#InsurrecciónAbril | Los héroes sin capa de las protestas azul y blanco

Cortesía / Maje
A un año desde que comenzaron las protestas, son muchos los momentos que han quedado marcado con sentimiento y valentía para los manifestantes.

Regalar agua, defender a alguien que está siendo golpeado o ayudar a otro ante la adversidad, son acciones que comúnmente ha hecho cualquier persona. Pero desde el 18 de abril, estos gestos tienen un gran significado de hermandad y grandeza en Nicaragua.  

En las protestas muchos han sido los gestos y acciones valientes que un nica hizo por otro, sin importar conocerlo o sin pensar en las consecuencias. Algunos han sido visibles, otros han quedado en el anonimato y en la satisfacción interior de las personas que lo vivieron. Lo cierto es que con estos detalles entre nicaragüenses, el país y la ciudadanía empezó a cambiar desde el 18 de abril.

El corazón de la gente en nuestro país suele destacarse en los momentos de más necesidad. Foto: Óscar Sánchez / Maje


Agua gratis

En los primeros días de la protestas, se hizo viral en redes sociales el vídeo de un vendedor de agua helada que se encontraba en las inmediaciones de la Universidad Nacional de Ingería (UNI), mientras había disturbios entre los estudiantes que protestaban en contra del gobierno sandinista y la Policía. 

El vendedor de agua decidió apoyar a los estudiantes, regalando el agua que debía vender para reunir dinero, esa fue su manera de contribuir a las protestas. 

Con un gesto similar se destacó doña Miriam del Socorro Matus, mejor conocida como doña Coquito, quien durante el inicio del diálogo nacional en mayo de 2018, la anciana de 77 años regaló agua para las personas que se mantenían manifestándose en las afueras del seminario “Nuestra Señora de Fátima”. 

El vendedor de agua decidió apoyar a los estudiantes regalando el agua de su venta. Imagen: Maje

Después de este gesto, doña Coquito estuvo en la mayoría de las protestas azul y blanco, de hecho fue arrestada por la Policía el 30 de septiembre en la pista de Sabana Grande, cuando se disponía a realizar una protesta pacífica con otros manifestantes. Actualmente permanece en el exilio en Costa Rica. 

Pero regalar agua, por muy simple que parezca, también tuvo autores que no trascendieron. Por ejemplo, en la primera gran manifestación el 23 de abril, la gente logró reunirse en un mar de banderas azul y blanco que llegó hasta la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI).

Las personas caminaron desde Metrocentro hasta la universidad, mucha gente que vivía en la ruta de la marcha sacaron mangueras, baldes y comenzaron a regalar agua para los manifestantes que exhaustos, intentaban llegar hasta la UPOLI. 

En las protestas mucha gente regaló agua a quienes marchaban con la bandera azul y blanco. Foto: Cortesía / Maje

En varias de las otras manifestaciones siguió sucediendo lo mismo, mucha gente regaló agua a quienes marchaban con la bandera azul y blanco.


Prótesis oculares para estudiantes 

El primer estudiante que resultó herido en su ojo derecho fue Roberto Rizo Valdivia, un estudiante de 26 años de la Universidad Nacional Agraria quien perdió uno de sus ojos por una bala de goma. 

Al ver esta situación Irela Iglesias, ciudadana nicaragüense, decidió emprender un programa de Prótesis Ocular para Estudiantes, con la intención de darle asistencia médica a los universitarios. 

En julio del año pasado en el programa habían atendido 30 casos de jóvenes afectados con la pérdida de un ojo en las protestas. Foto: Cortesía / Maje Al menos 30 casos de jóvenes afectados con la pérdida de un ojo en medio de disparos con la Policía fueron atendidos gracias al apoyo de las personas. 


Los médicos 

Durante los primeros días de protestas en abril, muchos estudiantes fueron heridos de balas, algunos perdieron la vida, una de las principales denuncias que hicieron los jóvenes, es que los hospitales públicos no estaban atendiendo a los estudiantes, por lo que médicos independientes se hicieron cargo de la situación. 

Uno de ellos fue el doctor Alejandro Lagos Espinoza, médico cirujano que ofreció su ayuda a los estudiantes a través de Facebook.

