Así vivió Laurentino "Nito" Cortizo, presidente electo de Panamá, sus estudios en La Salle de Diriamba

Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá estudió dos años de la secundaria en La Salle de Diriamba, en Nicaragua.

El presidente electo de Panamá, Laurentino "Nito" Cortizo, tiene un lazo especial con Nicaragua, pues estudió dos años de la secundaria en uno de los mejores colegios de América Latina de la época de los 60, en el Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba, Carazo.

Laurentino Cortizo estudió en el Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba su cuarto y quinto año de secundaria entre 1968 y 1969. Es graduado de la generación número XXVII de este centro religioso.

Laurentino Cortizo estudió en el Instituto Pedagógico La Salle Diriamba entre 1968-1969.. Foto: Cortesía / Maje

Cortizo llegó a Nicaragua en el año 1968, de 16 años, durante el período que gobernaba Anastasio Somoza Debayle, el último de los Somoza.

Según nos cuenta en exclusiva un ex compañero de clases, el abogado Julio Francisco Báez, Cortizo llegó a Nicaragua como parte de una tendencia de estudiantes panameños que llegaron al país a estudiar en uno de los mejores colegios de la región, el La Salle de Diriamba.

Laurentino Cortizo es recordado como un estudiante aplicado y de gran compromiso social, que en algunas ocasiones burló la seguridad del internado para salir a las calles de Diriamba.  Se marchó de Nicaragua a los 17 años y según el conocimiento de Báez, no ha regresado al país desde entonces.

Laurentino "Nito" Cortizo es parte de la graduación XVII de Instituto Pedagógico La Salle Diriamba. Foto: Cortesía / Maje

Recientemente, durante la victoria en los comicios de Panamá, Laurentino Cortizo afirmó que apoyaría “la democratización para Nicaragua”. Además, confesó que estudió en un colegio de este país.

Yo estudié en Nicaragua, en Diriamba, cuando existía el único Pedagógico La Salle”, dijo al ser consultado por periodistas sobre Nicaragua.

Para Báez, Cortizo evocó a su infancia en Nicaragua al expresar esto, él opina que dijo con “orgullo” que era lasallista. “Me provocó emoción cuando dijo eso, está orgulloso no de un colegio cualquiera, sino de una congregación que tiene años en Nicaragua”, dijo en esta entrevista en exclusiva a Maje.  

Laurentino Cortizo, un estudiante aplicado

Cortizo estudió sus dos últimos años de secundaria en un internado para varones. Durante sus años de estudio no demostró tener actitudes de liderazgo, pero sí resaltó por su buen rendimiento académico. “No era tanto líder, era un tipo presente por su carácter jovial, brillante, inteligente”, recuerda Julio Francisco Báez.  

Julio Francisco Báez recuerda con aprecio a Laurentino Cortizo. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Este ex compañero recuerda que Laurentino Cortizo se salvaba de las clases no por estudioso, sino porque era buen estudiante.

Durante los dos años que estudió en Nicaragua, Cortizo destacó en las clases de historia. “Él siempre jaló por las ciencias sociales por eso a mí no me extrañó su tendencia (por la política)”, apunta Báez.

Durante su vida estudiantil estuvo involucrado en actividades sociales. “Él hacía cosas que casi nadie se daba cuenta, cómo, acopiar comida y llevarla por iniciativa propia a gente humilde”, relata Báez.

Pero no necesariamente fue un estudiante serio, Báez recuerda que Cortizo era un joven “irreverente, bromista, cariñoso, porque eso era, no era un hombre serio, guiñado”, dice.

Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá estudió dos años en Nicaragua. Foto: Cortesía / Maje

Incluso cuenta que el ahora presidente electo de Panamá se atrevía a burlar la seguridad del internado para salir a las calles de Diriamba. “Habían controles para no salirse, él se las entendía... En la noche soltaban a unos perros  que nadie se atrevía ni a entrar ni a salir, Laurentino Cortizo se atrevió. Era audaz”, relata.

Además, Cortizo era de los jóvenes “simpático” de la escuela. “Las muchachas lo seguían. Era enamoradizo, pero siempre fue respetuoso”, cuenta entre risas este abogado y ex compañero de clases del ahora presidente electo de Panamá.

Nito Cortizo obtuvo la victoria con el 33% de los votos. Foto: Tomada de Facebook / Maje

Durante su adolescencia, Laurentino Cortizo nunca expresó tener aspiraciones por la política. Más bien se dedicó a vivir lo propio de su edad, estudiar y jugar basketball.

En el internado, la familia de Cortizo pagaba una mensualidad de $12  y $3 de matrícula, de acuerdo al prospecto de cuotas de la época.  

Báez llama a Cortizo a tener compromiso social

Julio Francisco Báez asegura que si tuviese un encuentro con Laurentino Cortizo le hablaría de Nicaragua, sus nietas gemelas y recordaría tiempos de cuando estudiaron juntos.

