de contacto que lanzan pobladores de Masaya en forma de protesta, las cuales se han hecho explotar pese al constante patrullaje de la policía.

El adolescente José Emmanuel Zamora, de 16 años, fue capturado por civiles armados y encapuchados cuando regresaba del gimnasio de boxeo, según denunció su mamá Karen Romero. 

La madre denunció que los sujetos capturaron a su hijo y lo golpearon y apuntaron con AK-47 y considera que la detención del adolescente fue una represalia en contra de su familia por haber apoyado las manifestaciones antigubernamentales. 


“Entre cuatro hombres nos tocaron”

La adolescente denunció que les quitaron sus pertenencias, la golpearon. Foto: Cortesía / Maje

En septiembre de 2018, una adolescente de 16 años denunció haber sido víctima de un grupo de armados afines al partido de gobierno."Dijeron que nos iban a requisar y nos pusieron en fila para registrarnos”, dijo la adolescente en la denuncia interpuesta ante la CPDH.

La adolescente denunció que les quitaron sus pertenencias, la golpearon, entre cuatro hombres tocaron sus pechos y “mis partes íntimas”, declaró la joven de 16 años. 

La adolescente interpuso la denuncia acompañada de su padre, quien aseguró que su hija estaba muy afectada. “No puede dormir, tiene terror de salir a la calle y si lo hace es acompañada. Desde el martes que sucedieron los hechos no ha regresado al colegio”, declaró. 


Marcado con las iniciales del FSLN

En agosto de 2018, la Policía le marcó las iniciales del partido de gobierno (FSLN) a un adolescente de 14 años en Managua. En la denuncia que interpuso el estudiante escolar ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) relató que las señas las hicieron con una jeringa en su brazo y posteriormente lo rociaron con limón y vinagre, además lo amenazaron diciéndole que si hablaba, matarían a toda su familia. 

El hecho ocurrió cuando el adolescente se dirigía a su centro de estudios en la colonia Centroamérica de Managua, en el transcurso del camino pasó por la Estación 5 de la Policía Nacional donde se encontraban un grupo de oficiales de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (DOEP). 

El joven en la denuncia con la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Foto: Bismarck Picado / Maje

Estos policías lo llamaron, le dijeron que lo iban a requisar, luego le preguntaron que si él conocía a Lesther Alemán, (estudiante), el adolescente respondió que no, agregó “si lo conociera tampoco se los diría”. 

Esto provocó una respuesta violenta de parte de los policías, quienes lo llevaron hasta el parqueo de la estación policial para hacerle las señas en su brazo.

La inseguridad en las calles de Nicaragua es cada vez más evidente. Tanto adultos como adolescentes han sido víctimas de agresiones policiales.

Notas Relacionadas

Tiendas concepto, el fenómeno que impulsa a emprendedores

En los últimos meses, varios emprendedores se han aglutinado en tiendas conceptos para confrontar la crisis.

Amazonía, el pulmón del mundo se quema

La selva Amazonía atraviesa uno de los incendios más catastróficos de los últimos años.