Seis meses de protestas y resistencia en Nicaragua ¿Ahora qué? La UNAB responde

Cortesía /Maje
A seis meses de aquel 18 de abril en Camino de Oriente, ya existe una Unidad Nacional Azul y Blanco que incluye a todos los sectores sociales y representa la lucha de los autoconvocados, hablamos sobre las acciones que se vienen a futuro.

Probablemente el 18 de abril en Camino de Oriente, quienes estuvimos en el lugar, no sabíamos que estábamos asistiendo a una fecha histórica para Nicaragua, mucho menos imaginamos que la lucha se prolongaría por mucho tiempo. 

Seis meses después de aquel primer encuentro de autoconvocados contra la reforma del Instituto de Seguridad Social (INSS),  la lucha ha evolucionado de forma imparable. Hoy, la mayor resistencia ya no se concentra en las calles, sino en las redes sociales, la economía está cada vez más perjudicada y hay una Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que le hace frente al gobierno sandinista.  

• #Unmajeeditamaje | El bus, una catarsis de nuestras emociones

Por su parte, el gobierno sandinista tiene manifestaciones en las rotondas casi cada semana, mientras los autoconvocados no pueden realizar protestas o plantones, porque están penalizadas por el gobierno sandinista. 

Actualmente no se pueden realizar protestas en las calles, porque están criminalizadas por el gobierno sandinista. Foto: Óscar Sánchez / Maje

De hecho, durante la última protesta, alrededor de 30 personas fueron encarceladas, por concentrarse con banderas azul y blanco en  Camino de Oriente. 

A seis meses de protestas, la Unidad Nacional  Azul y Blanco (UNAB) cuenta que maneja varios panoramas para afrontar esta lucha, por ejemplo el escenario de un pueblo desbordado, en el que Ortega abandona la presidencia y queda un vacío de autoridad en el estado, un adelanto de elecciones nacionales y por último, un aumento en la represión y la búsqueda de nuevas formas de protestas, para cada una de estas posibilidades, la Unidad Nacional Azul y Blanco tiene una respuesta, aquí te contamos.


Los escenarios de la obra de Daniel Ortega

En uno de los escenarios contemplados por la Unidad, Daniel Ortega no acepta elecciones adelantadas, aumenta sus medidas de represión y el pueblo debe encontrar alternativas a las protestas, como realmente está pasando.

• Relatos de Onofre Guevara, el compañero de Daniel Ortega en la cárcel

Lo que quieren desde la Unidad Nacional Azul y Blanco, es recuperar las calles para protestar. Foto: Cortesía / Maje

Ante este panorama la respuesta será encontrar grietas, “ir poco a poco recuperando lo que habíamos conquistado, que eran las calles”, explicó Harley Morales, estudiante de sociología y miembro de la UNAB. 

Desde la UNAB están reconstruyendo una estrategia de movilización, más apegado a las protestas en un contexto de represión, para no poner en riesgo a los y las manifestantes que participen en las marchas azul y blanco.

• Del labial al achiote, la versión indígena del #YoSoyPicoRojo

También se está manejando posibilidades de paros de consumos, paros energéticos, boicot a empresas adeptas al gobierno sandinista, paros nacionales y acompañarlos con paros sectoriales, es decir “tratar que los sectores gremiales puedan aportar, por ejemplo taxistas, comerciantes”, manifestó el estudiante de 26 años.

Además, la presión internacional, que se hará con el objetivo de sentar a Daniel Ortega en una negociación que tenga a la Alianza Cívica como interlocutora, para intentar llegar a acuerdos políticos “porque Ortega querrá algo a cambio de las elecciones adelantadas” comentó Harley.

• La historia de El Chipote, la cárcel más temida

 

 


Segundo acto en los escenarios de Ortega 

Otros de los contextos para los que la Unidad Nacional Azul y Blanco está preparada, es para un descalabro en las autoridades actuales del estado

Si el pueblo llega a una insurrección cívica que termine con la autoridad de Daniel Ortega y Rosario Murillo en el estado de Nicaragua, la UNAB actuaría como una Junta de Reconstrucción para asumir los compromisos del estado. 

• Los 9 comandantes que fundaron el FSLN

Uno de los últimos escenarios previstos, es un adelanto de elecciones, con Daniel Ortega compitiendo de candidato al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y la UNAB asumiendo el reto de reconstruirse de una manera electoral. 


La Unidad Nacional ¿iría a elecciones nacionales? 

Ante la pregunta de si la Unidad Nacional Azul y Blanco está preparada para unas elecciones nacionales, el rector de la Universidad Americana (UAM) y miembro del movimiento, Ernesto Medina, contestó “no estamos preparados”.

