Movimientos que han surgido en Nicaragua, además de la Unidad Azul y Blanco

Cortesía /Maje
La unidad de varios movimientos en Nicaragua para salir de una crisis, no es nueva, en el pasado existieron otros intentos.

Nicaragua ha sido un país sísmico hasta en la política, hay una constante repetición de  hechos que mueven al país con la misma intensidad de un terremoto. 

• El calvario que viven los padres de los presos políticos

A lo largo de su historia, el país ha vivido etapas conflictivas, en la mayoría de los casos se trata de gobiernos que no promueven la democracia. 

Hace una semana se presentó la Unidad Nacional Azul y Blanco, una organización que reúne a varios actores sociales del país, que buscan desde la unidad una salida pacífica del gobierno de turno, el de Daniel Ortega y su esposa y también vicepresidenta Rosario Murillo. 

• Daniel Ortega, el estudiante de la UCA que no logró terminar

La Unidad Nacional busca la reanudación del Diálogo Nacional. Foto: Cortesía/ Maje

Lo curioso es que este tipo de alianzas ya se han conformado antes en Nicaragua a lo largo de diferentes etapas. Hubo movimientos unidos que se presentaron como una posibilidad de salida a una crisis, a continuación te contamos cómo acabaron. 


Junta de Reconstrucción Nacional en 1978

Meses antes que Somoza abandonara el poder, el gobierno de transición ya estaba preparado, se había seleccionado a los miembros que formarían la Junta de Reconstrucción Nacional (JRN). 

• Los hermanos Quiroz presos en La Modelo

Los elegidos fueron Daniel Ortega Saavedra, Sergio Ramírez Mercado, Moisés Hassan Morales, Alfonso Robelo Callejas y Violeta Barrios de Chamorro, la idea era que varios sectores del país tuvieran representación. 

El 17 de julio Somoza huyó del poder, al siguiente día los miembros de la Junta que se encontraban en Costa Rica, viajaron hasta León y en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) se proclamaron como gobierno legítimo, que fue reconocido por la comunidad internacional. 

La Junta de Reconstrucción se presentó en la UNAN-León. Foto: Cortesía / Maje

En ese momento el poder ejecutivo fue ejercicio por la Junta de Reconstrucción Nacional, junto a un Consejo de Estado, que estaba conformado por treinta personas  de distintas tendencias políticas. 

• Las negociaciones de la OEA cuando Somoza abandonó el país

En un principio esta Junta tenía el apoyo de Estados Unidos, la idea era recuperar la economía del país, pero el modelo de izquierda hizo que se crearan confrontaciones. Los norteamericanos dejaron de apoyar económicamente, y más bien financiaron un grupo armado llamado La Contra para derrotar al Frente Sandinista. Así acabó el primer intento de unión. 


La UNO en 1990

Después de la guerra civil apoyada por Estados Unidos, La Contra y el Frente Sandinista llegaron a un acuerdo y producto de ello se hicieron elecciones en 1990, hasta ahora se dice que son las más transparentes de Nicaragua. 

• #UnmajeEditaMaje | La crisis en Nicaragua, abriendo cicatrices emocionales del pasado

Para confrontar al Frente Sandinista se formó la Unión Nacional Opositora (UNO), la fórmula presidencial fue Violeta Barrios de Chamorro y de vice presidente Virgilio Godoy Reyes, del partido Liberal Independiente. 

Violeta Barrios ganó la presidencia con el 55% de los votos,  frente a un 41% de Daniel Ortega. Foto: Cortesía / Maje

Había 14 partidos en la UNO, estaban liberales, conservadores, demócratacristianos, socialcristianos, socialdemócratas, socialistas y comunistas, según información de periódicos locales. 

 Personajes que estuvieron presos en El Chipote

La UNO logró vencer al Frente Sandinista e inició un programa de reconstrucción nacional  que comenzó con la finalización de la guerra civil. La presidenta cumplió con su período de gobierno, y después fue elegido Arnoldo Alemán en su lugar, un político acusado de corrupción. 


La Unidad Nacional Azul y Blanco en 2018

Luego de las protestas que comenzaron el 18 de abril, que como resultado han dejado alrededor de 300 muertos y 300 presos políticos según la oficina del Alto Comisionado de la ONU, 150 mil desempleados y un ambiente de inseguridad ciudadana en el país, varios movimientos de la sociedad civil se unieron para exigir la reanudación del Diálogo Nacional y buscar una solución a la crisis en Nicaragua. 

• Nicolasa Sevilla, la mujer que dirigía las turbas de Somoza

En esta ocasión, la Unidad se formó a partir de  la unión de 43 movimientos. La mayoría son organizaciones jóvenes, como la Coordinadora Universitaria, la Articulación Feminista, Movimiento 19 de Abril de varios departamentos del país, Movimiento Acción Joven Nicaragua, LGTBI Nicaragua o el Grupo lésbico Feminista. 

La Unidad Nacional Azul y Blanco está conformada por 43 movimientos. Foto: Cortesía / Maje

En esta ocasión también se buscan elecciones libres, justicia y una reconstrucción de la Policía Nacional, además de activar la economía del país, pero no se cuenta con un partido político oficial. 

Veremos qué sucede con esta nueva unidad, cada vez estamos más seguros que la historia se repite, lo importante es que ahora son los jóvenes los que tienen un nuevo reto, para cumplir lo que no han podido hacer, las generaciones pasadas. 

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.