Orlando Córdoba, el adolescente que murió protestando por las madres

Una bala en el abdomen acabó con la vida de Orlando Córdoba, una de las víctimas del ataque realizado a la marcha el 30 de mayo del 2018.

Como muchas madres en Nicaragua, a Yadira del Socorro Córdoba le tocó criar sola a sus hijos. Antes de conversar conmigo había lavado 11 docenas de ropa, me comentó que le dolía un poco la espalda.

Se levanta todos los días a las 5:00 de la mañana, cuando no sale a lavar ropa, compra maíz para elaborar pinolillo y lo vende en la iglesia evangélica que visita. Unas ojeras bastante pronunciadas bordeaban sus ojos; debido a los químicos del detergente sus manos tenían un tono blanco.

Yadira y su hijo Orlando. Foto: cortesía Facebook / Maje

Esta madre experimentó uno de los dolores más terribles, la muerte de uno de sus hijos, el adolescente de 15 años Orlando Daniel Aguirre Córdoba. 

•  Cobijados con la bandera, así fueron los entierros de los azul y blanco

El deporte y la música

Yadira recuerda que su hijo desde que estaba pequeño se interesó por la música; con la ayuda de una ONG, aprendió a tocar la batería y posteriormente tocaba este mismo instrumento en la iglesia.

Orlando quería jugar futbol con algún equipo de España. Foto: cortesía Facebook / Maje

Orlando pasó dos años enfermo y por esa razón se atrasó en el colegio, cursaba el 6to grado en el Centro Escolar España, Managua. Además de la música su otra pasión era el futbol. Yadira me comentó que muchas veces Orlando le dijo que tenía como meta jugar en algún equipo de España. Este joven era miembro de la Academia Departamental de Futbol de Managua.

Tenía una contextura delgada, pero Yadira asegura que le gustaba comer de todo. Era un adolescente alegre, en la mayoría de sus fotos sale sonriendo.

•  #ElChat | “Las madres nicaragüenses no tenemos nada que celebrar”

Orlando tocaba la batería. Foto: Jorge Ortega  / Maje

La madre de todas las marchas

El 30 de mayo del 2018 se realizó una de las marchas más grandes en Managua. Los colores de la bandera azul y blanco ondearon por todas las calles.

Ese día el pastor de la iglesia donde se congrega Yadira no realizó culto, así que ella y Orlando planearon asistir a la marcha. A última hora Yadira decidió no ir porque le dolía el cuerpo, había lavado varias docenas de ropa.

Ataque a la marcha del 30 de mayo. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Orlando quería ir, como varios vecinos iban para la marcha, Yadira le dio permiso de asistir al joven. “Él decía, ‘que triste esas madres que hoy 30 de mayo no tienen a su hijo’,  sin saber que yo ese 30 de mayo lo iba a tener afuera velando”, me comentó entre lágrimas Yadira.

“Orlandito está herido”

Varias horas después que Orlando había salido de su casa, Yadira recibió una llamada, era una compañera de la iglesia, “hermana le voy a decir algo pero no se asuste porque no es nada grave”, le dijo la señora, “hirieron a Orlandito en la marcha”, después que le dijo eso Yadira comenzó a llorar y gritar.

•   Álvaro Gómez, el hijo del reconocido profesor de Monimbó

Yadira no cree en la versión de los médicos. Foto: Jorge Ortega / Maje

Orlando recibió un impacto de bala en el abdomen, cuando se encontraba por la zona del Estadio Nacional Dennis Martínez. Cuando el adolescente cayó herido, un joven los trasladó al hospital Fernando Vélez Paiz, este iba consciente.

•   Se niegan a cumplir orden de libertad para José Ramón González

Una de las versiones que le han dado a su madre, es que los médicos tardaron en atenderlo, mientras Orlando estaba en la camilla, una de las enfermeras dijo: “está bueno que le pase por andar en eso (la marcha)”.

Foto: Jorge Ortega / Maje

Cuando doña Yadira llegó al hospital y preguntó por el estado de su hijo, los médicos estaban nerviosos y le explicaron que la bala había perforado varios órganos. Minutos después le dieron la terrible noticia que su hijo había muerto.

Un 30 de mayo que jamás olvidará esta madre, dando el último adiós a su pequeño hijo.

Yadira asegura que todos los días piensa en su hijo. Foto: Jorge Ortega / Maje

La “terrorista” del barrio

Han pasado nueve meses de la muerte de su hijo, uno de los pilares para mitigar un poco el dolor ha sido visitar la iglesia. En el barrio tiene que aguantar los malos comentarios de algunos vecinos.

“Me tienen como terrorista, como golpista, sin imaginar el dolor tan grande que yo siento, me arrancaron un pedazo de mi corazón, mi hijo”, me dijo Yadira.

  Gerardo Tiffer, uno de los socorristas que atendió a Álvaro Conrado

Tumba de Orlando. Foto: cortesía / Maje

Rosa Francisca Suazo, abuela de Orlando, asegura que todos estos meses han sido muy difíciles para la familia. “Orlandito era un hijo de Dios, era un chavalo sin vicios, un buen nieto”, manifestó su abuela.

Con piedras y madera está construida la casa de esta familia. En la sala cuelgan varias fotos del pequeño Orlando, acompañado de trofeos de futbol. “Yo solo le pido al Señor que mueva su mano y ponga justicia para los verdaderos culpables”, es la esperanza de esta madre.

Notas Relacionadas

Miss Nicaragua 2019: “Ya tengo el color de vestido que usaré en Miss Universo”

Inés López Sevilla, Miss Nicaragua 2019, asegura que entre los aspectos debe mejorar para la contienda de Miss Universo, es su pasarela y tener may...

#NiUnaMenos, empresas ofrecen ayuda a mujeres que viven acoso

Varias empresas en Nicaragua se han declarado ser un sitio seguro en el cual mujeres pueden para resguardarse, como parte de la campaña #NiUnaMenos.