La libertad de los presos, el acuerdo contra reloj

Entre los acuerdos de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Gobierno, está la liberación de los presos que dejaron las protestas en un plazo no mayor a 90 días, a partir del 20 de marzo.

El 20 de marzo de 2019, el Gobierno de Nicaragua se comprometió a liberar a los presos que dejaron las protestas, en un plazo no mayor a 90 días.

“La mesa de negociación ha recibido esta tarde una comunicación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en la cual expresa su decisión de liberar en un plazo no mayor de noventa días a todas las personas detenidas y presas en el contexto de los hechos ocurridos a partir del 18 de abril del 2018, de conformidad con el ordenamiento jurídico del país”, cita el comunicado.

•   A un año de abril ¿existe una nueva cultura política en Nicaragua?

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

El plazo para la liberación vence el 18 de junio, faltan 57 días. El 29 de abril, los representas del Gobierno en las negociaciones firmaron el acuerdo que tiene como fin la liberación de todos los detenidos.

¿En qué ha cumplido el Gobierno?

El primer grupo de presos excarcelados el día 27 de febrero, entre ellos estaba el maratonistas Alex Vanegas, que actualmente se encuentra exiliado en Costa Rica.

•   Byron estrada: “los felicito por seguir en la lucha desde sus espacios”

La segunda excarcelación de manifestantes fue el 15 de marzo, entre estos estaban los líderes universitarios Levis Rugama y Yaritza Judith Rostrán Mairena, y el tercer grupo de prisioneros por protetar que salió de la cárcel fue el 5 de abril, entre ellos saliieron los hermanos Luis y Bryan Quiroz, el psicólogo Róger Martínez y Fredrych Castillo.

Estos dos grupos de excarcelados solo han sido cambiados de régimen, abogados de organismos de derechos humanos aseguran que están bajo casa por cárcel, no es liberación definitiva.

Libertad de prensa

Otro de los compromisos adquiridos por el Gobierno, es devolver los bienes a los medios de comunicación independientes que han sido afectados por la crisis.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

El 29 de marzo la Alianza Cívica y el Gobierno suscribieron el acuerdo para fortalecer los derechos y garantías ciudadanas, que incluye el capítulo “Libertad de expresión y de información veraz” en que el Estado se compromete a garantizar “el irrestricto derecho de libertad de expresión” y que ningún medio de comunicación será objeto de censura previa “ni uso de mecanismos que puedan transgredir lo establecido en la Constitución”.

El Nuevo Diario y La Prensa, dos de los medios de comunicación más importantes en Nicaragua, se están quedando sin materia prima para seguir elaborando los periódicos, debido al bloqueo en Aduana. Ambos medios han tomado ciertas medidas para continuar con los rotativos, como la disminución de hojas y de días de publicación.

Diálogo en impase

José Pallais, de la Alianza Cívica, comentó que de no obtener el resultado esperado y si el Gobierno mantiene su postura de no cumplir los acuerdos, tendrían que tomar una decisión y preguntarse seriamente si la viabilidad de la negociación existe.

•   Un año después de abril, así resisten los manifestantes desde las cárceles de Nicaragua

Este es el panorama general de las negociaciones entre la Alianza y el Gobierno, muchos acuerdos detallados en papel, pero pocos cumplidos por parte del partido gobernante.  

Notas Relacionadas

Ana Laura, la primera ciclista mujer en representar a Nicaragua en 32 años

Aunque sus inicios en el ciclismo no fueron planeados, Ana Laura se ha convertido en un ejemplo para esa mujeres que quieren practicar este deporte.

¿Dónde queda Esuatini, el nuevo país amigo de Nicaragua?

Tras establecer relaciones diplomáticas con nuestro país muchos quieren conocer el origen del muy poco conocido Reino de Esuatini