Sin embargo resalta que esa pregunta se ha hecho en algunas asambleas realizadas por la Unidad Nacional Azul y Blanco y están conscientes del nivel de organización que tienen,  cree que en caso de presentarse este escenario, se darían las condiciones para que se pueda estructurar una fuerza política importante.

• La última vez que Daniel Ortega pidió eleccioens adelantadas

“Es difícil saber qué estructura darle, porque no queremos ejercer rangos”, confesó Medina. 

La primera marcha multitudinaria fue en la UPOLI. Foto: Cortesía / Maje

Debido a la estructura de los organismos sociales que conforman la UNAB, hay una variedad de grupos sociales y políticos involucrados. 

María Teresa Blandón, socióloga y feminista nicaragüense, es parte de ella y piensa que este movimiento se convertirá en un partido político mixto, “donde hay gente que es de movimientos sociales o de partidos políticos que van a constituirse bajo una sola casilla electoral”.


¿Quiénes pueden entrar a la Unidad Azul y Blanco? 

Para estar dentro de la Unidad Azul y Blanco, hay algunas reglas básicas que se deben cumplir, no se trata de excluir, puesto que según Ernesto Medina, para pertenecer a la Unidad solo es cuestión de voluntad y disposición, porque es un movimiento con una nueva concepción de hacer política en Nicaragua.

• #Yosoypicorojo, la historia del labial rojo que se convirtió en protesta

Sin embargo, hay mínimos a tomar en cuenta, según Harley Morales, el primero es la lucha pacífica y no violenta,  el segundo es el apoyo al diálogo nacional acompañado de la petición de un adelanto de elecciones, el respeto a la diversidad, la autonomía universitaria, la independencia de todas las expresiones organizativas y la destrucción de una estructura política caudillista.

“Seguramente van a surgir organizaciones nuevas, que quieran contribuir”, comentó Ernesto Medina. 


La relación de los partidos políticos y la Unidad Nacional 

Debido a la reciente historia política de Nicaragua, en una gran parte de la población se acabó la confianza en los partidos políticos del país, por ello para la Unidad Nacional Azul y Blanco ha sido difícil tratar este tema. 

• Julio Montenegro, el abogado defensor de los "terroristas"

Te mostramos los puntos claves para pertenecer a la Unidad Nacional Azul y Blanco. Imagen:  Maje

 

“Había cierto rechazo con los partidos políticos,  porque previo al 18 de abril lo que había era una privatización de la política, los políticos tradicionales se fueron alejando de los intereses de la gente”, aseguró Harley.

Sin embargo, desde la Unidad Nacional creen que lo más importante por ahora es la unión, es decir, mientras más organizaciones conformen la alianza, más solo estará el gobierno sandinista. 

• Los profesores de la generación de abril

“Algunos partidos están de espectadores esperando que el gobierno haga un pacto con ellos, ellos están viendo qué pasa, eso no nos conviene” explicó Ernesto Medina, porque es mejor tener a esos partidos de parte de la lucha azul y blanco,  antes que se junten al gobierno.

“Hay gente buena en esos partidos”, concluyó Medina. 

A pesar que la Unidad Nacional tiene una apertura a los movimientos políticos o sociales, es importante destacar que ellos están buscando que esos partidos tradicionales, se aparten de los cabecillas que ya están quemados para la sociedad nicaragüense, y le den oportunidad a los jóvenes que han estado involucrados en la lucha pacífica desde abril.

• El calvario que viven los padres de los presos políticos

“Hay chavalas o chavalos que son simpatizantes del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que han andado en la lucha, si ellos se desprenden de las cúpulas corruptas del PLC, puede haber posibilidad que quepan en la Unidad Azul y Blanco”, explicó el universitario Harley Morales.


Los partidos políticos que ya están en la Unidad 

Uno de los partidos que está involucrado en la UNAB es Ciudadanos por la Libertad (CXL), con el que se pretende establecer es una “alianza en función de intereses”, explicó Ernesto Medina. 

Sin embargo, detalló que el partido CxL  tienen su propia jerarquía, sus estructuras locales, “eso lo respetamos, no vamos a cambiarlo”, señaló Medina, pero según el rector universitario hay disposición a buscar la mejor forma de funcionar efectivamente juntos. 

• Personajes que estuvieron presos en El Chipote

“Ellos tienen experiencia, gente que ha participado en gobiernos anteriores, saben la dificultad para tomar decisiones, tienen un tendido territorial que puede reforzar a grupos de la Unidad Azul y Blanco” dijo Medina. 

