María Teresa Blandón: “La revolución feminista me acompañará siempre”

Desde muy joven se integró a grupos feministas. María Teresa Blandón ha dedicado muchos años de su vida a defender los derechos de las mujeres en Nicaragua.

Las feministas fueron las primeras autoconvocadas en Nicaragua, siempre se han disputado la calle, así lo asegura María Teresa Blandón Gadea, una activista feminista originaria de Matagalpa.

Su mamá era profesora y tuvo 10 partos. “Éramos de aquella generación donde las parejas tenían muchos hijos, no había políticas de planificación, ni había educación sexual”, narró María Teresa.

• Feminisno en Nicaragua, la incansable lucha de las pañuelos morados

María Teresa es la directora de la oenegé Programa Feminista La Corriente. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Uno de los recuerdos más bonitos de su infancia es que tuvo una mamá muy amorosa y culta. Le enseñó a querer la poesía y a crear el hábito de la lectura.

•  Dolly Mora: “En cualquier lucha por los derechos humanos, ahí estamos las feministas”

“Yo era una niña bien enamorada, creo que siempre estuve enamorada de alguien, mi primer novio me causó muchos problemas por cierto”, recordó entre risas la reconocida activista feminista.

María Teresa también es docente. Foto: Tomada de Facebook / Maje

Su primer encuentro con el feminismo

En los años 80 se trasladó a Managua y se encontró con unas feministas muy potentes, era la Asociación de Trabajadores del Campo, que ya tenían cuatro o cinco años de estar trabajando propuestas para promover los derechos de las obreras agropecuarias.

•  Victoria Obando, la joven trans acusada por protestar

“Ese fue mi encuentro con el feminismo, mujeres mayores que yo. Con ellas descubrí incluso otras maneras de entender la Revolución Sandinista de una forma más crítica”, confesó.

En su tiempo libre le gusta leer. Foto: Oscar Sánchez / Maje

“Me di cuenta de los problemas que afectaban a las campesinas pobres, las trabajadoras del café, las cortadoras de algodón. A las estructuras de la revolución no les interesaba la violencia contra las mujeres, no les interesaba el abuso sexual, no les interesaba analizar los privilegios masculinos, nada de eso estaba en el discurso revolucionario”, destacó María Teresa.

Todas estas situaciones la llevaron a cambiar radicalmente sus apuestas, inició una revolución feminista y asegura que esta le durará toda la vida.

Las feministas siempre han protestado. Foto: cortesía Facebook / Maje

Casi la aplazan en la universidad

María Teresa estudió una licenciatura en Ciencias Sociales, asegura que no le sirvió de mucho, porque no se analizaba  la realidad nacional, la mayoría de sus profesores eran cubanos.

•  #ElChat | Juanita Urbina: “Esta apariencia masculina es un refugio ante la violencia”

“De hecho casi me aplazan en mi examen de grado, me pusieron 75 en la UNAN porque mi trabajo de tesis lo hice para criticar todas las fracturas de la reforma agraria y cómo estaba marcada profundamente por el machismo”, comentó la activista.

Protestas en Managua. Foto: cortesía Facebook / Maje

Ha realizado muchos diplomados en distintos temas, pero luego se comprometió con los estudios de género; por esta razón estudió una maestría en Género y Desarrollo en la Universidad de Barcelona, “digamos que estos si fueron mis estudios para la vida”, recalcó.

•  ¿Cómo fue tu primera vez en una disco de ambiente gay?

Es una lectora voraz, cuando inició con la maestría ya tenía camino recorrido, con muchos aprendizajes en el activismo feminista.

”El activismo me enseñó todo lo que no aprendí en la universidad. No hay teoría más potente que aquella vinculada con los contextos sociales y políticos”, destacó María Teresa.

Foto: Oscar Sánchez / Maje

¿Es difícil tratar de cambiar una sociedad tan machista?

"Es un proceso difícil, pero lindo, tratar de cambiar un poco a la sociedad nicaragüense", dijo. Siempre está desafiando, para María Teresa no hay mejor manera de estar en el mundo que haciendo eso.

Nunca le ha hecho un culto a la desdicha, aun sabiendo que todas las mujeres, unas más que otras, son víctimas del machismo, racismo, misoginia y la homofobia.

A María Teresa le gusta compartir sus conocimientos con otras mujeres. Foto: cortesía Facebook / Maje

“Soy una mujer valiente y me encanta compartir mi valentía con otras mujeres, es para mí el mayor acto solidario del mundo. He trabajado también con hombres jóvenes que han sido estigmatizados, cuestionados, arrinconados”, expresó María Teresa.

