Los profesores de la generación de abril

Cortesía /Maje
Docentes que con su ejemplo enseñaron a sus estudiantes la defensa de los derechos humanos y la Constitución de Nicaragua.

Las protestas que iniciaron en abril marcaron un punto de inflexión en la educación pública de Nicaragua. Profesores universitarios que usaron su arma del pensamiento crítico y se apoyaron y se pronunciaron ante la lucha de los estudiantes también sufrieron las consecuencias, pero fueron los pilares de pensamiento de una generación de jóvenes marcada por la ética y la necesidad de cambio. 

El doctor Javier Ramón Pastora tenía 21 años de dar clases en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), era jefe de cirugía, además trabajaba en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), lugar donde los estudiantes realizan sus pasantías. 

• #Elchat | Freddy Quezada: “soy testigo de dos procesos revolucionarios”

Pastora tiene especialidad en endoscopía digestiva avanzada, por ello era coordinador nacional para referencias de enfermedades pancreáticas, pero el 27 de julio lo despidieron de su puesto en la universidad junto a otros cinco profesores más. 

El doctor Pastora tenía 21 años de impartir clases en la UNAN-León. Foto: Cortesía / Maje

“No me dieron ninguna razón, es decir no tengo ninguna justificación, aplicaron el artículo (45) de despido” me explicóPastora. 

Durante su etapa como profesor realizaba asistencia médica, cuido de pacientes, atención de los internos, también “coordinábamos atención de brigadas médicas internacionales con universidades de Europa y Estados Unidos, teníamos a cargo un proyecto de intercambio”.

• Movimientos que han surgido en Nicaragua, además de la unidad Azul y Blanco

Cuando comenzaron las protestas el 18 de abril, él junto a algunos profesores de la universidad decidieron apoyar a los estudiantes, “sentimos solidaridad y dolor por el sufrimiento de todos los estudiantes”, me confesó el doctor. 

Además de respetar la decisión de protestar de los estudiantes, los médicos hicieron un comunicado informando que ellos atenderían a todas las personas heridas por las protestas, en cumplimiento del juramento que hicieron al graduarse de medicina.  


El profesor de Amaya Coppens

El doctor Pastora le dio clases de Medicina a la estudiante Amaya Coppens, quien ahora permanece presa y es acusada de terrorismo, “era  una excelente estudiante, comparto el dolor por el sufrimiento de ella y su familia”, expresó. 

• Julio Montenegro, el abogado defensor de los terroristas

El doctor Pastora le dio clases de Medicina a la estudiante Amaya Coppens. Foto: Cortesía / Maje

Se dio cuenta del arresto de Amaya por los medios de comunicación y su primera reacción fue de tristeza y dolor porque sabe que es una buena estudiante de medicina y es una joven respetuosa, “las generaciones que se están formando, se están destruyendo y con ello el futuro de la nación”, me dijo. 

Él, como profesor considera que las universidades deben tener autonomía porque eso es una Ley, “las actividades y el desarrollo académico es independiente del gobierno de turno”, manifestó.

¿Cómo surgió el lema "A la libertad por la universidad"?

Eso no significa estar en contra del gobierno, sino que se permita en la universidad que exista una aceptación a la diversidad de ideas, “si la universidad no es pluralidad, deja de ser universidad, se puede convertir en una estructura partidaria y religiosa”, señalo. 

Por todos los acontecimientos que han sucedido en el país durante los últimos meses, el doctor Pastora les pidió a todos los jóvenes que aconsejen a las personas adultas, “porque han demostrado con su entusiasmo y entrega con su forma de pensar, que se está tratando de construir una Nicaragua mejor”. 


Un despido por “desobediente” 

Por su parte, la profesora Perla Indira Zeledón, quien desde el 2009 trabajaba en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), cuenta que la despidieron bajo la justificación de “desobediencia”. 

• Becas para estudiar fuera de Nicaragua

La profesora Zeledón daba clases en sabatino, dominical y diurno. Foto: Cortesía / Maje

Ella trabajaba en la UNAN-León en los turnos sabatino, dominical y diurno, impartía las clases de investigación cualitativa, investigación descriptiva, también era educadora de la parte de intervención a pacientes con problemas de adicciones e investigación documental. 

Perla es licenciada en enfermería, tiene un máster en salud mental y adicciones y estaba  estudiando su doctorado en educación con énfasis en mediación pedagógica, el cual no puede continuar por haber sido despedida. “No pude continuar mi doctorado, he movido todos los medios para seguir estudiando”, me comentó la profesora. 

• El abuelo y catedrático médico que se hizo viral en las protestas de León

A la docente Perla la despidieron en una reunión frente a todos sus compañeros, le dijeron que el despido era por desobediente. Sin embargo, también le dijeron que “no podía seguir trabajando para ellos, porque eran puestos de confianza”.

