Oscar Sánchez, el “risita” de la fotografía

Desde los 13 años se enamoró de las cámaras. Oscar Sánchez es uno de los reporteros gráficos más reconocidos en Nicaragua. Actualmente labora para El Nuevo Diario.

Cuando tenía 14 años, Oscar Sánchez decidió ayudar económicamente en su hogar. En chinelas, con un pantalón desteñido y la esperanza de encontrar un empleo, así se presentó al extinto diario Barricada, ubicado en la zona de Camino de Oriente, Managua. Cuando llegó al lugar, se asustó al escuchar el ruido de las máquinas y los camiones que salían con el papel.

Después de llegar por varios días seguidos, uno de los trabajadores le preguntó si quería ayudar a acomodar los papeles, que le pagaría por eso. “Me brillaron los ojos, inmediatamente le dije que sí, ese día no dormí”, narró Oscar.

Oscar trabajó desde pequeño para ayudar a su familia. Foto: Alex Pérez / Maje

 

En pocas semanas se ganó la confianza de los trabajadores, se iba donde estaban las máquinas para ver cómo elaboraban el periódico y también subía hasta la redacción.

Cuando me dieron mi primer salario me alegré mucho, eran como 200 pesos, para mí era bastante, salí corriendo a dejarle el dinero a mi mamá”, recordó Oscar.

•  Antonio Ramírez: “La fotografía es mi forma de protestar”

Al día siguiente su hermano fue al diario para preguntar qué estaba haciendo el pequeño Oscar en ese lugar. Los encargados le dijeron a su hermano que no se preocupara, la única condición para que Oscar continuara trabajando era que estudiara por las noches.

El diario Barricada fue una escuela para Oscar. Foto: cortesía Facebook / Maje

“Risita” en la redacción

Con el paso de los meses, Oscar fue trasladado al área de redacción del diario, preparaba el café, ayudaba con la limpieza, entre otros oficios. Siempre llegaba sonriendo al diario, por eso de cariño sus compañeros le decían “risita”.

•  Violeta Barrios de Chamorro, así se convirtió en la primera presidenta de Nicaragua

De todas las áreas en el diario, la que más le llamó la atención era el laboratorio de fotografía, pasaba varias horas observando cómo era el proceso para revelar una foto.

Protestas de los estudiantes. Foto: Oscar Sánchez / Maje

“Aprendí el trabajo en el laboratorio de fotos, cuando todos salían me dejaban a cargo”, relató Oscar.

Uno de los fotógrafos le dijo al periodista Carlos Fernando Chamorro en una reunión, que “risita” se iba a quedar con ellos, fue así como lo pasaron al área de fotografía.

Su primera foto, su primera portada

Una mañana, la redacción de Barricada estaba casi vacía, la periodista Sofía Montenegro necesitaba un fotógrafo pero todos andaban en la calle.

•  ¿Quiénes fueron los nueve comandantes del FSLN?

Entre los redactores se escuchó una voz que dijo: “pero ahí está 'risita', él ya sabe mucho de fotografía”, todos se quedaron viendo y dijeron que era el momento para que Oscar demostrara sus habilidades como fotógrafo en la calle.

En sus tiempos libres le gusta leer y pasar con su familia. Foto: Alex Pérez / Maje

Emocionado y a la vez un poco nervioso, “risita” salió a la calle con tres rollos y su cámara. Al día siguiente se llevó un susto cuando su fotografía apareció en la portada del diario, en los créditos decía “Oscar Sánchez / Risitas”.

Barricada fue una escuela para este veterano fotógrafo. “Aprendí a buscar cómo fotografiar el momento oportuno, el momento de la acción, porque esas son las mejores fotografías para un diario”, dice Oscar.

“Mi arma era la cámara”

Cuando salió de Barricada, colaboró por varios años para la Agencia Nueva Nicaragua, posteriormente ingresó al Ejército de Nicaragua, en la unidad de medios audiovisuales.

•  Carlos Fonseca, el revolucionario sin revolución

Esta fue la experiencia más peligrosa que le ha tocado, tenía que tomar fotografías en plena guerra entre el ejército y la contrarevolución.

Estudiante protestando en la UNI. Foto: Oscar Sánchez / Maje

“Fotografíe muertos, heridos, chavalos del servicio militar, participé en muchos operativos. Durante una emboscada en vez de tomar el arma, tomé mi cámara, era un corresponsal de guerra”, recordó Oscar.

Uno de los operativos en los que Oscar estuvo presente con su cámara, fue el Danto 88. Esta misión tenía como objetivo derribar a la contrarevolución en Honduras. 

Su vida después de la guerra

Por su destacada participación en el ejército, viajó a Cuba a estudiar fotografía aérea. En 1991 regresó a Nicaragua, el ambiente en el país era distinto porque ya no había guerra.

•  Fabio Gadea, entre la radio, el arte y los cuentos

Estuvo sin empleo por buen tiempo, un amigo le ofreció trabajo en un estudio de foto más moderno a los que no estaba acostumbrado, pero se adaptó rápido.

Protestas en Nicaragua. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Después fue fotoreportero de un periódico que se llamaba La Noticia, así que el "doctor", a como también es llamado" regresó a sus andazas de fotografiar en la calle. 

Con los años, La Noticia cerró. Pero el destino lo llevó a otro medio de comunicación, El Nuevo Diario, donde ya lleva 16 años colaborando como fotoreportero. 

Oscar junto al doctor Danilo Aguirre (q.e.p.d.). Foto: cortesía Facebook / Maje“Yo siento orgullo al ver mis fotos”

Hace unas semanas, la Universidad Centroamericana (UCA) inauguró la exposición “Memoria gráfica de la resistencia ciudadana de Nicaragua, 2018, reclamo de justicia y democracia”, en esta se exhiben 88 fotografías que muestran la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde el mes de abril.

•  Los mensajes en el “Paseo de la Memoria” de la UCA

Varias de esas fotografías fueron tomadas por Oscar, este veterano fotógrafo asegura que se siente orgulloso de su trabajo, porque sabe que ha retratado muchas etapas de la historia reciente del país.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

Para lograr capturar esas fotos pasó por situaciones muy peligrosas. Una de esas fue las fotos del 30 de mayo, “estaban varios jóvenes atrincherados en la UNI, a 100 metros tenía como tres parapoliciales y policías”, recordó Oscar.

Los muchachos le decían “señor agáchese que lo van a matar”, pero siguió tomando fotos, “a pesar de mi edad siempre mantengo la energía”, comentó entre risas.

Sus metas

Cuando no está con su cámara en las calles, Oscar asegura que en su tiempo libre pasa con sus tres hijos. Es católico y le gusta leer la Biblia.

Foto: Alex Pérez / Maje

Entre sus metas está crear un libro con varias de sus fotografías, para que exista un registro en físico, de todos los momentos importantes que ha capturado a través de su lente.

“Risita” es uno de los colaboradores más estimados de El Nuevo Diario. Cuando llegan nuevos talentos al área de fotografía del periódico, Oscar siempre trata de brindarles consejos para guiar a las nuevas generaciones.

Notas Relacionadas

¿Quién es Valdrack Jaentschke, el representante de Nicaragua en el extranjero?

El rostro de Valdrack Jaentschke, se ha convertido en uno de los más conocidos por sus intervenciones a favor del gobierno en las sesiones de la OEA.

¿Qué dice la resolución de los manifestantes presos aprobada por la OEA?

Con 20 votos a favor, la OEA aprueba una resolución para liberar a los manifestantes presos antes del 18 de junio.