El calvario que viven los padres de los presos políticos

Foto: Cortesía / Maje
Los familiares de los presos políticos también se han convertido en víctimas de la represión que vive Nicaragua.

Los estudiantes fueron los primeros en alzar la voz cuando las protestas fueron reprimidas por grupos armados y antimotines.

Ellos han sido el foco principal, por ende ha sido un grupo muy afectado en la sociedad a raíz de la crisis sociopolítica. 

Aunque no solo ellos sufren, sus familiares también se han convertido en víctimas de la represión que se vive en Nicaragua. 

Foto: Cortesía / Maje

El 31 de octubre Amaya Coppens, estudiante de Medicina, cumplirá 24 años, la joven es acusada de terrorismo por salir a las calles a pedir justicia para Nicaragua. El 10 de septiembre fue capturada y desde entonces su familia ha vivido  un calvario.

Amaya Coppens, la joven belga-nicaragüense acusada de terrorismo

“Tenía 15 días de estar sola en mi casa en Estelí cuando me di cuenta de la noticia, fue desgarrador casi me muero del susto pero, en ese momento recibí tantas llamadas de solidaridad, la primera llamada que recibí fue del Cenidh de León y lo primero que hice fue abocarme a ellos”, expresó Tamara Zamora, mamá de Amaya. 

“Los momentos más desgarradores de mi vida”

Tamara comentó que uno de los momentos más desgarradores para ella fue cuando anduvo buscando a su hija en diferentes cárceles, incluso en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) conocida como El Chipote, pero en ningún lugar recibió respuesta.

Tamara Zamora, madre de Amaya Coppens Foto: Cortesía Uriel Velásquez / Maje

“Es una crueldad lo que hacen con las familias de mantenernos en suspenso, yo esperaba cualquier cosa…”, dijo Tamara. 
Hasta un día después, Tamara se enteró que su hija se encontraba en El Chipote. 

Para el papá de Amaya, Frédéric Coppens, la noticia de la detención de su hija no fue necesariamente una sorpresa, “el día anterior había hablado con ella y le insistí en que buscara otra forma de lucha. Le habíamos dicho que tal vez podía ser más útil al movimiento desde un espacio más diplomático y político, pero no cargando adoquines”, contó en una entrevista a El Nuevo Diario. 

Sonreír, una forma de protesta de los “terroristas”

“Ella más bien me colgó el teléfono. Siempre decía que si ella se iba los demás se iban a desmoralizar”, agregó. 

Frédéric Coppens, padre de Amaya Foto: Cortesía Melvin Vargas / Maje

Eso sí, supo de la detención de su hija justo cuando estaba al otro lado del continente, él se encontraba en Bélgica.

Los 20 minutos más fugases 

Tamara recuerda que después de la primera audiencia preliminar de Amaya logró verla unos 20 minutos, que para ella fueron “fugaz”. 

“Al menos me dio tiempo para abrazarla, sentir que está viva; aunque estaba cansada, ella sigue siendo fuerte. Yo sé que no la van a dominar”, dijo. 

Amaya Coppens Foto: Tomada de Facebook / Maje

Tamara no conoce los detalles de cómo fue asediada, pues cuando vio a su hija no quiso entrar en detalles para no preocuparla más. 

Su padre también logró verla 20 minutos, pero hasta ahora no han tenido un encuentro privado, “nos ha dicho que no ha sido víctima de tortura física, pero sí nos contó que después de su arresto la llevaron a la casa zonal del Frente Sandinista de León ¿Por qué?, me pregunto. Ahí fue golpeada no por policías, sino por paramilitares. Luego la llevaron a El Chipote”. 

“Nos sentimos amenazados como familia”

Brenda Gutiérrez, es otra mamá que vive una angustia constante desde que su hijo Kevin Rodrigo Espinoza Gutiérrez fue capturado. 

Edwin Carcache denuncia maltrato en la cárcel

“Esto es un golpe a nivel familiar y a nivel de sus amistades. Como madre es difícil saber que mi hijo está siendo víctima de abuso sicológico y eso es no tener paz, nos sentimos amenazados como familia y nos sentimos indefensos por no saber en qué condiciones está él”, expresa Brenda.  

 Kevin Rodrigo Espinoza Gutiérrez Foto: Tomada de Facebook / Maje

Kevin es un joven universitario de 21 años, es acusado de la quema de la Radio Ya.

Él estudia música en el conservatorio de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) e Ingeniería Agrícola en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y es parte del Movimiento 19 de Abril. 

Brenda cuenta que siempre apoyó a su hijo, “me parecía bonito y agradable saber que mi hijo estaba en defensa de los ancianos, aunque desde el inicio me dio miedo”. 

Medardo Mairena envía una carta desde la cárcel la modelo

El 11 de julio, Kevin fue capturado cuando se dirigía a Masaya, su mamá se dio cuenta por las redes sociales e inmediatamente acudió a los derechos humanos. 

“Llamé a Álvaro Leiva, le dije que mi hijo tenía medidas cautelares, pero él me dijo que eso no le importaba al Gobierno. Me aconsejó que no me moviera porque era de noche, sino yo también iba a correr peligro”, relató Brenda. 

