Pedro Gutiérrez, el único preso de la galería 16 de La Modelo

Cortesía / Maje
Después de siete excarcelaciones, Pedro Gutiérrez todavía permanece en las celdas de la cárcel La Modelo.

Después de siete excarcelaciones en las que se ha liberado a 456 manifestantes presos, el jinotegano Pedro Gutiérrez, apresado en junio del año pasado, todavía permanece encerrado en la galería 16 del Sistema Penitenciario La Modelo, donde se encuentra con inconveniencias para caminar porque la prótesis que tiene en su pierna derecha, se le quebraron el pasado 16 de mayo, día que murió Eddy Montes. 

Pedro nació en Jinotega, creció bajo los cuidados de sus tías, porque sus padres murieron por enfermedades relacionadas al cáncer cuando él estaba pequeño.

Pedro Gutiérrez. Foto: Cortesía / Maje

En ese departamento del norte del país concluyó su secundaria y aprovechó una beca para estudiar “Técnico Industrial” en un centro de Granada, donde le dieron educación, comida y estadía para lograr terminar su carrera, según explica su esposa, Verónica Ordoñez. 

Una vez concluida su educación como técnico, Pedro Gutiérrez decidió trasladarse a Managua donde obtuvo su primer trabajo en un taller de tornos y años después fue arrestado por protestar contra el gobierno sandinista. 

Pedro Gutiérrez obtuvo su primer trabajo en un taller de torno. Foto: Cortesía / Maje


La indignación, motivación para protestar 


Desde antes de las protestas, Pedro no estaba de acuerdo con muchas acciones que tomaba el gobierno sandinista, por ello, la represión en contra de los estudiantes fue lo que colmó la paciencia del técnico de 38 años.

Pedro no participó durante las primeras marchas, sino que se integró al movimiento azul y blanco tiempo después, cuando se dio cuenta de las muertes y los arrestos que sufrían las personas que participaban en las marchas. 

Este manifestante se convirtió en un asistente fijo de las marchas organizadas en Managua, hasta que un grupo de policías llegaron hasta su centro de trabajo, un taller de torno de la capital y lo apresaron. “Lo sacaron de su trabajo en un día laboral”, explica Verónica Ordoñez. 

Este manifestante se convirtió en un asistente fijo de las marchas organizadas en Managua. Foto: Cortesía / Maje

Ya ha pasado un año del arresto de Pedro Gutiérrez. Según cuenta su esposa Verónica, la peor parte para el manifestante ha sido lidiar con su discapacidad dentro de la cárcel. 

Pedro tuvo un accidente de trabajo hace ocho años, desde entonces camina ayudado de una prótesis en su pierna derecha. Sin embargo el pasado 16 de mayo, día que murió el reo Eddy Montes, los policías le quebraron su prótesis ahora necesita una nueva para poder caminar cómodamente. 

“Tiene que ponérsela (la prótesis) un especialista, pero en La Modelo no se puede”, aclara Verónica, por ello su esposa espera que pronto puedan liberar a Pedro Gutiérrez, para que pueda volver a caminar cómodamente. 


El amor y la amistad de Pedro


Verónica Ordoñez relata que conoció a Pedro en el año 2010, en una gasolinera de Managua, ella estaba comprando una botella con agua, él le habló, cruzaron algunas palabras y él le pidió su número, a partir de ese día empezaron a ser amigos. 

Meses después decidieron comenzar una relación, luego de ocho años todavía están justos y tienen dos hijos, quienes preguntan por su papá todos los días. “Ya no sé qué responderles, siempre les digo que ya pronto lo liberan”, dice Verónica. 

Atento, buena persona, no machista”, con estos objetivos describe Verónica a su esposo. Desde que están juntos, él le ayuda con la cocina y las tareas del hogar, además era el sustento económico de su hogar. “Ahora el único sustento de mi familia es mi hija mayor, Dios no desampara”, expresa esta mujer.


“Era una persona incansable en la lucha”

Varios de los manifestantes presos que ya salieron de la cárcel, confirmaron que Pedro Gutiérrez se quedó solo en la Galería 16 de La Modelo. 

Byron Estrada, líder estudiantil de León, dice que Pedro Gutiérrez es una persona comprometida con la lucha azul y blanco. Foto: Cortesía / Maje

Nahiroby Olivas expresa que Pedro era un amigo en la prisión y quedó muy triste cuando supo que no iba libre. “Ya solo habíamos 19 presos, nos dijeron que agarráramos nuestras cosas y nos fuéramos”, comenta el estudiante. 

Por su parte, Byron Estrada, líder estudiantil de León, recuerda a Pedro Gutiérrez como una persona comprometida con la lucha azul y blanco. “Todos los días cantaba el himno nacional”, relata.

Byron comenta que la noche anterior al 11 de junio, día en que se dio la séptima liberación, Pedro Gutiérrez le comentó al joven leones que hablarían ya cuando estuvieran fuera de la cárcel. “Me hizo el comentario que sabía que saldría,  pero llegó el día y no salió”,  cuenta el leonés. 

Después de siete excarcelaciones, el gobierno ha liberado a 456 presos, sin embargo la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Comité Pro Liberación de Presos Políticos indican que faltan 89 presos por liberar.

La familia de Pedro Gutiérrez sigue esperando la llegada del manifestante a su casa. Según su esposa, Pedro se encuentra fuerte emocionalmente, pero sentirse solo en la celda le ha causado ansiedad, además que la incapacidad de su prótesis le impide caminar cómodamente, por lo que espera que pronto pueda ver la libertad al igual que sus compañeros.
 

Notas Relacionadas

Bebidas alcohólicas dejan millones en recaudación de impuesto en Nicaragua

El paro de consumo de bebidas alcohólicas, es una medida que algunos piensan podría ser una forma de presión contra el Gobierno.

Tres mujeres abogadas en constante asedio por defender derechos humanos

Tres mujeres abogadas que se han encargado de defender a los manifestantes azul y blanco, viven bajo constante asedio.