Alejandra Centeno, la niña que leía de derechos humanos

Jorge Ortega
Desde muy joven Alejandra Centeno tuvo conocimiento de los derechos humanos, por ello salir a protestar el 19 de abril fue casi como una obligación.

Para Alejandra Centeno, los derechos humanos tienen un poder trascendental desde que a sus 5 años leyó la frase “Yo soy niña y tengo derechos”, luego que su padre le regalara un folleto de lectura que tenían como encabezado esas seis palabras que la marcaron para siempre. 

“En ese folleto salían nueve oraciones que hablaban de derechos que yo tenía y eso me marcó para siempre”, confiesa. 

• #Diálogonicaragua: hechos que marcan el diálogo nacional

El rostro de esta joven de 20 años no había sido público hasta ayer, cuando la Alianza Cívica publicó una fotografía en la que se muestra a Alejandra Centeno como parte del equipo de asesores del diálogo nacional. 

Alejandra Centeno es asesora del bloque joven en el diálogo nacional. Foto: Cortesía / Maje

Ella es parte de la Coordinadora Universitaria y hasta hace 10 meses era estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, (UNAN-Managua), donde estudiaba la carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, pero “estoy expulsada de la carrera por vandálica”, nos confiesa. 
 

“Yo soy niña y tengo derechos”

El 19 de abril, cuando corría para escapar del ataque de los antimotines y policías, en su cabeza se reproducía la frase del folleto que le regaló su padre “Yo soy niña y tengo derechos”.

• Max Jerez, de músico y mejor estudiante a negociador en el diálogo nacional

“En mi cabeza, mientras estaba corriendo hacia el reparto San Juan, yo me proyectaba y decía en mi cabeza, ‘Yo soy niña y tengo derechos’, solo que ahora estaba defendiendo un tipo de derecho diferente”, cuenta. 

En su primera marcha, paramilitares y policías atacaban a los estudiantes, mientras ella lloraba “desesperada”. Foto: Jorge Ortega / Maje

Ese día, el 19 de abril, ella y un grupo de estudiantes de la UNAN salió a protestar en las inmediaciones de la UCA-UNI ante la repulsión que les provocó los ataques del 18 de abril en Camino de Oriente y, al igual que muchos otros jóvenes fueron  brutalmente atacados por fuerzas armadas de la Policía Nacional.

Después de ese día la vida de Alejandra cambió radicalmente y tuvo que dejar la comodidad de su hogar, su familia, su rutina, porque ya no era seguro permanecer en su casa. 

Elegida asesora por votación 

En los días posteriores al 19 de abril, los estudiantes decidieron que era momento de organizarse. En el caso de Alejandra estuvo junto a un grupo de estudiantes organizados de la UNAN-Managua.

• Los rostros jóvenes y femeninos en el diálogo nacional

Alejandra Centeno estudiaba Ciencias Diplomáticas en la UNAN Managua. Foto: Jorge Ortega / Maje

Luego, pasó a formar parte de la Coordinadora Universitaria, organización que la eligió a través de un proceso de votación para ser su representante en este nuevo diálogo nacional.

“Como estudiantes hemos reflexionado que estamos listos para asumir de actores importantes dentro del proceso de crisis”, comenta la joven, agregando que ellos saben que la prioridad es Nicaragua.

Las exigencias estudiantiles para el diálogo 

Alejandra está consciente que ellos tienen tres ejes principales para llevar a cabo negociaciones en este nuevo Diálogo Nacional, que son: libertad, justicia y democracia.

• Carmen Orozco, la última universitaria presa en el nuevo Chipote

La primera es la libertad de todos y todas las manifestantes presas por las protestas, puesto que según ella, hay muchos estudiantes presos por culpa de esta represión.

De hecho, la joven piensa que por la libertad de estos presos políticos, en este nuevo diálogo se está asumiendo una labor grande, por lo tanto no negociar sería “desestimar una oportunidad de instaurar cambios en el país, reales y perdurables”, detalla. 

• Valeska Valle "es importante que mantengamos la esperanza"

Alejandra también entiende las críticas de algunas personas que no confían en este nuevo diálogo nacional, pero pide otras ideas a cambio, “yo les pregunto si tienen una mejor opción para una salida pacífica”, aclarando que esto no significa olvidar los puntos claves para los estudiantes. 

“Siento que estamos haciendo lo correcto”, asegura la estudiante. 

Esta joven espera que la crisis logre solucionarse con el diálogo y después terminar sus estudios, que siempre ha sido una de sus metas.

Una vez preparada, “si algún día pretendemos entrar en la política nica, lo tenemos que hacer con todas las herramientas educativas necesarias para asumir con responsabilidad”, concluye la joven. 
 

La lectura y la danza, su pasión 

Desde pequeña, Alejandra Centeno ha estado involucrada con la lectura. El primer libro que recuerda haber leído es “El señor gruñón, recolector de pensamientos”, una lectura que la marcó y con la cual logró enamorarse de la literatura y de una visión crítica del poder. 

• ¿Qué se dice del nuevo diálogo nacional?

Alejandra Centeno ha protestado desde el 19 de abril. Foto: Jorge Ortega / Maje

Pero el movimiento también es lo suyo. De hecho confiesa era una persona bastante tímida, pero su afición por la danza la ayudó a tener más seguridad en ella misma y sobre todo fe en que las cosas pueden salir bien.

Esta líder universitaria creció en un barrio de Managua y una de sus grandes fortalezas es su familia, Alejandra al ser la hermana mayor admite sentir la necesidad de proteger a su hermano, mientras ella recibe el apoyo de sus padres, “dijeron (mis padres) que yo era grande y confiaba mucho en mis capacidades” relata la joven.

 

 

 


 

Notas Relacionadas

Elsa Valle es hospitalizada por secuelas psicológicas

La joven excarcelada Elsa Valle presenta secuelas psicológicas tras tortura psicológica y física recibida en la prisión.

Estudiantes presos: “han profanado la autonomía universitaria”

Los estudiantes presos en el contexto de la protestas en Nicaragua, envían una carta desde la cárcel destacando la lucha histórica de la autonomía ...