“Cuando lo vea yo le voy a decir que no se olvide nunca que él tuvo un compromiso social y lo tiene que tener ahora con Panamá y Nicaragua”, dice.

A Nito Cortizo le gusta la ganadería desde joven. Foto: Tomada de Facebook / Maje

Además “le diría que se informe (sobre Nicaragua), que escuche, que no se deje llevar por las políticas, por los cantos de sirenas, que venga a Nicaragua”, añadió.

Laurentino Cortizo y Báez fueron compañeros de clases y amigos. Los fines de semana que los estudiantes tenían libre, Laurentino Cortizo asistió unas tres ocasiones a la casa de Julio Francisco Báez en Managua. “Yo tuve la oportunidad de invitarlo a mi casa”, dice.

Báez recuerda que generalmente los estudiantes externos no podían viajar a sus países de origen porque el período de tiempo libre era muy corto.Según él, su mamá le tenía mucho afecto a Cortizo.

Laurentino Cortizo se convirtió en presidente a los 66 años de edad. Foto: Tomada de Facebook / Maje

Como parte de su relación en el colegio, Báez y Cortizo tambiéb tenían un grupo de estudio.

Después de 50 años, recientemente el abogado especializado en reformas tributarias le escribió un tuit a Cortizo para saludar su victoria en los comicios. “¡Oe, Nito! A los 50 años de bachillerarnos en el Pedagógico de Diriamba con los Hnos. de La Salle, ¡jodido, te volviste presidente! Sea que me invités o no, llego a la toma de posesión. Hablaremos de un tesoro común: nietecitas gemelas. Te contaré de Nicaragua y vuelta pa'tras”, le dijo este 6 de mayo.

¿Laurentino Cortizo podría visitar Nicaragua?

Báez contó que el 21 de noviembre de 2019 la generación de él y Cortizo cumple 50 años de haberse graduado, por ello ex compañeros de La Salle están planeando celebrar esta fecha tan importante y planean invitar al presidente electo de Panamá.

La Salle de Diriamba era uno de los mejores colegios de América Latina. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

“Vamos a organizar una magna celebración con los hermanos… Le vamos a decir (a Cortizo) que venga y se olvide de las cosas de política superior, que venga con nosotros sus compañeros”, revela Báez.

Sobre el La Salle Diriamba

El Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba, fue un interno de varones. Funcionó 36 años, entre 1938-1974. Pese a que actualmente existe en este municipio un colegio con el mismo nombre, este no pertenece a la red de Los Hermanos Cristianos de La Salle, es un centro público administrado por el Estado de Nicaragua.

Manuel Estrada, uno de los religiosos de Los Hermanos Cristianos de La Salle, cuenta que un terremoto acabó con la gigante estructura de fama internacional.

Hermano Manuel Estrada lleva 35 años de servicio en Nicaragua. Él fue docente del La Salle de Diriamba. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

El terremoto de 1972 afectó parte de la edificación y tras recomendaciones de ingenieros y por medida de seguridad Los Hermanos Cristianos de La Salle abandonaron las instalaciones y descontinuaron el proyecto.

El hermano Manuel recuerda que tras la salida de los religiosos hubo “saqueo y destrucción  del colegio”. Tiempo después el Gobierno de turno instaló una base militar y actualmente se encuentra el Hospital del Maestro y el campo de fútbol de Diriamba.

No obstante, cuenta que el Instituto Pedagógico La Salle de Diriamba fue considerado uno de los mejores colegios de América Latina.

“Llegó a tener en poco tiempo una fama enorme en todos los países de la región”, apunta el religioso.

El colegio tenía a los mejores docentes del continente americano. “los docentes era gente muy capacitada, venían de otros países”, dice Estrada.

A La Salle de Diriamba llegaban estudiantes de diferentes países, entre ellos de EEUU, Cuba y de la región centroamericana. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Este centro educativo también se hizo reconocido por su enorme y elegante estructura. “Consideraban que era el colegio más grande toda América Latina”, afirma. Además por su posición geográfica gozaba de un excelente clima.

A este centro educativo llegaban estudiantes provenientes de diferentes países, en el Instituto Pedagógico La Salle Diriamba había alumnos de Cuba, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador. También de distintas zonas de Nicaragua: Bluefields, Boaco, Carazo, Chinandega, Chontales, Estelí. Granada, Jinotega, León, Managua, Masaya, Matagalpa, Nueva Segovia y Rivas, según logramos constatar en los archivos históricos de este colegio.

Notas Relacionadas

Dilon Zeledón: “el peor error de Daniel Ortega, fue habernos dejado a todos juntos”

El excarcelado Dilón Zeledón, relata que la cárcel fue para muchos estudiantes, una escuela política.

¿Quién es Valdrack Jaentschke, el representante de Nicaragua en el extranjero?

El rostro de Valdrack Jaentschke, se ha convertido en uno de los más conocidos por sus intervenciones a favor del gobierno en las sesiones de la OEA.