#UnmajeEditaMaje | La “fuga de cerebros” que ha vivido Nicaragua

Estudiantes talentosos abandonaron sus metas académicas y laborales ante la violencia y represión que vive Nicaragua. Hoy se encuentran en el exilio, en el inicio de un nuevo ciclo.

Buscar otro país para huir de la violencia y represión, separarse de la familia, amigos; dejar las metas académicas y laborales para sobrevivir en un país desconocido, es la situación que viven muchos jóvenes actualmente.

Tema original de: Un maje edita Maje

En el nuevo formato de nuestro sitio web “Un maje edita Maje”, conversamos con Julio Dolmus, un estudiante de idiomas que está experimentando la separación de amigos cercanos producto de la crisis.

Por esta razón recopilamos historias de algunos jóvenes que optaron por el exilio, y en países ajenos iniciar un nuevo ciclo.

Universitarios en las protestas. Foto: Óscar Sánchez / Maje

Muchos de ellos tienen como principal destino para emigrar Costa Rica, y otros países donde nicaragüenses no migran de forma regular.

Cantar para conseguir dinero

Una vez que terminara la universidad, la meta de Gabriel Moncada era emprender sus propios proyectos y colaborar con sus padres.

•  ¿Cómo surgió el lema “A la libertad por la universidad”?

Este joven de 19 años y originario de Managua, es parte de los 23 mil nicaragüenses que han huido a Costa Rica, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Llegó a territorio costarricense con un primo; otros miembros de su familia no lograron salir de Nicaragua por falta de recursos económicos.

Migración. Foto: Cortesía / Maje

“El proceso ha sido muy difícil, estar en un lugar donde no conoces a nadie es muy desgastante psicológicamente,  más porque el dinero es limitado, el estrés por lo que pasa en Nicaragua y por lo que puede pasar; es una lucha día a día”, relató.

El joven que estudiaba Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), no tiene un trabajo formal en Costa Rica. Para sobrevivir y reunir dinero, a veces toca la guitarra con un amigo en la avenida principal de San José.

“Extraño todo de Nicaragua, amigos, familia, lugares y momentos que ahora los veo tan lejos”, añadió el joven.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

“Veo al pueblo de Costa Rica como hermanos”

En ese mismo país y con una situación un poco más favorable está Roger Quintanilla.

Un joven que dejó sus clases de Arquitectura en la Universidad Centroamericana (UCA), y está preparándose para el examen de admisión de la Universidad de Costa Rica (UCR) y continuar con sus estudios.

•  Becas para estudiar fuera de Nicaragua si sos joven universitario

“Tomé la decisión de salir del país debido a la creciente violencia en las calles de Managua contra los jóvenes como yo”, comentó Roger.

Este joven de 18 años participó en varias marchas y apoyó a los estudiantes de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) y la UNI.

Jóvenes en las protestas. Foto: Oscar Sánchez / Maje

Sentía que su vida estaba en riesgo y sus padres apoyaron la decisión que viajara a Costa Rica, en donde ahora vive con unos amigos que también emigraron. 

“No ha sido muy difícil la adaptación, primero porque veo al pueblo de Costa Rica como hermanos, convivir con ellos no es complicado. Segundo por mis amigos acá, que nos hemos ayudado muchísimo entre nosotros”, manifestó Roger.

“Siempre es lindo conocer otras culturas, aunque sea un país vecino tienen perspectivas distintas hacia varios temas, y es interesante también conocer otras costumbres”, añadió.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

Roger extraña su vida anterior, pero asegura que es una etapa por la que debe pasar.

“No logré graduarme con honores”

De los pasillos de la universidad, de estar un poco estresado por la tesis para culminar sus estudios y en búsqueda de oportunidades laborales dentro de su carrera; a tener que sobrevivir en otro país desde hace dos meses; así cambió la vida de José Morales Aburto.

•  El mejor homenaje que ha recibido Carlos Tünnermann en su vida

“Chepito”, como le dicen sus amigos, estaba en cuarto año de Comunicación Empresarial y Relaciones Públicas en la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC); tiene 20 años de edad y es originario de Diriá, Granada.

Hasta antes de la crisis, una de las metas de José era graduarse con honores y optar por una beca fuera del país; pero él y su familia estaban siendo asediados por personas afines al Gobierno por involucrarse en las protestas.