“Pasé al día siguiente por la dirección, tomé mi carta de despido y nada más”, recuerda.

La supuesta desobediencia de la profesora Perla fue porque desde el 18 de abril, ella y otros médicos apoyaron con puestos médicos a los autoconvocados que eran atacados en las marchas. 

• Héroes, escritores y otros personajes que ha formado la UCA

 

 

De hecho se creó un grupo en WhatsApp integrado por personal docente, médicos y enfermeros que se organizaban para dar atención médica.

“Cada vez que se organizaba una marcha, nosotros organizábamos un lugar donde poner un puesto médico”, me explicó la profesora. 

• ¿Quién es Ramona Rodríguez?

En ese momento había heridos de balas, algunos quemados, la mayoría eran estudiantes, pero ellos aceptaban personas de cualquier bando político. 

 

 

“Somos personas humanistas que debemos ayudar al prójimo, ayudábamos a cualquiera” me dijo. 

Debido a esta labor que realizó Zeledón, los estudiantes le dijeron que se sentían orgullosos de ella porque era la única de su carrera que los apoyaba. 

• ¿Cómo afectaría la ausencia del 6% en la vida de los jóvenes?

Como docente ella les decía que los iba a proteger y “que no iba a permitir que nadie les hiciera daño”. 


Freddy Quezada, el filósofo de muchas generaciones 


Una situación parecida vivió el profesor Freddy Quezada, ex maestro de la carrera de Comunicación de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), en donde dedicó 10 años de su vida a la docencia. 

Después de expresarse abiertamente en contra del gobierno sandinista fue despedido de la UNAN-Managua, cuenta que luego de su salida vivió días bastante tristes al recibir ofensas y amenazas de ex estudiantes. 

• Telémaco Talavera, el ingeniero agrónomo jinotegano

“He tenido la tristeza de ver como alumnos brillantes militan del otro lado (con el gobierno)”, confesó. 

"Le dije a mis alumnos, que si estaban convencidos de la causa, que cumplieran con su deber" dijo Quezada. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

Eso sí, asegura él les dio un consejo a sus estudiantes, “les dije que si estaban convencidos de su causa, que cumplieran con su deber, pero yo iba a cumplir con el mío”.

El profesor se declara defensor de la causa azul y blanco, “yo milito en un bando, lo he dado a conocer a todo el mundo y he sufrido las consecuencias” afirmó.

• Amaya Coppens, la joven belga-nicaragüense acusada de terrorismo

Sin embargo, otro grupo de jóvenes ha mostrado su agradecimiento, pues en sus clases de filosofía vinculaba la ética y “me dijeron que esas lecciones de vida que llegaba a dar, ahora les sirven mucho”. 

Freddy ha tenido una larga trayectoria en las universidades, dio clases en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), en la Universidad Centroamericana (UCA) y UNAN-Managua. “Tengo como 30 años de dar clases, la única universidad grande a las que nunca le di clases, fue a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI)”, confesó.

• La histórica lucha del 6% en Nicaragua

Freddy Quezada impartió clases a varios comunicadores del país. Foto: Nayira Valenzuela / Maje

De hecho él impartió clases a varios comunicadores reconocidos en el país, como Lucía Pineda Ubau, Dino Andino o Verónica Chávez. 


Los daños al sistema de educación

Según el doctor Pastora, el despido de los profesores por no estar de acuerdo con el gobierno sandinista perjudica a las nuevas generaciones, porque privan a los estudiantes de tener un buen conocimiento “somos personas con varios años de trabajar en educación”, comentó el profesor. 

La ex profesora de enfermería Perla Zeledón considera que ahora en la universidad están poniendo los cargos por suplir una necesidad y por conveniencia, eso según ella es un error, porque “no tenés que ser solo un docente, sino amar lo que haces” explicó.

• Daniel Ortega, el estudiante de la UCA que no logró terminar

Esta docente quiso brindarles un último mensaje a todos los estudiantes, “sigan la lucha, pero no llenen sus corazones de odio”.

Los tres profesores creen en que en algún momento llegará la justicia, porque las universidades deben ser promovedoras de una visión crítica, de curiosidad, pluralidad de pensamientos y sobre todo de la ética y la moral. 

Notas Relacionadas

Capturan a José González, estudiante de la Universidad Agraria

José González es miembro del Movimiento 19 de Abril de la UNA y participó en el Diálogo Nacional.

Los mensajes en el “Paseo de la Memoria” de la UCA

Algunas personas que visitan el “Paseo de la Memoria” en la Universidad Centroamericana (UCA), dejaron mensajes de protestas y solidaridad ante la ...