Las diferencias de la UNAB, con otras unidades nacionales en la historia de Nicaragua

Cortesía /Maje
Nicaragua a lo largo de su historia reciente, ha intentado dos veces la unión de fuerzas políticas para solventar una crisis, cuál es la diferencia de esta nueva Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

Hemos escuchado muchas veces que la historia se repite,  hay situaciones actuales muy parecidas a lo que sucedió en los años de la Revolución Sandinista.

Movimientos que han surgido en Nicaragua, además de la Unidad Azul y Blanco
 

Durante la historia reciente del país, se ha intentado dos veces una unidad nacional para sacar a Nicaragua de una crisis, las anteriores han sido provocadas por guerras, esta vez fue una insurrección cívica. 

Según el doctor y miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) Ernesto Medina, esta vez la unión nacional formada después de seis meses de protestas, tiene tres característica que la hacen diferente a la Junta de Reconstrucción Nacional (JRN) en 1979 y la Unión Nacional de Opositores (UNO) en 1990.

La Unidad Nacional está conformada mayoritariamente  por movimientos sociales. Foto: Cortesía / Maje


1-    Los de antes, eran políticos 


Según el doctor Ernesto Medina, los movimientos de unión que hubo en la década de los 70 y 90, fueron conformados por políticos, la mayoría representaba intereses particulares además de la necesidad de solventar la crisis del país. 

“Eran grupos muy tradicionales, por eso fracasaron muy pronto, a muchos los compraron con  cargos, otros comenzaron conflictos entre ellos”, comentó Ernesto Medina. 

La historia detrás de los personajes en las canciones testimoniales nicas

Agregó que actualmente la mayoría de las personas que conforman la UNAB, son de movimientos sociales, “gente que seguramente se conocieron en la calle”. 

La mayor parte de las decisiones se toman a través de asambleas. Imagen: Maje


2-    Un eje coordinador 


Medina confiesa que en la UNAB, la Alianza Cívica tiene una gran influencia y eso es bueno, porque desde su formación la Alianza incorporó a los estudiantes como la base principal de la unión. 

Además destaca que quienes conformaron la Alianza es gente que fue convocada solo para alzar la voz durante el Diálogo Nacional, pero a medida que fue avanzando la situación, el mismo pueblo exigió una unión nacional para seguir la lucha más allá del diálogo.

Cuatro datos claves del último informe de la CIDH sobre Nicaragua

“La Alianza está sirviendo de molde para el tipo de organización que tenemos, ha sido el eje de todo”, comentó Medina.


3-    La diversidad de luchas sociales 


Para Ernesto Medina en la UNAB existe una diversidad de temas sociales porque quienes la conforman, son personas que trabajan en organismos defensores de derechos humanos. 

Por ello están grupos feministas, se está intentando hablar con grupos de la Costa Caribe, hay estudiantes e intelectuales como el doctor Carlos Tünnermann.

“Este movimiento terminó surgiendo espontáneamente en todo el país, no están todos los movimientos que existen en Nicaragua, pero están los que han sido más representativos en estos meses y que tienen voluntad de trabajar unidos”, dijo Medina. 


¿Cómo surgió la UNAB?


La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) surgió en primera instancia de los Movimientos 19 de Abril, que están conformado por los estudiantes de varios departamentos del país.

Desde el comienzo la UNAB ha intentado que las decisiones se tomen a través de asambleas, para que todos los grupos tengan la oportunidad de opinar. 

“Discutimos, ha sido de mucha paciencia, también voluntad de buscar acuerdos mínimos”, expresó Medina.

Marcha en apoyo a la Iglesia Católica. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Los jóvenes que son la mayoría en la UNAB, son una generación de dirigentes reacios a estructuras jerárquicas, “ellos tienen anticuerpos a una figura que esté arriba”, explicó Medina. 

La Carta Democrática podría aplicarse a Nicaragua, según Almagro

La idea de la UNAB es hacer política de una forma diferente a lo que ha existido en Nicaragua, es decir lo que harán será rechazar cualquier tentación de crear un caudillo, un liderazgo que siempre termina convirtiéndose en grupos de interés.

Por ahora los objetivos a corto plazo están claros, mantener esta lucha en el plano cívico, buscar una salida a la crisis actual, convocar a un diálogo nacional y organizar elecciones en el periodo más corto posible. 

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.