Lágrimas en el camino

A pesar de que se define como una feminista alegre, en estos años ha conocido cientos de historias que la han impactado emocionalmente al punto de llorar.

•  #ElChat | Lady Vulgaraza, la difícil historia detrás del personaje

Una de las historias que se le vino a la mente, fue el relato de un joven de 18 años. Cuando la familia de él se dio cuenta que era homosexual, el papá decretó que el joven no podía volver a comer con la familia porque tenía “peste”.  La madre llorando le llevaba la comida a la cocina.

Esta feminista asegura que ha llorado miles de veces. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Otras de las historias fue la de una niña que quedó al cuido de su papá, porque su madre tuvo que migrar debido a la pobreza. El padre violó por tiempo indefinido a la niña hasta que ella creció un poco y se fue.

La violaba estando al lado su hermanito menor. La niña ya grande contó que ella no lloraba ni se quejaba para que su hermano no se diera cuenta.

•  La vida de una mujer trans en la cárcel para hombres

María Teresa también ha llorado de rabia. “Lloré de rabia cuando en Nicaragua penalizaron el aborto terapéutico, lloré de rabia cuando un obispo dijo que la ley 779 era el nuevo número de la bestia”, narró.

Protestas en Managua. Foto: cortesía Facebook / Maje

“Yo soy una feminista indignada como miles, el deseo que podamos cambiar los patrones en esta sociedad, me da fuerza para seguir”, añadió.

Las feministas en las protestas

Esta activista considera que las feministas han tenido una valentía increíble, tanto las viejas como las nuevas generaciones. Han estado dando la cara, no solo para apoyar a los chavalos que estuvieron en las barricadas, sino también los que han sido víctimas directas de la represión.

•  Sonreír, una forma de protesta de los “terroristas”

Hemos estado en la calle, con las consignas más extraordinarias y creativas que te podás imaginar”, destacó María Teresa. Pero también sienten miedo “es normal, a los hombres les cuesta decir esto pero a nosotras no”.

“Sí tenemos miedo, pero la diferencia es que somos un movimiento social con muchos años de existencia y es un movimiento solidario, por eso combatimos el miedo de forma colectiva, si nos tocan a una, nos tocan a todas”, añadió.

Foto: cortesía Facebook / Maje

Ella denuncia que las feministas han sido víctimas directas de la represión gubernamental, porque fueron el único movimiento social que se separó del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de forma pública.

El mensaje en redes sociales

María Teresa es muy activa en redes sociales, siempre intenta dialogar y argumentar con las personas que piensan diferente a ella.

Desde que inició la crisis solo ha eliminado a seis personas de sus redes sociales, porque estos defienden a capa y espada la represión gubernamental.

•  Una biblioteca feminista en Managua

“También me he peleado con algunos de los azul y blanco porque utilizan argumentos machistas, para discutir con las mujeres que defienden al régimen de Ortega”, comentó.

María Teresa es muy activa en redes sociales. Foto: Oscar Sánchez / Maje

María Teresa asegura que las feministas seguirán en las calles, pero con algunas medidas de seguridad, porque no quieren ser un blanco fácil de la represión. “El país ya no quiere más mártires, ya tiene muchos”.

“Para  nosotras el machismo reproduce dictaduras, el macho y las defensoras de los machos, son los que privilegian la violencia”, destacó.

Plano personal

María Teresa ha recorrido casi toda Nicaragua, pero asegura que no tiene un lugar favorito. A ella le gusta conocer a las personas, una de sus grandes pasiones es conversar con los demás.

•  Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

A María Teresa le gusta casi toda la comida típica nicaragüense. Foto: cortesía Facebook / Maje

Cuando tiene tiempo libre le gusta leer, escuchar música vieja y moderna. Algunos domingos los dedica para recibir amigos cercanos en su casa. No es muy buena cocinera, pero hace el intento.

Una de las cosas más locas que ha hecho, fue durante un encuentro feminista. “Un grupo de mujeres centroamericanas decidimos meternos desnudas a plena luz del día en una piscina, casi todos los meseros se desmayan”, recordó entre risas María Teresa.

Notas Relacionadas

Adriana Paniagua: “Soy Nicaragua, soy azul y blanco, soy Masaya, soy paz”

Miss Nicaragua 2018, Adriana Paniagua llevó una paloma blanca que representa la paz en la Competencia de Trajes Nacionales de Miss Universo.

De top 16 a top 20, Adriana Paniagua más cerca de la corona de Miss Universo

Miss Universo expandió el tan deseado top 16 a top 20. Más candidatas estarán más cerca de la corona ¿logrará clasificar Adriana Paniagua?