En una entrevista para Maje, Lagos comentó que él no recibía ningún beneficio monetario por las atenciones que brindaba. Foto: Cortesía / Maje

En una entrevista para Maje, Lagos comentó que él no recibía ningún beneficio monetario por las atenciones que brindaba. “Nadie me paga y ni le he pedido dinero a nadie, más bien los estudiantes me han apoyado con material de recolección periódica como: alcohol, gazas e hilos de sutura”, explicó el doctor. 

Además de él, muchos otros doctores estuvieron en las barricadas y en las universidades apoyando a los estudiantes con sus servicios médicos. Incluso algunos de los doctores del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), fueron despedidos por haber atendido a los manifestantes heridos. 


Lo comida 

Delia Valdivia es una mujer nicaragüense que desde octubre del año pasado, lleva comida a la cárcel para los reos de las protestas.

Muchas nicaragüenses aportaron a la lucha azul y blanco cocinando para las personas que participaron en las barricadas. Foto: Cortesía / Maje

Muchos de los presos azul y blanco provienen de departamentos, sus familiares no se pueden hacer cargo de llevarles comida todos los días, ante esta situación Delia decidió ayudar a estas familias cocinando para una gran parte de los manifestantes presos. 

Al igual que esta mujer, muchas otras nicaragüenses han aportado cocinando para las personas que participaron en las protestas, y en las barricadas que se levantaron durante los primeros meses de la lucha.


Los curas de Nicaragua 

En varias ocasiones los curas de la Iglesia Católica fueron los encargados de intentar mediar por la paz, en momentos en que la violencia parecía el único remedio a la crisis. 

Uno de los momentos más recordados de las protestas, fue la marcha encabezada por el cardenal Leopoldo Brenes y monseñor Silvio Báez que llegó hasta Masaya el 21 de junio de 2018, porque la población tenía días de estar encerrada en sus casas por miedo a los civiles armados que se habían tomado la ciudad. 

Marcha convocada de la iglesia católica. Foto: Cortesía / Maje

Situaciones similares a esta manifestación sucedieron en varias partes del país, en los departamentos sonaban las campanas de las iglesias cuando había represión armada, muchos curas abrieron las puertas de sus parroquias para resguardar a la gente, sin duda ellos no tenían capa pero sí sotanas. 


El muchacho de la silla 

El sábado 16 de marzo la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), convocó a una manifestación en las inmediaciones del centro comercial Metrocentro, la marcha fue reprimida por agentes antimotines y Policías. 

En los videos que la gente grabó ese día, se observa a un antimotín golpeando a un protestante por algunos segundos, luego un hombre a quien no se le mira el rostro se acerca a la escena con una silla y golpea al agente antidisturbio. 

La gente en redes sociales no tardó en hacer memes del momento, algunos manifestantes agradecieron el gesto de este hombre que ayudó a otro protestante.


La lanza humana en protesta     

El sábado 30 de marzo, los nicas volvieron a realizar protestas en contra del gobierno sandinista, se le llamó la “sentada nacional”, la idea consiste en reunir a un grupo de personas que se sienten en el suelo mientras cantan el Himno Nacional. 

Los protestantes cantaban consignas en Metrocentro cuando un hombre identificado como sandinista, llegó al lugar haciendo disparos a los manifestantes, dejando a tres heridos.

Mientras este hombre identificado como German Félix Dávila Polanco realizaba disparos, un joven se abalanzó sobre él para impedir que siguiera haciendo más disparos, así logró botarlo y luego todos los demás lo ayudaron.

Estas son algunas de los personajes destacados y acciones significativas que lograron ganarse el cariño de la gente, por ofrecer su ayuda cuando las personas más lo necesitaban. 
 

Notas Relacionadas

Ana Laura, la primera ciclista mujer en representar a Nicaragua en 32 años

Aunque sus inicios en el ciclismo no fueron planeados, Ana Laura se ha convertido en un ejemplo para esa mujeres que quieren practicar este deporte.

¿Dónde queda Esuatini, el nuevo país amigo de Nicaragua?

Tras establecer relaciones diplomáticas con nuestro país muchos quieren conocer el origen del muy poco conocido Reino de Esuatini