José Morales en las protestas de Managua. Foto: Cortesía / Maje

“Tuve que salir porque mi familia y yo fuimos perseguidos por involucrarnos  en esta lucha, que es un derecho humano y constitucional”, expresó José.

Varios de sus familiares fueron arrestados, por su hogar pasaron disparando en varias ocasiones y la casa de su tío fue saqueada.  

“Salir de tu tierra, dejar tus proyectos, tu círculo social, tus sueños, es muy complicado”, expresó el joven.

José Morales en las protestas de Managua. Foto: Cortesía / Maje

Tiene la esperanza que pronto volverá a su país, por el momento quiere estabilizarse en Costa Rica y optar por una beca.

Costa Rica, el principal destino

Debido a la posición geográfica, mejor situación económica y social, Costa Rica es el principal destino para emigrar de los nicaragüenses.

Hasta julio de este año, alrededor de 23 mil nicaragüenses intentaron tener asilo en Costa Rica a raíz de la crisis sociopolítica, según información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Aeropuerto de Managua. Foto: Cortesía / Maje

Esta información la brindó el portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), William Spindler, en rueda de prensa en Ginebra.

La cifra de solicitudes de asilo en Costa Rica es de 200 al día, según ACNUR quiere colaborar con este país para incrementar esta cifra a unas 500 diarias.

•  Sonreír, una forma de protesta de los “terroristas”

Sin embargo, Guatemala, Honduras, Canadá y países europeos, son destinos a los que está optando otra parte de nicaragüenses que buscan oportunidades laborales ante la afectación económica, el desempleo y la inseguridad ciudadana en Nicaragua.

 “De abogado a constructor”

Julio Dolmus desde hace 10 años conoce a Marvin Martínez (nombre ficticio). Su amigo trabajaba para una institución del gobierno en el área jurídica, pero fue despedido por opinar diferente.

Así que dejó las leyes por las herramientas de construcción. El abogado de 26 años actualmente trabaja como obrero en Panamá.

Imagen: Pixabay / Maje

A pesar de no estar laborando en su área, Marvin se siente más seguro en este país. Entre sus planes está volver a Nicaragua cuando Daniel Ortega y Rosario Murillo ya no esté en el poder.

“Tenían miedo que paramilitares me secuestraran”

Al  otro lado del continente está Alejandro González (nombre ficticio), un joven que vivió encerrado sus últimos días en Nicaragua por temor a ser secuestrado.

Ahora “estoy en un país de Europa que prefiero no decir, me vine solo, primera vez que me subí en un avión, primera vez que hacía un viaje tan largo, primera vez que salía por huir del peligro, por el bien de mi salud mental y física”, manifestó el joven.

Imagen: Pixabay / Maje

Antes que iniciara la crisis en Nicaragua estudiaba Comunicación en la UCA, “pasaba todo el día en la universidad porque también me relajaba quedarme sentado en una banca escuchando música, leyendo o platicando con mis amigos”, comentó Alejandro.

En sus clases llevaba un promedio global mayor a los 90 puntos, una vez concluida su carrera tenía planeado estudiar una especialización y buscar un empleo.

Imagen: Giphy / Maje

Entre las situaciones que más le han afectado es ver la muerte de tantas vidas inocentes, cuando se dio cuenta que mataron a un amigo de secundaria, no ver a sus amigos desde el mes de abril, tener que adoptar medidas extremas de seguridad y  el peligro en las calles.

•  Victoria Obando, la joven trans acusada por protestar

“Si tuviera la certeza que el gobierno Ortega-Murillo abandonara el poder mañana, ese mismo día pido regresarme a Nicaragua”, concluyó el joven.

La represión de las protestas aumenta cada día en Nicaragua, ahora hasta un globo color azul o blanco representa un peligro en las calles para el partido de Gobierno.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maje Nicaragua (@majenicaragua) el

 

Jóvenes con mucho talento dejaron sus metas, familia y amigos para huir de esta situación.

Para terminar este trabajo me gustaría citar un fragmento de la canción Autobiografía, del cantautor nicaragüense Luis Enrique:

“Vivo marcado por tres franjas son dos azules y una blanca, por donde voy llevo mi patria, viva donde viva yo me siento en casa”.

Notas Relacionadas

La navidad roja de Nicaragua

Una denuncia realizada por la comunidad de los indígenas en contra del gobierno sandinista, se convirtió en una navidad roja.