Franco Valdivia Machado, el joven que quería conocer las leyes de su país para defenderlas

Cortesía / Maje
Franco estudió Derecho para entender cómo funcionan las leyes en Nicaragua y perdió la vida defendiendo su derecho a protestar.

Franco Valdivia Machado tenía 24 años cuando falleció. Empezó a estudiar la carrera de “Administración de Empresas”, pero después decidió cambiarse a “Derecho” porque quería conocer las leyes de su país. Se dedicaba a la música, al deporte y a su trabajo en un taller de carpintería de Estelí. 

Franco salió a protestar en contra de las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguro Social (INSS) el viernes 20 de abril de 2018, y ese mismo día una bala cerca de su ojo izquierdo le quitó la vida. 

Cobijados con la bandera, así fueron los entierros de los azul y blanco
 

Un día antes del fatídico 20 de abril, Franco llegó a casa de su madre a cenar, como lo hacía todos los días. Ese día, el joven estaba molesto, indignado por la aprobación de las reformas al Seguro Social y la represión desatada por el gobierno sandinista. 

Su familia describe a Franco como un muchacho amoroso, amable y bastante responsable. Foto: Cortesía / Maje

Su mamá, Francisca Machado, le dio de comer. “A él le gustaba el pollo frito y el fresco de nancite”, recuerda su madre. En medio de la cena, la última que Franco comió  en su casa, el joven le comentó a ella que no era justo aprobar las reformas. “Vivís trabajando para que te paguen cada vez menos”, le dijo entonces.

Ese día Franco no le comentó a su madre que pensaba ir a la marcha. “Seguramente cuando se anunció la marcha, él pensó que podía apoyarla”, piensa Francisca. 


Franco, el hablador de la clase 


De niño, según su mamá, a Franco le gustaba hacer sus tareas, pero era muy hablador en clase. “La maestra me decía que completaba todos los ejercicios, pero se ponía a platicar con sus compañeros”, relata Francisca.

De abril a abril, hechos que marcan el primer año de crisis en Nicaragua

Esta madre recuerda a su hijo como un muchacho amoroso, amable y bastante responsable con sus deberes. 

De lunes a viernes, desde la siete de la mañana, Franco asistía a su trabajo en un taller de carpintería. Foto: Cortesía / Maje

Para su hermana Francys Valdivia, el joven representaba un apoyo incondicional. “Era mi único hermano, yo estaba para él y él para mí”, confiesa. Francys es abogada y ella fue  influencia para que Franco eligiera estudiar la carrera de “Derecho”.

Roberto José Ortez, amigo y músico que compartió la pasión por el rap con Franco, define al estudiante como “un chavalo bien raro”. Le encantaba la literatura, era leal como amigo y según explica Roberto, estudió Derecho porque quería conocer las leyes de su país. 


Entre el deporte, las clases y el trabajo 


Los días para Franco estaban topados de actividades, desde su trabajo hasta tareas relacionadas con la universidad. Franco estudiaba Derecho en la Unival de Estelí. “Él me decía que no quería trabajar de abogado, sino que quería conocer las leyes del país”, recuerda este amigo de Franco. 

Familiares de manifestantes presos, en ansias y sufrimiento esperando la liberación

Iba a clases los martes, miércoles y jueves por la noche. Su madre comenta que tenía buenas notas, “de 93% a 95% siempre fueron sus notas”, dice.

De lunes a viernes, desde la siete de la mañana, Franco asistía a su trabajo en un taller de carpintería donde trabajaba para pagarse su universidad. Los lunes por la noche iba a reuniones con un club de béisbol y sóftbol, porque los fines de semana por la mañana, era arbitro de estos deportes. 

Los viernes, se reunía con su amigo Roberto Ortez para hacer música, componer, escribir o realizar presentaciones de rap.

Además de todos los deberes que tenía, Franco también debía cuidar a su hija Nicole, quien nació el 30 de agosto de 2014. “Él estaba muy contento por su hija, desde que llevamos a la muchacha al hospital”, recuerda doña Francisca Machado. 

Relatos de Onofre Guevara, el compañero de cárcel de Daniel Ortega

Según su mamá, Franco quería salir adelante para darle una buena vida a su hija, quien en los días posteriores a la muerte de Franco, sufrió de falta de apetito, además soñaba constantemente con su padre. “Me decía que tenía los juguetes para ir cielo a jugar con Franco”, relata Francisca.


La escuela del pensamiento 


Una de las mayores pasiones que tenía Franco era la de expresar sus ideas por medio del rap, así fue que creó su disco “La escuela del pensamiento”. 

Roberto Ortez, quien fue productor del disco de Franco, considera que su música más allá de las canciones, era un movimiento que el joven intentó impulsar. “Es la música para reflexionar”, expresa. 

La idea de Franco era combatir la música rap que habla de sexo, drogas y mujeres. “Franco apuntaba por la música que te hace pensar, reflexionar, de hecho todas sus canciones tienen un mensaje positivo”, explica.

Apegados a su estilo de música consciente, Franco seguía artistas como el venezolano  Canserbero, el estadounidense Tupac Shakur o el puertorriqueño Kendo Kaponi.

Un año después de abril, así resisten los manifestantes desde las cárceles de Nicaragua

“Escribimos mucha música juntos, compusimos juntos el disco, fue una pasión que compartimos”, recuerda Roberto. 
Los sueños truncados 

Franco era un joven muy soñador, así lo describió su amigo Roberto. Según su mamá, Franco pensaba en estudiar otros idiomas como inglés o francés. Con respecto a la música, quería hacer rap consciente, es decir hablar de los problemas sociales a través del rap, sin embargo todos los sueños del joven quedaron truncados el viernes 20 de abril.
 

Notas Relacionadas

Llaman a cuarto Paro Nacional de 24 horas en Nicaragua

Alianza Cívica y UNAB anuncia Paro Nacional de 24 horas para el jueves 23 de mayo, para demandar al Gobierno libertad pronta de manifestantes presos.

Dilon Zeledón: “el peor error de Daniel Ortega, fue habernos dejado a todos juntos”

El excarcelado Dilón Zeledón, relata que la cárcel fue para muchos estudiantes, una escuela política.