“Si defender derechos humanos te convierte en terrorista, pues somos terroristas”

Karla Esquivel Sandino y Mildred Rayo Ramírez, dos jóvenes que se integraron a las protestas desde el 18 de abril, trabajan en el comité de organización de la Coalición Universitaria.

Ambas comparten la misma casa de estudios, ambas salieron a las calles desde el primer día de las protestas en Managua; por casualidades de la vida ambas trabajan en la lucha por autonomía universitaria, justicia, derechos humanos y una verdadera democracia en Nicaragua.

Karla Esquivel Sandino, estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y Mildred Rayo Ramírez, estudiante de Arquitectura en la UNI, son miembro de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN).  

Karla y Mildred, miembros de AUN. Foto: Alex Pérez / Maje

En la universidad jamás se vieron; desde que iniciaron las protestas de abril decidieron entregarse a esta causa. Actualmente trabajan en el comité de organización y movilización desde su movimiento.

•  Victoria Obando, la joven trans acusada por protestar

De las redes a las calles

El papá de Karla es pensionado, con las reformas que había impuesto el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), él hubiese salido afectado. Karla decidió protestar desde las redes sociales por esa reforma.

“El 19 de abril yo andaba con la espina de aportar a la causa, y me fui con esa idea al trabajo”, recordó Karla.

Protestas en el sector de catedral. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Ella laboraba en una tienda, ese día decidió cerrar temprano el negocio; posteriormente echó en su mochila otro par de zapatos, una camisa y se fue a la UNI. Varios de sus amigos estaban por la zona de la Catedral de Managua. 

Ese día cinco jóvenes resultaron heridos en la UNI. Luego se dieron cuenta que murió el primer joven en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), en ese momento Karla junto a sus compañeros lloraron.

“Viene la Juventud Sandinista, prepárense”

Al día siguiente, Karla decidió llevar ayuda a la Catedral de Managua. Debido al asedio de la Policía Nacional, los que estaban protestando en ese lugar decidieron moverse a la UNI.

Karla recuerda que uno de sus compañeros gritó “ahí viene la Juventud Sandinista (JS), prepárense”.

•  Byron Estrada, de estudiante aplicado a “terrorista”

“Todos nos movimos a un edificio de la UNI, comenzamos a preparar los  morteros y las piedras. Solo estábamos como tres mujeres, el resto eran varones. Yo era mecha de un mortero”, narró Karla.

Karla Sandino. Foto: Alex Pérez / Maje

“Llegó la Juventud Sandinista desbaratando todo, iniciaron con el edificio de posgrado, luego a la parte de arquitectura y también desbarataron ese lugar”, comentó la joven.

Los miembros de la JS, no sabían que había un grupo de jóvenes en ese edificio, cuando la JS intentó subir, Karla junto a sus compañeros gritaron “plomo” y comenzaron a detonar todos los morteros, los miembros de la JS salieron corriendo y por eso no los agredieron.

El 20 de abril, Karla se trasladó a la Upoli, también se atrincheró en esta universidad y participó de varias actividades. Posteriormente consideró que esta lucha tenía que realizarse de forma más organizada y decidió integrarse a AUN.

“Yo no puedo estar aquí, necesito salir”

El miércoles 18 de abril, Mildred recuerda que se encontraba en clases mientras se estaba realizando el plantón frente a la Universidad Centroamericana (UCA).

•  Sonreír, una forma de protesta de los “terroristas”

Su profesor hablaba y hablaba, pero la mente de esta joven no estaba en esa aula de clases, sino en la protesta que se estaba realizando a unos pocos metros.

Mildred Rayo Ramírez. Foto: Alex Pérez / Maje

A pesar que tenía un pie lesionado decidió ir a la protesta, varias compañeras de clases la acompañaron. “Ahí estaba la camioneta, los buses con la JS, nosotras al inicio caminábamos con miedo; andaban con tubos, con morteros, yo me quedé impresionada”, expresó Mildred.

El 19 de abril ella llegó a su trabajo, pero no se podía concentrar, así que le pidió permiso a su jefe para ir a las protestas en la UNI.

“Ella (Karla) pasó en el portón principal de la UNI, yo lo pasé en el portón de atrás”, comentó Mildred.

Al inicio de las protestas algunos jóvenes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN) estaban apoyando, pero después los dejaron solos.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

Uno de los momentos que Mildred siempre recordará cuando estuvo atrincherada en la UNI, fue cuando otro grupo de chavalos quería entrar para brindar apoyo.

