Nicolasa Sevilla, la mujer que dirigía las turbas de Somoza

IHNCA-UCA.
Nicolasa Sevilla, una mujer que con cartera en mano y malicia por delante, dirigía los ataques a políticos, periodistas y ciudadanos opositores al gobierno de Somoza.

Nicolasa Sevilla se llamaba la mujer que dirigía las turbas de Somoza. Era alta, pelo negro, usualmente cargaba una cartera y se acompañaba por un grupo de guardaespaldas que no daban buen aspecto, en su mayoría eran trabajadores del Distrito Nacional, hoy la Alcaldía. 

• La vida de una mujer trans en la cárcel para hombres

Según el escritor Sergio Ramírez, Nicolasa Sevilla era una lideresa de los Frente Populares Somocistas, es decir, era la persona que manejaba las turbas, “le pegaban a la gente” comentó el escritor. 

Nicolasa y su esposo se beneficiaron del gobierno de Somoza  Foto: IHNCA-UCA / Maje

Nicolasa fue la compañera de vida de Enoc Aguado, un abogado del Partido Liberal, con quien tuvo un hijo. Años más tarde se separó de él y se casó con Eugenio Solórzano, un trabajador del gobierno somocista que dirigía la Asociación de Militares Retirados, Obreros y Campesinos (AMROC), según el libro “Mujeres Somocistas: La pechuga y el corazón de la dictadura nicaragüense”. 

Nicolasa y su esposo se beneficiaban del gobierno de Somoza, por ello entre los dos se encargaban de crear manifestaciones para apoyar al presidente. Ella organizó tres grandes marchas en 1944, 1962 y 1964, donde gritaban “Somoza Forever”. 

Además de juntar a la gente para apoyar a Somoza, Nicolasa también se encargaba de atacar las manifestaciones que se organizaban en contra del presidente de entonces. 

¿Es tiempo de bacanalear? ¿indiferencia o desahogo?

Una publicación del periodista canadiense William Krehm, titulada “Llamado a todas las prostitutas”, describe cómo actuaba  Nicolasa Sevilla. En ese texto, Krehm relató que un grupo de mujeres vestidas de negro iban en una marcha exigiendo la liberación de 600 presos opositores, “llegaron unas turbas a las protestas, las bofetearon y las escupieron”.

Se dice que Nicolasa en los años 60, siempre llevaba en su cartera una pistola, además tenía guardaespaldas armados, de acuerdo al Libro “Mujeres Somocistas: La pechuga y el corazón de la dictadura nicaragüense”. 

Nicolasa Sevilla, empezó siendo fanática de Somoza García. Foto: Cortesía / Maje


¿Cómo funcionaban las turbas de Somoza? 


“Las turbas de Sevilla” le decían en ese entonces. Según el escritor e historiador Onofre Guevara, esta mujer perseguía estudiantes, “no disparaban pero usaban garrotes”, afirmó. 

Las turbas que dirigía Nicolasa Sevilla estaban conformadas por trabajadores del Distrito Nacional de entonces, actualmente conocido como la “Alcaldía”. Era gente que laboraba en la limpieza de la ciudad, los sectores más bajos de la sociedad. 

Nicolasa Sevilla dirigía las turbas compuestas por trabajadores del Distrito Nacional. Foto: IHNCA-UCA / Maje

“Lo que la mandaban a hacer ella lo hacía, por ejemplo, golpear a un político de oposición” comentó Onofre Guevara. 

Cometieron dos asaltos famosos, uno fue en la Radio 590 y el otro en la Radio Mundial, porque en esos medios realizaban reuniones políticas. Las turbas llegaron y destruyeron las instalaciones, varias personas salieron heridas.

En ese entonces, Fabio Gadea era locutor de la Radio Mundial, me comentó que en las instalaciones de este medio, se estaba dando una reunión entre políticos conservadores. 

Estudiante se declaró en desobediencia estudiantil ante autoridades de la UNAN-Managua

Producto del ataque a las instalaciones de la radio, Manuel Arana quien era el dueño, salió herido, incluso estuvo en el hospital inconsciente. Luego del ataque de las turbas, 20 minutos después llegó la Guardia Nacional, pero Gadea no recuerda si se interpuso una denuncia, aunque admite que habría sido inútil hacerlo. “A esa mujer (Nicolasa) la gente le tenía miedo” comentó. 

