#UnmajeEditaMaje | Josué Garay, una voz crítica en el exilio

Debido a las amenazas y el asedio, el periodista Josué Garay salió al exilio.

El futbol y el periodismo son algunas de las pasiones de Josué Garay. Este joven periodista laboró para varios medios de comunicación en Nicaragua; debido a las amenazas y el asedio migró a Costa Rica.

Estudió la secundaria en el Hogar Zacarías Guerra; los maestros le decían que él se convertiría en diplomático o periodista. Una de sus clases favoritas era educación física, porque le gusta jugar futbol.

Nicas organizados en Costa Rica. Foto: cortesía Facebook / Maje

Se destacó tanto en este deporte que se convirtió en el capitán del equipo en su colegio. “Tenía muy buena condición física, ahora he subido un poquitín de peso por el estrés”, comentó entre risas.

Decidió ser UCA

Siguió las recomendaciones de sus docentes; inició a estudiar Comunicación Social en la Universidad Centroamericana (UCA). Entre sus metas estaba convertirse en reportero de televisión; una de las periodistas nicaragüenses que admira desde niño es María Lilly Delgado.

Josué cuando era estudiante de la UCA. Foto: cortesía Facebook / Maje

Joaquín Torres, uno de sus profesores en la universidad, fue el encargado de pulirlo en prensa escrita. Josué se comenzó a destacar  con sus escritos. “Y ahí me quedé: escribiendo”.

•  Lucía Pineda Ubau: “Espero que esta juventud no repita los errores del pasado”

En su recorrido por las aulas de la UCA conoció excelentes docentes, entre estos: Martha Elena Cerda, Hebé Zamora, Juan Ramón Huerta, Ivania Álvarez, Renata Rodríguez y Joaquín, a todos les guarda cariño.

La aventura del periodismo

El primer centro de labores y al que confiesa le guarda más cariño es a El Nuevo Diario. Luego trabajó en La Prensa, en ese tiempo también escribía como corresponsal para el diario La República, de Guatemala y fue editor de la extinta revista juvenil Vos Dale.

•  Yelsin Espinoza: “No me arrepiento de ser periodista”

Su rutina antes de la crisis era del trabajo a la casa, los fines de semana cuando no tenía turno, se iba a jugar futbol con sus amigos del barrio.

Foto: cortesía Facebook / Maje

“Salía a tomarme mis cervezas. Incluso, dos días antes de la insurrección cívica, estuve con varios amigos celebrando el cumpleaños de mi hermano en su casa”, recordó Josué.

•  Gerall Chávez, el periodista que quería ser cocinero

Viajar a Colombia para sacar un curso de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, y comprar una motocicleta eran las metas que tenía planteadas Josué antes de la crisis.

Su trabajo en las protestas

En pocos días Josué cumplirá 26 años, en su camino recorrido como periodista, una de las experiencias más difíciles fue cubrir los días más fuertes de la crisis.

El 19 de abril fue su primera cobertura; le tocó ir de noche a la zona de ENEL Central, Managua, donde se estaban realizando enfrentamientos entre los antimotines y estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Este joven periodista recibió muchas amenazas por su trabajo. Foto: cortesía Facebook / Maje

“Ese día varias casas abrieron sus puertas para esconder a los jóvenes estudiantes”, recordó.

Pero la experiencia más peligrosa fue el 14 de mayo; él junto a su amiga y colega Leonor Álvarez, estaban cubriendo el ataque de antimotines a manifestantes en el puente de Sébaco, Matagalpa. La iglesia del barrio San Jerónimo tuvo que comenzar a sonar las campanas para alertar a los pobladores.

•  #ElChat | Haciendo periodismo con pasión en medio de la crisis

“Buscamos una salida alterna porque turbas armadas estaban en el puente de salida. Al no encontrar otra ruta, entre otros colegas decidimos pasar por el puente a toda velocidad y agachados en el vehículo por los disparos. Gracias a Dios todo salió bien”, narró Josué.

 

 

Por su trabajo recibió muchas amenazas en las redes sociales, pero las agresiones subieron de nivel. El 10 de junio llegaron a atacar su casa personas simpatizantes al partido de gobierno.

“Fueron a golpearme, robarme mis documentos y el celular corporativo”, comentó; lo amenazaron de muerte si continuaba con su trabajo.

Regresó a Costa Rica

Josué cursó sus estudios de primaria en Costa Rica, así que tiene algunos recuerdos en este país; varios años después regresó como exiliado.

Josué junto a la líder campesina, Francisca Ramírez. Foto: cortesía Facebook / Maje

El proceso de adaptación ha sido un poco complicado,  “te juro que desearía que mis amigos hubieran alcanzado en mi maleta, para traerlos conmigo”, comentó.

•  #ElChat | El periodismo joven en tiempos de crisis

En todo este tiempo viviendo en Costa Rica, asegura que no ha sentido discriminación, pero está consciente de que existe la xenofobia.

Protestas en Costa Rica. Foto: cortesía Facebook / Maje

Nicas organizados

Pasar las festividades de Navidad y año nuevo, fue un golpe emocional para Josué, pero asegura que hay nicas que están en peores situaciones y eso lo deprime. “Algunos nicaragüenses tienen necesidad hasta de un colchón para dormir”.

A pesar de las dificultades, Josué es miembro de la Articulación de Movimientos Sociales, capítulo Costa Rica.

“Reunirme con Mónica López Baltodano y doña Chica Ramírez me llena de fuerzas, pues son mujeres que luchan por una Nicaragua libre”, manifestó Josué.

La convivencia entre los nicas que se encuentran en este país es buena; él considera que se ven como una familia. Una de las pláticas más comunes entre ellos es “el regreso a su patria”.

•  Azucena Castillo: “Pueden decir lo que quieran, pero la verdad al final se impone”

“El escuchar que volveremos para comer nacatamal, carne asada, vaho o un vigorón no tiene precio”, manifestó Josué. Entre la melancolía que genera la conversación, muchos drenan esos sentimientos a través de lágrimas.

Las protestas

Los nicas organizados en Costa Rica, han realizado actividades para denunciar la situación que está pasando en Nicaragua. Josué ha participado en varios plantones y ha denunciado con organismos de derechos humanos internacionales los actos de violencia y represión.

En la Articulación de Movimientos Sociales, Josué trabaja como asesor en comunicación y encargado de prensa. Al final de le entrevista le pregunté ¿Pensás volver a Nicaragua? este joven periodista contestó:

“Volveré a Nicaragua más temprano que tarde. Con la frente en alto porque no tengo nada que ocultar. No soy golpista, ni terrorista”.

Notas Relacionadas

Bebidas alcoholicas dejan millones en recaudación de impuesto en Nicaragua

El paro de consumo de bebidas alcohólicas, es una medida que algunos piensan podría ser una forma de presión contra el Gobierno.

Tres mujeres abogadas en constante asedio por defender derechos humanos

Tres mujeres abogadas que se han encargado de defender a los manifestantes azul y blanco, viven bajo constante asedio.