Kevin Rodrigo Espinoza Gutiérrez de camisa blanca Foto: Cortesía / Maje

Al día siguiente Brenda asistió a la cárcel El Chipote, ella miró a su hijo descalzo y golpeado. 

Brenda me comentó que una vez a la semana se le otorga un permiso para llevarle comida a su hijo. 

“Tenemos que ser selectivos con sus alimentos, solo permiten cuatro litros de líquido para 8 días, también llevamos cereales, avena, azúcar y comida prepara, porque ellos tienen derecho a cocinar”, explicó Brenda. 

La mamá de Kevin contó que ve a su hijo una vez al mes por 45 minutos, a través de un vidrio.  

“Quiero ver a mi hijo libre”

Al igual que Tamara y Brenda, Jacqueline Valdivia es otra de las mamás que ha experimentado un cambio en su vida.

A raíz del encarcelamiento de su hijo Nahiroby Olivas, líder estudiantil del Movimiento 19 de Abril de León, la rutina de esta mujer abogada ya no es la misma.

Foto: Cortesía / Maje

“No puedo trabajar porque permanezco en Managua. Ya no duermo, lloro por las noches, sueño con él. Creo que él tiene más fuerza que yo porque me dijo que me calmara que ‘vamos a salir, no dejemos de luchar Nicaragua será libre ’”, contó la madre de Nahiroby.

Nahiroby Olivas, uno de los mejores estudiantes de derecho, acusado de terrorismo

El joven fue capturado el 25 de agosto, ese día Jacqueline decidió participar en la marcha a la que su hijo asistió. Ella recuerda que Nahiroby se despidió de ella y la abrazó, en ese momento sintió una corazonada de que algo malo ocurriría. 

“Hay una gran inestabilidad emocional”

Entre suspiros y lamento, Jacqueline me comentó que fue duro recibir la noticia. “Solo tengo dos hijos y yo soy abogada, no me gusta ir a la policía ni visitarla. No imaginé que a mis 41 años mi hijo de 18 años me le montaran un juicio falso”. 

A Nahiroby se le acusa de participar de la quema del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y de otros negocios, sin embargo su madre aclara que ese día el joven volvió a  su casa  a la una de la tarde, porque en su casa celebraron su cumpleaños con una cena.

Foto: Cortesía / Maje

Desde que el joven fue capturado su madre vive una gran inestabilidad emocional, familiar y económica. 

La madre del joven tiene la esperanza de que su hijo saldrá libre antes del día del juicio que será en diciembre, aunque confiesa que se siente sorprendida pues están pidiendo una ampliación de pruebas para el 11 de octubre, “eso me tiene con los nervios de punta, me tiene desgastada”, concluyó. 

Jacqueline contó que mira su hijo cada 21 días. 

“Ellos son como mis amigos”

Ena Leonor Quiroz, es otra madre que se ha convertido en víctima de la represión que vive Nicaragua. 

Los hermanos Quiroz presos en la modelo

Sus dos hijos, Luis Arnulfo Hernández Quiroz y Bryan Alexander Quiroz, fueron capturados y acusados de terrorismo por el simple hecho de protestar.

 Luis Arnulfo Hernández Quiroz Foto: Cortesía / Maje

Ena es Madre soltera y crio a sus hijos con la ayuda de su mamá y su hermana, cuando su hijo mayor Bryan decidió estudiar en el departamento de Estelí, ella decidió mudarse a esa ciudad para apoyar a su hijo. 

“Los dos eran excelencia académica, de niños eran bailarines y son muy inteligentes, tienen bastante confianza conmigo, son como mis amigos”, contó Ena Leonor Quiroz madre de los jóvenes.

“Que no nos olviden”, el mensaje de los presos políticos en el chipote

Luis, de 21 años, soñaba ser periodista, estudiaba Comunicación en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN- León), mientras Bryan, de 23 años, era estudiante de Turismo Sostenible en la Facultad Regional Multidisciplinaria (Farem Estelí).

La vida de la madre de estos jóvenes cambió por completo, ella cuenta que vive en constante preocupación. 

Bryan Alexander Foto: Cortesía / Maje

“Se me sube la presión, tengo un descontrol en mi organismo de todo, depresión, a veces no duermo mucho, tengo insomnio me pongo a pensar solo en ellos que están injustamente metidos”, dijo Ena. 

Yubrank Suazo, el joven que proclamó territorio libre a Masaya

Al menos 24 jóvenes integrantes del Movimiento 19 de Abril de diferentes municipios del país se encuentran encarcelados. Algunos están a la espera de un juicio, otros ya están siendo procesados. 

En Nicaragua hay más de 300 presos políticos, según sostiene la oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).


 

Notas Relacionadas

Capturan a José González, estudiante de la Universidad Agraria

José González es miembro del Movimiento 19 de Abril de la UNA y participó en el Diálogo Nacional.

¿Murió Lady Vulgaraza?

Lady Vulgaraza no está muerta. La confusión se dio por la noticia del asesinato de una trabajadora sexual conocida como “Lady”.