“Cuando ven que nosotros estamos a la defensiva, lo primero que hacen es levantar las manos y mostrar su carnet, en ese momento  todos gritamos ‘somos los mismos’, después fue un ambiente de hermandad increíble”, narró.

La evolución de las protestas

Quitaron los tranques, las barricadas, no hay jóvenes atrincherados en las universidades; con eso pensaron que se iba a solucionar la crisis, pero no fue así, consideran las estudiantes.

•  Dolly Mora: “En cualquier lucha por los derechos humanos, ahí estamos las feministas”

“Decidimos cambiar nuestra estrategia, contactando a instituciones internacionales que podían sancionar al Gobierno en determinado momento”, agregó Karla.

El aumento de la represión por parte de Daniel Ortega y Rosario Murillo, es el reflejo que todas estas acciones están dando frutos, comentaron.

Barricadas en Masaya. Foto: Oscar Sánchez / Maje

“Nosotros transcendemos a cualquier tranque que ellos (el Gobierno) nos pongan”, expresó Mildred.

Desaparecer a los líderes

Varios líderes universitarios y personas que se han destacado por su labor desde que inició la crisis, están siendo capturados y acusados con el cargo de “terroristas”.

 “Quieren eliminar a cualquier costo a la gente que está contra ellos, pero no entienden que esto es un pueblo que comenzó como autoconvocado, se lleven a quién se lleven, no nos callarán”, manifestó Mildred.

“Su represión ha trascendido para tratar de retenernos, es como decimos nosotros, cortan la cabeza de un líder y aparecen cinco más”, agregó Karla.

Uno de los golpes más duros para ellos, fue la captura de Edwin Carcache; después recordaron las palabras de Edwin, decidieron que debían luchar con más ánimo para lograr la libertad de su compañero.

Edwin Carcache es luchador de una Nicaragua libre. Foto: Orlando Valenzuela / Maje

El día que capturaron a Carcache, la policía también se llevó a otros jóvenes, entre ellos Arianna Moraga, pero fue liberada en poco tiempo. La última vez que Arianna vio a Carcache, este le cerró un ojo y tiró un beso, era un gesto común de él para dar ánimo.

•  Edwin Carcache, papá y líder

“No ser tan mediáticas es una estrategia”

Karla y Mildred trabajan el comité de  organización y movilización, “nosotros somos la retaguardia, trabajamos una de las partes más difíciles, con más riegos”, comentó Karla.

Por su trabajo no aparecen de forma seguida en las cámaras, “ser un rostro visible es como tener una pistola en la cabeza”, dicen. 

Karla Sandino. Foto: Alex Pérez / Maje¿Qué sienten cuando las acusan de terroristas?

“Si llevar comida, si mover gente en riesgo, si trasladar heridos a hospitales, te convierte en terrorista, pues somos terroristas”, manifestó Mildred.

“Desear una verdadera democracia, si defender los derechos humanos, incluso inflar un globo te convierte en terrorista, pues somos terrorista”, agregó.

  #UnMajeEditaMaje | La “fuga de cerebros” que ha vivido Nicaragua

Si llegan a capturarlas, aseguran que van a hacer lo mismo que los demás presos políticos, sonreír, porque ellas están orgullosas del trabajo que han realizado.

Mildred Rayo Ramírez. Foto: Alex Pérez / Maje

El día que Ortega deje el poder

Desde que iniciaron en esta lucha, se han imaginado cómo sería el día que Daniel Ortega deje el poder. Ellas comparan la celebración con un mundial de futbol, donde Nicaragua gane después de un difícil partido.

Será un día de alegría, los morteros no dejarán de sonar y no existirán los “árboles de la vida” en Managua, expresaron.  

A largo plazo se imaginan una Nicaragua en democracia, donde los Poderes del Estado tengan independencia, exista una verdadera inclusión de la Costa Caribe, y la participación de los jóvenes en la toma de decisiones.

Notas Relacionadas

#UnaAcciónPorMiPaís, de las redes sociales a la acción

Surge una iniciativa que consiste en realizar pequeñas acciones cívicas y compartirlas en las redes sociales con la etiqueta #UnaAcciónPorMiPaís.

Protestas cívicas que han cambiado la historia

La lucha por el voto femenino, la revolución de terciopelo, las protestas en Ucrania y Nicaragua, son algunos de los movimientos ciudadanos que han...