También asaltaron La Casa del Maestro, que era un sindicato independiente de profesores antisomocistas, ellos cada cierto tiempo publicaban comunicados haciendo reclamos al gobierno de Somoza.


Los titulares de prensa dedicados a Nicolasa Sevilla 


El diario La Prensa, que era el principal periódico que se oponía  a la dictadura en ese entonces, durante los meses de julio y agosto de 1944 le dedicó algunos titulares a Nicolasa Sevilla y sus turbas. 

La Prensa era el diario que más criticaba a Nicolasa Sevilla. Foto: Maje

Nicolasa Sevilla se ha vuelto una amenaza social” decía un titular de La Prensa del mes de julio. La nota explicaba que esta mujer insultó a la esposa e hija del senador Joaquín Gómez R, agredió en el estómago a doña Bianca de Bonge y golpeó a la señorita Julia Dora Lacayo. 

Durante los siguientes días, los titulares en La Prensa no cambiaron sobre la perspectiva de Nicolasa Sevilla, “Continua una amenaza pública”, decía otro. 

“El día de ayer Sevilla anduvo en un carro junto con tres mujeres más de su clase, atentando contra apreciable personas, varias veces distinguidas señoritas fueron protegidas por caballeros que se dieron cuenta de la amenaza que ella (Nicolasa) profería”, narró el periodista en el texto. 

Violeta Barrios de Chamorro, así se convirtió en la primera presidenta de Nicaragua

A pesar de la denuncia oficial que había en contra de Nicolasa Sevilla, no fue acatada la orden de detención dictada por el juez en contra de esta mujer, “el señor juez informó a nuestro redactora, que había dictado orden de detención contra Nicolasa, pero no fue acatada por las autoridades”, escribieron en La Prensa. 

Nicolasa Sevilla agredió a una periodista de La Prensa. Foto Maje

Según un testimonio de una redactora de este mismo diario, ella fue agredida por Nicolasa Sevilla porque  escribía en contra del gobierno de Somoza, “iba caminando por la plaza El Caimito, cuando fui agredida y golpeada por Sevilla” relató la periodista. 
La redactora intentó defenderse, pero Sevilla la acusó con un Guardia de portar un arma en su cartera.

El  feminismo en la época de Somoza


Durante el gobierno de Somoza, existió el Ala Femenina Liberal, una organización que utilizó Somoza Debayle durante la campaña electoral de 1957. 

La idea era darles importancia política a las mujeres en Nicaragua, pero según la escritora Victoria González en su libro “Mujeres somocistas: La pechuga y el corazón de Nicaragua”, el Ala Femenina creó una red de mujeres a nivel nacional, pero lo hizo para promover a Somoza como presidente. 

Incluso en 1956, se compuso una canción para las mujeres y la política.


“Pronto vamos a votar


Pronto vamos a votar 


Y Somoza vencerá 


Compañeras a votar 


Compañeras a votar 


Con el Boogie-Wogie So 


Con el Boogie-Wogie Mo 


Con el Boogie-Wogie Za”


Nicolasa Sevilla solo formaba parte de una red extensa que tenía el gobierno de Somoza para atraer simpatizantes y deslegitimar a opositores a través de las mujeres. Sevilla se encargaba de organizar a las mujeres de sectores populares. 

De cómo acabó Nicolasa Sevilla se sabe poco, se dice que fue encerrada cuando triunfó la Revolución Sandinista, pero Tomás Borge decidió dejarla en libertad, vivió sus últimos días en el norte del país, donde murió en los años ochenta. 

Notas Relacionadas

Netflix podría bajar las tarifas de suscripción

La empresa ya está probando disminuir las tarifas en varias partes del mundo.

El nieto de Pedro Joaquín Chamorro, que denuncia al gobierno sandinista en Harvard

Mateo Jarquín estudia en la Universidad de Harvard su tesis doctoral sobre la revolución sandinista y actualmente está realizando presentaciones so...