 

 

Además de CxL, dentro de la Unidad Nacional Azul y Blanco está el partido Frente Amplio por la Democracia (FAD), quienes desde el principio se acercaron a la Alianza Cívica para hacer propuestas sobre su visión de la crisis en Nicaragua. 

“Lo importante es buscar dónde están las coincidencias”, comentó Medina, porque la única manera en que podemos resolver el problema de Nicaragua, es entre todos, concluyó el doctor. 


Los jóvenes, el corazón 


Una de las situaciones que se destaca en la Unidad Nacional Azul y Blanco, es que los jóvenes están jugando un papel importante en la toma de decisiones. 

Los movimientos están conformado mayoritariamente por jóvenes, eso permite tener diversidad en la Unidad.

• Luchas estudiantiles en la historia de Nicaragua

“Desde el comienzo con el diálogo nacional, nosotros queríamos discutir la agenda sobre la base de los puntos que ellos (los estudiantes) presentaron”, explicó Medina, quien agrega que ese respeto se mantiene hasta ahora, porque desde la Unidad creen que los jóvenes deben seguir siendo actores claves. 

 

 

De hecho Medina considera que esta generación de jóvenes es bien formada, inteligente y con una visión sin intereses. 

“Para mí, una de las cosas más lindas que experimenté, era ver las caras de los que estaban representando a las diferentes organizaciones, porque eran muchachos entre 20 y 35 años”, comentó el doctor Medina. 

El estudiante de sociología Harley Morales confesó que al principio por ser los estudiantes claves para las protestas, “llegamos con el pecho muy inflado, porque nosotros habíamos puesto los muertos y los presos” afirmó, pero con el tiempo se han dado cuenta que es importante debatir y llevar propuestas concretas. 

La historia de la canción "Qué viva los estudiantes"

“Hasta antes de abril, nunca me imaginé estar en la misma mesa con el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) o con el doctor Carlos Tünnermann” dijo Harley. 

Gracias a la inclusión joven, muchos grupos que históricamente han estado alejados de los gobiernos nicaragüenses, esta vez están siendo tomados en cuenta, por ejemplo la Articulación Feminista.


El feminismo de la Unidad Azul y Blanco 

María Teresa Blandón, activista feminista nicaragüense, es parte de la Articulación Feminista que pertenece a la Unidad Nacional Azul y Blanco, ella explica que como feminista hay puntos en común con los demás miembros de la Unidad, por ejemplo acabar con la represión, reanudar el diálogo nacional y que se adelanten las elecciones.

• Movimientos que han surgido en Nicaragua, además de la Unidad Azul y Blanco

Las feministas son parte de la UNAB. Foto: Cortesía / Maje

Sin embargo  está consciente que eso es el punto de partida, que hay otras problemáticas importantes de tratar,  “como el tema de la violencia machista, asuntos que tienen que ver con los derechos sexuales o el aborto” indicó María Teresa, “sabemos que nos vamos a volver enfrentar como siempre, con los grupos más conservadores de la sociedad”, comentó. 

Es decir, ella sabe que actualmente tienen una causa común, pero que en algún momento esas diferencias van a volver a surgir, porque esto ha sido un problema histórico que no se resolverá en poco tiempo. 

• Victoria Obando, la trans acusada por protestar

A pesar de estas discrepancias, María Teresa cree que se ha avanzado en la inclusión de las feministas en la UNAB, “hemos estado en todo, en las barricadas, curando heridos, dando protección a los jóvenes, dando apoyo psicológico, haciendo denuncias, apoyo a familiares que perdieron a un ser querido, participando en la elaboración de documentos programáticos”, refirió María Teresa. 

Hay distintas expresiones organizativas dentro de la Unidad Nacional. Foto: Cortesía / Maje

“Sabemos que vamos a seguir trabajando con la libertad de las mujeres, autonomía de las mujeres, esto no se va a resolver rápido en la Unidad, ojalá que ahora tengamos más aliados y aliadas” concluyó. 

• Mayo del 68, la utopía de donde viene las revoluciones juveniles

Después de seis meses de protestas, las expresiones organizativas que hacen frente al gobierno sandinista están cada vez más consolidadas, a pesar de la falta de marchas multitudinarias y el aumento de la represión en el país, para seguir en la lucha, se necesita un pueblo pícaro, que encuentre las maneras de contrarrestar la violencia con creatividad. 
 

Notas Relacionadas

Elsa Valle es hospitalizada por secuelas psicológicas

La joven excarcelada Elsa Valle presenta secuelas psicológicas tras tortura psicológica y física recibida en la prisión.

Estudiantes presos: “han profanado la autonomía universitaria”

Los estudiantes presos en el contexto de la protestas en Nicaragua, envían una carta desde la cárcel destacando la lucha histórica de la autonomía ...