Las negociaciones de la OEA, cuando Somoza abandonó el país

Cortesía /Maje
Durante la época de Somoza, se negoció la salida del presidente con la comunidad internacional.

“Cómo la historia se repite…”, me dijo el escritor Sergio Ramírez. Actualmente estamos viviendo situaciones muy parecidas al pasado. Corría el año 1978,  cuando una Comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) llegó a Nicaragua.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) había avanzado en su lucha contra la Guardia Nacional, mientras el grupo de “Los Doce” se había involucrado directamente con el Frente y era el encargado de llevar las negociaciones.

• Paula Bertol, la argentina que critica a ortega en la OEA

Sergio Ramírez, miembro de Los Doce, fue elegido para participar en las negociaciones con la OEA. El escritor relata que la idea de la comunidad internacional era establecer un aterrizaje suave, hacer un plebiscito, para que la gente votara si Somoza se quedaba o no.

Somoza y su familia. Foto: Cortesía / Maje

 

En aquella época todavía no existía en la Constitución Política la posibilidad de hacer un plebiscito. Ahora, en la Ley 475, en el artículo IV se establece que se puede realizar un plebiscito e incluso un referéndum en Nicaragua.

Somoza Debayle fue elegido presidente en las elecciones de 1974, por lo tanto podía seguir en el poder hasta 1981.

Ramírez cuenta que durante las negociaciones nunca se reunieron con la delegación de Somoza Debayle, porque eran encabezadas por el canciller Julio Quintana, como sucede ahora.

• Relatos de Onofre Guevara, el compañero de cárcel de Daniel Ortega

“Nos reuníamos con el cardenal Miguel Obando, él era el intermediario, llevaba las razones. Somoza primero dijo que sí, que iba a realizar el plebiscito”, relata el escritor.

Los Doce participaron en las negociaciones con la OEA. Foto: Cortesía / Maje


 

Así acabó el diálogo

Después de varios meses negociando, los representantes de la oposición a Somoza se dieron cuenta que el presidente no aceptaría realizar el plebiscito.

“En diciembre decidimos que no podíamos seguir en ese juego”, dijo Ramírez, quien explica que el Frente Sandinista rechazaba todo el sistema somocista. Es decir, ellos no aceptaban que solo Somoza abandonara el poder porque todo quedaría igual, la misma Guardia Nacional y el mismo Partido Liberal.

“El país necesitaba un cambio profundo”, afirma Ramírez.

• La historia de El chipote, la cárcel más temida de Nicaragua

Después de renunciar al diálogo con Somoza,  Los Doce decidieron asilarse en la embajada de México, y eso fue un golpe publicitario contra el gobierno de Somoza.

“Somoza se sorprendió”, recuerda Ramírez. Los Doce estuvieron en la embajada de México desde noviembre hasta mediados de diciembre de 1978.

La comisión de la OEA abandonó el país, “pero eso era una palada de tierra en el hoyo de Somoza”, dice el escritor.

Negociaciones antes del triunfo 

Meses antes que Somoza abandonara el poder, se comenzó a conformar la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, con la idea de que varios sectores de la sociedad estuvieran representados.

Por ello invitaron a Violeta Barrios de Chamorro, Alfonso Robelo, presidente del Consejo Superior de la Iniciativa Privada (Cosip); Daniel Ortega, por la Dirección Nacional del Frente Sandinista; Sergio Ramírez, por el grupo de Los Doce y Moises Hassan, representando a una Coalición de grupos de izquierda.

• OEA crea Comisión Especial para Nicaragua

Con la nueva junta formada, Estados Unidos se involucró en las negociaciones. “El embajador de Estados Unidos me decía, yo tengo en el bolsillo la renuncia de Somoza”, cuenta Ramírez.

Denis Moncada canciller del gobierno de Daniel Ortega en la OEA. Foto: Cortesía / Maje

En ese momento lo único que pudo negociar Somoza, fueron garantías de vida para él y su familia, con una lista que según Sergio Ramírez, él mismo elaboró. “Se fueron en los aviones que él contrató”.

Además, pidió garantías para que los diputados de su partido pudieran salir del país, que los oficiales de la Guardia Nacional se quedaran en Nicaragua y trabajaran junto a los guerrilleros del Frente Sandinista.


¿Cuál era el plan para la transición de poder? 

Asesinato de Somoza en Paraguay. Foto: Cortesía / Maje

El plan empezaba con la salida de Somoza del país, horas después el Congreso nicaragüense elegiría al entonces vicepresidente Francisco Urcuyo, como nuevo presidente de Nicaragua. 

Los planes continuaban con que Urcuyo renunciara a la presidencia y en el aeropuerto le daría la banda presidencial al cardenal Miguel Obando, quien esperaría la llegada de la Junta de Gobierno (que venía de Costa Rica)  para entregarles el poder

• Nahiroby Olivas, uno de los mejores estudiantes de derecho, acusado de terrorismo

Pero ocurrió un imprevisto, Francisco Urcuyo, una vez electo presidente, no quiso renunciar. “Los primeros sorprendidos fueron los gringos”, comenta Sergio Ramírez.

Triunfo de la revolución sandinista. Foto: Cortesía / Maje

 

En Estados Unidos llamaron a Somoza, quien ya se encontraba en territorio estadounidense; le dijeron que si Urcuyo no renunciaba, él sería deportado a Nicaragua.

Somoza huyó de Estados Unidos, primero se fue a Guatemala, luego se trasladó a Paraguay, donde el 17 de septiembre de 1980 unos guerrilleros argentinos le dispararon y murió instantáneamente.

 "Los enemigos", el poema de Neruda que leyó un embajador para referirse de Nicaragua

Aunque Urcuyo no renunció, las fuerzas del Frente Sandinista entraron triunfantes en Nicaragua y la Junta de Gobierno asumió todo el poder.

 

Notas Relacionadas

Eclipse lunar 2019🌙 ¿A qué hora verlo en Nicaragua?

El eclipse lunar en Nicaragua podrá ser apreciado a partir de las 9:00 pm.

Nicas hacen en Costa Rica lo que en Nicaragua no pueden: marchar 🇳🇮🇨🇷

La comunidad de nicas exiliados en Costa Rica salió a las calles de forma masiva para demandar “unidad, democracia y libertad” en Nicaragua.