La Navidad roja de Nicaragua

Cortesía /Maje
Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una Navidad roja.

Cuando triunfó la revolución del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en 1979, lo más difícil para los guerrilleros sandinistas, fue entender que Nicaragua podría convertirse en dos países

Según el historiador y estudiante de la universidad de Harvard, Mateo Jarquín, para los indígenas de la Costa Caribe, la revolución era solamente  “el triunfo de los españoles”, por ello la Costa fue un territorio que se mantuvo indiferente ante la situación política que enfrentó Nicaragua; fue así hasta que los indígenas miraron en la revolución, la oportunidad de obtener el derecho histórico a las tierras comunales. 

• El nieto de Pedro Joaquín Chamorro, que denuncia al gobierno sandinista en Harvard

De acuerdo a Mateo Jarquín, los indígenas querían el 33% del territorio nacional, fue entonces cuando comenzaron los primeros disturbios entre la comunidad indígena y los sandinistas. 

El FSLN creó la organización “Misquitos, Sumos, Ramas y Sandinistas Unidos” (Misurasata). Foto: Gilberto Artola / Maje

El gobierno en su afán de intentar ganar simpatizantes en la Costa Caribe abolió la Alianza para la Promoción de Miskitos y Sumos (ALPROMISU), una organización que tenían los indígenas para conseguir financiamiento de ONGs norteamericanas, según archivos de la Biblioteca Enrique Bolaños.

Y fue sustituida por la  “Misquitos, Sumos, Ramas y Sandinistas Unidos” (Misurasata), que estaba guiada por Steadman Fagoth.


La Cruzada Nacional usada como protesta pública 

La Campaña Nacional de Alfabetización que promovió la revolución sandinista en 1980 fue una de las más efectivas de la región, Nicaragua pasó de una tasa de analfabetismo del 50 por ciento al 12 por ciento; la UNESCO la califica como el mayor logro cultural de la historia del país. 

• Kysha López, la mujer transgénero acusada de financiar los tranques

En la Costa se interpretó la Cruzada de Alfabetización como la imposición del español. Foto: Gilberto Artola / Maje

Sin embargo, los sandinistas no tomaron en cuenta a las comunidades indígenas de la Costa Caribe que usan varias lenguas, comentó el historiador Mateo Jarquín. 

En la Costa se interpretó la Cruzada como la imposición del español”, destacó. Este fue solo uno de los desacuerdos que hubo entra la Costa Caribe y el sandinismo.

• UCA dedica una galería de fotos a las protestas en Nicaragua

Durante la ceremonia de clausura de la Cruzada Nacional de Alfabetización que se realizó en Puerto Cabezas, el líder miskito Steadman Fagoth aprovechó el momento para exigir el 33 por ciento de todas las tierras del territorio nicaragüense. 

El hecho de hacerlo públicamente dejó al gobierno sandinista en un aprieto, comenzaron las protestas que dejaron un saldo de 22 arrestos a  líderes del movimiento Misurasata, según el historiador Mateo Jarquín. 

• #Unmajeeditamaje | "Ante la crisis, eliminé amigos de mis redes sociales”

Tiempo después, los dirigentes fueron liberados, menos Fagoth, que permaneció apresado más tiempo. Fue liberado hasta que prometió que regresaría a la Costa Caribe solo a intentar calmar las protestas en contra del Gobierno, y luego se iría al extranjero a estudiar con una beca.

Los dirigentes del  FSLN movilizaron a las comunidades indígenas de las orillas del Río Coco. Foto: Cortesía / Maje

En plena guerra entre la Contra y las guerrillas sandinistas, se filtraron unos papeles que evidenciaban que Fagoth había trabajado en  los servicios de inteligencia de Somoza durante la guerra contra los sandinistas.

En ese momento Steadman Fagoth, acusó al Gobierno de desplazar a comunidades indígenas de las orillas del Río Coco y en el proceso haber asesinado a muchos miembros de la comunidad miskita.


Los miskitos huyeron de Nicaragua 

Los dirigentes del FSLN movilizaron a las comunidades indígenas de las orillas del Río Coco, para impedir que apoyaran a los grupos de la Contra.

• ¿Quiénes fuero los comandantes del FSLN?

Al ver esta situación muchos indígenas decidieron cruzar el río Coco, sin tomar en cuenta que el río es lo que divide Nicaragua de Honduras.

De acuerdo a una investigación independiente de la organización “Américas Watch”, citada por la revista Envío, se hicieron entrevistas con miskitos, creoles y ramas reuniendo información para averiguar lo que estaba sucediendo en la Costa y llegaron a la conclusión que todas las acusaciones contra el gobierno sandinista, eran falsas. 

• Así se vivió la "Navidad sin presos políticos" en la época de Somoza

En 2009 La Fiscalía de Nicaragua cerró el caso en contra del Ejército Popular Sandinista. Foto: Cortesía / Maje

Sin embargo, fue la Comisión Permanente de Derechos Humanos, (CPDH) que denunció crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos por el Ejército Sandinista en la Costa Caribe en 1982. 


Los miskitos y la EEUU

Fagoth, líder de las comunidades Miskitas, también cruzó la frontera y se trasladó a Honduras, ahí participó en una radio que promovía la contrarrevolución junto a exguardias somocistas. Esta frecuencia era escuchada por las comunidades en la Costa Caribe. 

• Carlos Fonseca y Daniel Ortega no tuvieron tanta relación

En ese momento el presidente de Estados Unidos era Ronald Reagan, quien tenía una política en contra de la revolución. Reagan financió al grupo de la Contra y también al ejército Misurasata de las comunidades miskitas. 

El gobierno acusó a los Miskitos de haber sido engañados por Estados Unidos, mientras el gobierno de Ronald Reagan acusaba a los guerrilleros del Frente Sandinista de haber asesinado a muchas personas de las comunidades indígenas. 

• La Cuesta el Plomo, el mirador de la muerte

Steadman Fagoth, líder de algunas comunidades miskitas. Foto: Cortesía / Maje

En 2009, la Fiscalía de Nicaragua cerró el caso en contra del Ejército Popular Sandinista por “falta de recursos”, según explicó en su momento El Nuevo Diario. 

En conclusión, según Mateo Jarquín, las dos partes (EE.UU. y los sandinistas) “malinterpretaron las demandas de los grupos indígenas”, porque ninguno de los dos pensaron en que estos pueblos tenían demandas propias.

• ¿Quién es el nuevo embajador de estados unidos en Nicaragua?

Los miskitos se alzaron no solo como una reacción a la revolución sandinista,  sino que se apropiaron del discurso de liberación de la nación y lo aplicaron  a sus comunidades, concluyó el historiador Mateo Jarquín, quien recomienda que en el futuro, si se quiere integrar a la Costa Caribe en los procesos políticos de Nicaragua, debe hacerse de forma más respetuosa y pacífica.
 

Notas Relacionadas

La vez que Rosario Murillo acudió al Cenidh

Tras 20 años de la visita de Rosario Murillo al Cenidh, diputados del gobierno sandinista le quitan la personería jurídica al organismo de derechos...

Cuatro ONGs afectadas por el gobierno sandinista

Durante la represión en Nicaragua que empezó desde abril, muchas Organizaciones sin Fines de Lucro denunciaron las violaciones a derechos humanos, ...